Economía

El Gobierno prepara un inicio de año eufórico con unas afiliaciones que arrojarán crecimiento interanual

El mes de diciembre permitirá al Gobierno iniciar 2014 desde la euforia. De algo servirá que el cierre del ejercicio de 2012 fuera tan calamitoso en materia de empleo y Seguridad Social: los comparables arrojarán crecimientos interanuales por primera vez en mucho tiempo. 

El Gobierno comenzará el ejercicio 2014 con una explosión de euforia, ya que la comparativa de afiliación a la Seguidad Social entre diciembre 2013 y el mismo mes del año anterior arrojará crecimiento interanual. Por fin. 

Al menos, así lo aseguraba la semana pasada el profesor del IESE Javier Díaz-Giménez, en unas jornadas tituladas “Puntos de vista sobre la economía española”, realizadas en la sede de ESADE en Madrid y organizadas por la sociedad de valores Orienta Capital. Le acompañó David Cano, socio de AFI y estuvo moderado por José María Pinedo, socio director de Auren.

Díaz-Jiménez viticinó que “en diciembre habrá crecimiento interanual de afiliaciones a la Seguridad Social, lo que permitirá al Gobierno dar inicio a un primer trimestre de euforia. Apuesten por ello”, decía.

El experto justificaba sus vaticinios en que, por comparables, el mes actual será mucho mejor, ya que el de 2012 fue una auténtica calamidad, con la supresión de pagas extra a los empleados públicos y tanto empleo como el consumo en caída libre. Un "truco de los comparables" que el Ejecutivo piensa emplear desde los primeros compases de enero, opinó el profesor del IESE. 

Diciembre será, sin duda, un mes mucho mejor en lo económico y en lo laboral, algo que ya ha adelantado este diario: la recuperación de la paga así como el Plan de Pago a Proveedores se traducirán en una entrada de dinero en la economía real. Trabajadores y pymes recibirán más dinero en unas fechas en las que el consumo se dispara. Las empresas de trabajo temporal han anunciado que comenzarán a contratar por primera vez desde que estalló la crisis en este diciembre.

La Seguridad Social perdió en noviembre 66.829 afiliados respecto a octubre, un 0,41% menos, . En términos interanuales, el retroceso fue del 1,44%, el menor de los últimos 25 meses. Diciembre presentará, en teoría, crecimiento por primera vez en mucho tiempo, de acuerdo con los cálculos del experto.

Administraciones Públicas SA

Tanto Díaz-Giménez como Cano coincidieron en dos cuestiones de fondo: las previsiones para este ejercicio 2014 son moderadamente optimistas o, al menos, claramente mejores que los años recientes, pero también alertaron que el tamaño del sector público es la gran asignatura pendiente de España: “nunca se ha recaudado tanto dinero como para mantener el sector público con el tamaño que tiene ahora”, señaló Cano. Ni siquiera en el mejor ejercicio de su historia. 

“La mayor empresa española se llama Administraciones Públicas SA”, comentaba Díaz-Jiménez, poniendo de manifiesto de que posee 1 de cada 5 empleos en nuestra economía.

El lado más positivo viene de aspecto como la consecución de balanza por cuenta corriente positiva: “España ha sido el único país del mundo que ha incrementado su cuota de mercado mundial”, destacó Cano.

En su opinión, la economía española está dentro de la cuarta fase de la crisis, dentro de su explicación resumida en cinco pasos: la primera ha sido la fase de boom o acumulación de desequilibrios (2003-2007), seguida de la fase de negación (2007-8), la de ajuste (2008-2013), la de transición (en la que se encuentra España ahora) y, por último, la fase de expansión.

En la etapa actual (transición), está caracterizada por el débil crecimiento del PIB, la caída del endeudamiento privado, el superávit por cuenta corriente, la caída del déficit público hasta el 3%, la estabilización de la deuda pública en el entorno del 100% del PIB, el descenso de la deuda externa, la estabilización del empleo (no se crea, pero tampoco se destruye), y el incremento de la inversión empresarial.

Sin embargo, Cano prevé que la actual fase todavía durará hasta 2016, aunque tanto este experto como su colega coincidieron en que especular hasta cuándo durará la debilidad económica es realizar conjeturas. De hecho, Díaz-Jiménez presentaba una divertida slide en la que afirmaba que lo único serio que ha dicho en sus años de docencia es que “no se cuándo acabará la recesión”. 

Habrá que ver si el Ejecutivo hace gala de esa honestidad o comienza a lanzar las campanas al vuelo a partir del 2 de enero. Díaz-Jiménez apuesta por lo último. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba