Sólo la economía china crece más rápidamente que la turca

El milagro turco: De país de emigrantes a segunda economía emergente del mundo

Turquía ha logrado frenar su 'fuga de cerebros'. Los jóvenes altamente cualificados que tradicionalmente emigraban a países europeos, regresan a su país de origen para establecerse, ya que ningún otro país de su entorno ofrece mejores oportunidades en el momento actual.

El milagro turco: De país de emigrantes a segunda economía emergente del mundo
El milagro turco: De país de emigrantes a segunda economía emergente del mundo

Los expertos hablan de "una nueva era" en en el país euroasiático. La tendencia tradional de los jóvenes turcos a emigrar a las grandes potencias occidentales, como Alemania o Estados Unidos, se ha invertido, y ahora una élite de jóvenes profesionales altamente cualificados regresan a Turquía para establecerse y crear sus propios negocios, según ha publicado el diario 'Wall Street Journal'.

Durante décadas, Turquía ha asistido a una implacable 'fuga de cerebros' que ha provocado que algunos de sus más brillantes talentos copen las mejores universidades del mundo y puestos de relevancia en algunas de las compañías más influentes.

Sin embargo, mientras los mercados desarrollados hacen esfuerzos por mantener su crecimiento económico en plena crisis de deuda, Turquía ha despuntado y se ha convertido en el perfecto reclamo para que todos estos profesionales regresen. No en vano, el año pasado, la economía turca creció más rápido que la de ningún otro país emergente excepto China.

"Esta tendencia se va a mantener. Los turcos por primera vez vemos oportunidades de negocio en nuestro país, lejos de la inestabilidad política y financiera a la que estabamos acostumbrados en el pasado", asegura una de las muchas empresarias que ha probado suerte en su propio país.

"No es que queramos ser un pez grande en una poza pequeña, sino que existe una demanda creciente y queremos estar ahí para satisfacerla", afirma otro antiguo emigrante. "Estoy convencido de que los repatriados nos convertiremos en una fuerza motora de la sociedad turca en los próximos años y me alegro de formar parte de esto", proclama.

Es posible que el próximo 'Facebook' o 'Twitter' pueda ser 'made in' Turquía

Sector tecnológico a la cabeza

Uno de los sectores que más proyección tiene dentro de la economía turca es el tecnológico, que ha crecido sin mesura en torno a Estambul en los últimos años, hasta el punto de haberse convertido en centro neurálgico del e-commerce. Según datos del Interbank Card Center, el comercio online creció un 57% en la región durante 2011 y Turquía ya ocupa el puesto 13º entre los mercados más grandes en Internet.

Esta demanda creciente hace que jóvenes turcos que antes se establecían en Silicon Valley (California), ahora se planteen fundar sus compañías de tecnología en suelo turco. "Estamos asistiendo a un verdadero 'boom de empresas tecnológicas', no solo en términos cuantitativos sino también cualitativos. En los próximos años, no sería de extrañar que alguna compañía de Internet turca tenga un impacto global en el mercado internacional", considera uno de estos profesionales recién llegado a Estambul, que sugiere que el nuevo Facebook o Twitter pueda ser 'made in Turquía'.

'Boom económico' no exento de riesgos

Resulta paradójico que esta potencia económica pueda surgir frente a las costas de Grecia, el país europeo que más ha sufrido las consecuencias de la crisis. Una de las principales razones del despegue económico de Turquía, frente a otros estados europeos, es que la mitad de su población tiene menos de 30 años. En la Unión Europea, por el contrario, la pirámide demográfica demuestra que la población ha envejecido hasta el punto de suponer un riesgo para el sistema de pensiones.

Sin embargo, la economía turca no está exenta de riesgos. Economistas y agencias de rating alertan de que el crecimiento económico no está siendo equilibrado ya que la creciente demanda interna está generando un déficit por cuenta corriente del 10% del PIB, lo cual hace que el país sea vulnerable ante interferencias externas. Asimismo, las empresas se quejan de que los impuestos no son competitivos y que la regulación es onerosa en relación a otros países más desarrollados. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba