Economía

El número de autónomos trabajando en negro aumentó en unas 100.000 personas durante 2012

Los números de la Encuesta de Población Activa y de afiliación a la Seguridad Social revelan un desajuste de unos 100.000 trabajadores por cuenta propia que han emigrado hacia la economía sumergida durante el año pasado. Los expertos subrayan que este trasvase se debe a que es la única forma de rebajar costes y sobrevivir ante la brutal caída de la demanda.

Los números de la Encuesta de Población Activa y de afiliación a la Seguridad Social revelan un desajuste de unos 100.000 autónomos que han emigrado hacia la economía sumergida durante el 2012.

Si se examina la EPA, ésta ofrece un incremento en 53.300 trabajadores por cuenta propia en el año pasado. Sin embargo, durante el mismo plazo los datos de afiliación a la Seguridad Social reflejan una caída de 43.000 autónomos. Tales cifras arrojan un desfase en el año de unas 100.000 personas que, según los expertos consultados, se habrían desplazado hacia el empleo en B.

“Nos preocupa el hecho de que ese diferencial esté ocultando el resurgimiento de la economía sumergida y comportamientos que se deberían vigilar. El Gobierno se acoge al dato mejor de la EPA en los trabajadores por cuenta propia, pero los de afiliación a la Seguridad Social tienen efectos muy perniciosos en materia de ingresos y regularización”, explica Sebastián Reyna, secretario general de UPTA España.

La EPA entrevista al ciudadano y simplemente apunta si éste ha trabajado o no, sin preguntar por su estado de regularización, justo lo que sí recoge la Seguridad Social. En parte, las diferencias pueden explicarse porque al entrar en un colectivo más pequeño como los autónomos el muestreo de la EPA puede perder precisión. No obstante, el grado de divergencia en un sólo año señala claramente hacia la economía B, máxime cuando la EPA y la afiliación han seguido patrones de comportamiento muy parecidos durante la crisis.

Cuestión de supervivencia

En numerosas ocasiones, este 'ocultamiento' ni siquiera resulta ilegal, pues una sentencia establece que un trabajador por cuenta propia que cobra por debajo del salario mínimo no tiene por qué cotizar a la Seguridad Social.

Cualquier mejora de la actividad siempre va precedida de una elevación del autoempleo. Pero el hecho de que éste crezca ahora en la economía sumergida plantea que no se están eliminando rigideces y costes que impiden su afloramiento. Por todo ello, el Gobierno prepara un plan con el fin de reforzar el emprendimiento.

Muchos autores indican que el trasvase hacia el trabajo en negro también se produce para rebajar costes, mantener la competitividad y sobrevivir ante la brutal caída de la demanda y el crédito.     

De hecho, Michele Boldrin, del think tank Fedea, argumenta que hay una relación directa entre los tamaños de las empresas de un país y el nivel de actividad no declarada.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba