LA DÉCADA PERDIDA DE LA ECONOMÍA ESPAÑOLA

La década perdida de España: la economía no recuperará el nivel de 2007 hasta 2017

El FMI pone en cuestión el futuro de España. Asegura que no se recuperarán los niveles previos a la crisis antes de 2017. Será, literalmente, una década perdida. Además aconseja nuevas subidas de impuestos, más "palos" para las autonomías y nuevos recortes pese a que reconoce que la crisis ha "disparado" la desigualdad en nuestro país. 

El FMI pide al Gobierno que suba el IVA de nuevo en 2014
El FMI pide al Gobierno que suba el IVA de nuevo en 2014

La década entre 2007 y 2017 será una década perdida para España. Así lo augura el Fondo Monetario Internacional (FMI) en su análisis de la economía española en el que afirma que el país recuperará sólo recuperará el nivel de vida anterior a la crisis en el año 2017.

La previsión de crecimiento que hace el organismo internacional empeora su previsión para el año 2012 y 2013 pero sostiene que las reformas que está realizando el Gobierno Rajoy pueden aumentar el crecimiento económico un 4% en los próximos 4 años.

Sin embargo, el paro todavía superará el 20% incluso en 2017, por lo que el fondo parece augurar una recuperación económica sin recuperación del empleo para los próximos cinco años. Según el organismo internacional, la reforma laboral recortará la tasa de desempleo entre un 3 y un 4% pero lo hará dentro de cinco años y en esas fechas todavía superará el 15%. Según su análisis, el sector servicios, el financiero y el sanitario serán los que más empleo generen. 

De acuerdo con las previsiones del organismo, el agravamiento de la crisis y los elevados niveles de paro ponen en cuestión que el Gobierno pueda alcanzar los compromisos de reducción de déficit pactados con Bruselas. De hecho, el FMI estima que el nivel de endeudamiento público seguirá creciendo hasta 2015 y todavía en 2017 seguirá por niveles superiores al 96,3% del PIB.

Medidas políticas

Para corregir esa situación, el FMI recomienda al Gobierno más ajustes estructurales y nuevas subidas de impuestos. Según sus datos, a partir del año 2014 serán necesarias nuevos ajustes, entre los que cita explícitamente una nueva subida del IVA, para equilibrar las cuentas públicas. En el informe, el FMI asegura que tras haber tratado el asunto con el Ejecutivo, el Gobierno ha expresado un “firme compromiso” en hacer las reformas que sean necesarias “incluso en ausencia de cualquier crecimiento inmediato del empleo”. De hecho, el FMI concluye asegurando que, hasta el momento, ha adoptado políticas “en línea con sus recomendaciones”.

Entre las medidas que el Ejecutivo ha negado pero que el FMI exige está la liquidación de entidades bancarias. Pese a que tanto el Gobierno como el Partido Popular atacaron al comisario Joaquín Almunia cuando planteó la idea, el FMI pide explícitamente nuevos mecanismos de liquidación de entidades bancarias, especialmente, porque el fondo afirma que las entidades españolas se enfrentan a 158.000 millones de refinanciación en medio de un escenario en el que –según su criterio—habrá “más subidas del paro”, “más caídas del precio de la vivienda” y, por tanto, “menos capacidad de las entidades para generar capital de manera interna”.

De igual modo, el ministro de Hacienda ha repetido reiteradamente que no será necesario intervenir comunidades autónomas. Sin embargo, el FMI propone usar esa y otras medidas de carácter político que describe como “palos” frente a las “zanahorias” que Rajoy ha usado ya. “Todas las opciones deben estar sobre la mesa”, concluye el fondo.  

La crisis ha disparado la desigualdad en España

El informe del FMI constata no sólo el aumento de la pobreza en nuestro país. Según su informe, también está creciendo la desigualdad.

Las rentas más altas ganan más mientras que las más bajas siguen perdiendo poder adquisitivo, un proceso que el informe describe como "uno de los peores deterioros absolutos en la distribución de riqueza". Según las cifras del Fondo, la diferencia entre los más ricos y los más pobres en España se ha ampliado un 3%, lo que acerca a nuestro país a los niveles de desigualdad existentes en Lituania o Croacia. 

La distancia entre los más ricos y los más pobres ha crecido un 3% por la crisis, denuncia el FMI

Esa desigualdad se ha acentuado por la estructura del mercado laboral en la que los trabajadores temporales y los jóvenes han sido los que más han abajo han quedado en el reparto de riqueza. "El 50% de los jóvenes está en el paro, un tercio ha dejado los estudios y los que consiguen un trabajo lo hacen con un contrato temporal", describe el FMI.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba