Economía

'The Economist' advierte a Rajoy de que le queda un largo camino por delante para recuperar el país

El prestigioso semanario británico, que tantas “alegrías” nos ha dado, señala que España está haciendo bien su trabajo pero que debe tener cuidado con tres cosas: la vuelta al endeudamiento, un déficit por cuenta corriente al caer las importaciones, y un aumento de la desigualdad sin precedentes

El semanario británico nos da un respiro tras duras portadas e hirientes artículos
El semanario británico nos da un respiro tras duras portadas e hirientes artículos Flickr - cvarifar

“España, como siempre, en transición”. Puede parecer el primer puyazo de la prensa británica, pero nada más lejos de la realidad. El semanario británico, que ha dedicado a España unas cuantas portadas y artículos viperinos, nos ha dado una palmadita en la espalda. Tenemos razones para alegrarnos, dicen los británicos. Nos estamos curando de la resaca de la fiesta de la burbuja. No obstante, 'The Economist' es comedido con su euforia. “Aún queda mucho camino por recorrer”, señala al final.

Las claves

Según 'The Economist', el crecimiento está acelerando la creación de empleo, abriendo el camino para un nuevo círculo virtuoso de demanda incrementada y más empleos. Las predicciones de crecimiento se están revisando al alza, algunas casi al 2%. Destacan también el enorme esfuerzo de reducción del déficit presupuestario del 5,8% al 5,5%. “Incluso Rajoy, […] parece sorprendido por el ritmo de recuperación”, apunta el semanario. Incluso señalan que “los inversores han llegado con fuerza, con la esperanza de que pronto vuelva la fiesta”. No hace tanto tiempo nos denominaban parte de los famosos PIIGS.

Cautela

Pero no todo es alegría para los británicos. Debemos tener cuidado con la trampa del crédito fácil, un “viejo vicio” para este semanario. La economía podría caer en un sistema de dos niveles, con trabajadores pobremente formados y empresas por debajo del tamaño que deberían tener. Las empresas siguen debiendo un 120% del PIB y además, a algunas se les permite continuar existiendo ignorando el impacto sobre sus presupuestos de la burbuja inmobiliaria. La exportación ha aumentado de forma considerable, pero esto no es suficiente para 'The Economist'. Las compañías con más de 250 empleados solo representan el 41% del empleo español. La receta secreta para que la economía se recupere pasa por conseguir que las pymes se transformen en grandes empresas, pero 'The Economist' señala que hay dos grandes problemas para ello: que suelen ser empresas familiares, y de corte conservador.

Desigualdad: la gran asignatura pendiente

Por último, 'The Economist' nos dice que la educación está dividida entre una élite estudiando en las mejores escuelas de negocios, mientras que otros están condenados a lidiar con universidades públicas y estatales que no consiguen ni siquiera estar en el top 150 de los rankings mundiales, expulsando a aquellos que repiten y la corrupción en los programas de formación. Según la OCDE, la desigualdad en España ha aumentado en el periodo de 2007 a 2011 más que en otro país miembro. Todo esto, según 'The Economist', ha provocado que una gran parte del voto en las europeas se desplace a la extrema izquierda, y que el chivo expiatorio en Cataluña sea el independentismo


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba