Economía

El Gobierno avalará todas las emisiones de deuda de las Comunidades Autónomas

Economía y Hacienda ultiman el plan para que las Autonomías se financien al mismo interés que el Tesoro y puedan amortizar buena parte de la deuda que aún tienen con los bancos a costes demasiado altos. Como consecuencia de este proceso de mutualización, el Estado acabaría quedándose con hasta un 75% de la deuda de las CCAA. Además, se refinanciará todo el Plan de Pago a Proveedores.

Habemus acuerdo. Los Ministerios de Economía y Hacienda ultiman todo el detalle del plan para que las Autonomías se financien al mismo interés que el Tesoro y así puedan amortizar buena parte de la deuda que aún tienen con los bancos a unos costes financieros demasiado altos, según explican diversas fuentes cercanas a los Ministerios y del sector financiero.

Además, el Gobierno central ayudará a que se refinancie todo el Plan de Pago a Proveedores, cuyos costes financieros rondan casi el 4 por ciento y por lo tanto podrían rebajarse sustancialmente si se renegocian conforme a las actuales condiciones de mercado.

De acuerdo con las fuentes consultadas, fruto de este nuevo proceso de mutualización, el Estado podría acabar quedándose en su poder con hasta un 75 por ciento de toda la deuda de las CCAA. No en vano, mediante el FLA y otros mecanismos, el Estado ya tiene en sus manos cerca del 50 por ciento de la deuda de autonomías como Cataluña o Valencia. Y la idea básicamente consistiría en que los ejecutivos autonómicos empiecen a devolver el dinero una vez hayan logrado estabilizar sus cuentas.

Menos intereses para las CCAA

Llega la Navidad también para las Comunidades Autónomas. El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, entrará en el próximo Consejo de Política Fiscal y Financiera cargado de regalos para unos gobiernos regionales inmersos en la carrera electoral y todavía muy penalizados por unos costes financieros demasiados altos. Sólo en intereses las Autonomías desembolsan al año unos 9.000 millones de euros, prácticamente dos tercios de todo el déficit presupuestario que presentan en la actualidad.

Ahora que la financiación se ha rebajado tanto, no tiene sentido que las Comunidades sigan abonando intereses propios de unos momentos de mayores aprietos en los mercados. Y una ayuda esencial que ahora mismo está articulando Montoro consistirá en que el Estado haga explícita las garantías implícitas que presta a las Autonomías. O dicho de otro modo, que el Estado avale todas las nuevas emisiones de las CCAA, de forma que éstas emitan a través y con los mismos precios que el Tesoro.

Como resultado de este proceso, el Estado terminará 'mutualizando' toda esa deuda igual que ya ha ocurrido con el Fondo de Liquidez Autonómico. Vencimiento a vencimiento, pago a pago, entre el FLA y el Plan de Pago a Proveedores, el Estado acumula al menos 70.000 millones de los 220.000 millones de deuda que han generado las CCAA.

Ayuda para las cumplidoras

Esta iniciativa ya fue solicitada por Castilla y León en el último Consejo de Política Fiscal y Financiero para aquellas regiones que no precisaban del FLA. Es más, en una reunión en la sede de Génova, los consejeros de Hacienda de Castilla y León y de Madrid, Pilar del Olmo y Enrique Ossorio, trasladaron a la cúpula del partido su indignación porque se penalizase a las regiones que cumplían con los objetivos presupuestarios.

"En la práctica el Gobierno ha vuelto a instaurar este año para las Comunidades un déficit asimétrico profundamente injusto. Pero esta vez lo ha hecho a través del Fondo de Liquidez Autonómico. Las Autonomías que peor estaban, que en su mayoría han incumplido el déficit y que han tenido que acceder al FLA son precisamente las más socorridas por Hacienda. En lugar de ayudar a todas dando un aplazamiento de las liquidaciones negativas que rondan los 2.000 millones de euros, se rebaja el tipo de interés a las que están en el FLA justo por un valor de 2.000 millones. Se obsequia a Cataluña con 883 millones más y otra vez es la más beneficiada. A Andalucía se le conceden 369 millones más. Y sin embargo a las Comunidades que son del partido y que cumplen se las castiga“, explican varias fuentes autonómicas.

Bajo este nuevo esquema similar al FLA, se contestaría a estas críticas, compensando a las Autonomías que mejor disciplina presupuestaria han mostrado. Sólo que el principal obstáculo radica en que podría suponer una pérdida sustancial de ingresos para las entidades financieras, al tener que soportar éstas las cancelaciones de deudas y la consiguiente pérdida de intereses. De ahí que el Ministerio de Economía haya tenido que mediar largo y tendido con la banca.

Por último, otro asunto no menor para los ejecutivos autonómicos será la condicionalidad que fije Hacienda. En lugar de recurrir a la Ley de Estabilidad para intervenir a las CCAA, Montoro ha preferido siempre valerse del FLA para atar en corto sus finanzas. Es decir, les presta a cambio de control. Así que habrá que estar atentos a la letra pequeña que le pone Hacienda.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba