EL SECTOR PRIVADO DEBE RECORTAR SU ENDEUDAMIENTO HASTA EL 150% DEL PIB

El Gobierno anticipa una caída del crédito al sector privado de otro 30% hasta 2014

El Gobierno espera que el sector privado alcance niveles de endeudamiento similares a los de la media de la UE, lo que significa una rebaja del 28% en el crédito a empresas y particulares para saltar del 188,8% del PIB actual al entorno del 150% comunitario. Los bancos mantendrán el grifo cerrado, al menos, hasta 2014. 

El ministro de Economía, Luis de Guindos, en el ministerio
El ministro de Economía, Luis de Guindos, en el ministerio EFE

El discurso público del Gobierno es el de hacer esfuerzos para que vuelva a fluir el crédito. Pero en privado, el Ejecutivo anticipa una nueva caída del crédito las empresas y particulares que puede llegar al 30% para situarse en los parámetros medios de la UE, según reconocen fuentes del Gabinete.

El Ejecutivo comparte con los organismos internacionales el diagnóstico de que el sector privado todavía sufre una resaca de “exceso de crédito” como consecuencia fundamentalmente de los préstamos concedidos a los promotores inmobiliarios. Ese exceso de crédito tocó techo en el año 2010, cuando el sector privado acumuló endeudamiento equivalente a un tamaño del 214,4% del PIB, según los datos del Banco Mundial. En la actualidad, ese nivel ha caído a tasas del 188,8% pero todavía sigue muy por encima de la media europea situada en torno al 150%. 

Crédito doméstico al sector privado (% del PIB)

Por ese motivo, el Gobierno prevé que buena parte de los bancos mantendrá cerrado el grifo de crédito al menos durante los próximos trimestres, al menos hasta entrado 2014.

Fuentes de Economía afirman que el Gobierno trabaja con un escenario de retorno a los valores medios de la Unión. Sin embargo, una exigencia mayor por parte de las autoridades comunitarias podría poner en mayores apuros todavía al sector privado. Países como Alemania registran una tasa de endeudamiento del 101,9%; Austria del 117% o Francia del 116%, lo que podría prolongar esa sequía de crédito todavía más. 

El Ejecutivo apuesta por sistemas de financiación alternativa

Ante el cierre del grifo, el Gobierno pretende promover sistemas de financiación alternativos y nuevas vías que permitan a las pequeñas empresas optar a vías de crédito que hoy están cerradas. Así, la nueva Ley Financiera buscará:

  • Cambiar la definición de pyme para que las empresas medianas puedan ser incluidas en los regímenes de las pequeñas, más favorables en términos fiscales y de crédito bancario. Con la nueva definición, al menos 21.050 empresas que ahora quedan fuera de ese enunciado pasarán a formar parte del nuevo régimen
  • Además, el Ejecutivo exigirá a los bancos un preaviso a las entidades bancarias que pretendan restringir la financiación a las empresas que estén al corriente de sus pagos 

Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba