Los socialistas proponen enterrar ahora la reforma laboral que aprobó Zapatero

Las 'nuevas' recetas del PSOE para crear empleo: despido más caro y cobro de paro más prolongado

La reforma laboral de 2010 puso la carne de gallina a no pocos diputados del PSOE, pero José Luis Rodríguez Zapatero la impuso acosado por los mercados. Ahora, dos años y medio después, ya desde la oposición, el mismo partido propone enmendarla para encarecer el despido y prolongar la duración del seguro de paro, eso sí, culpando de la destrucción de empleo al actual Gobierno y sin un mínimo asomo de autocrítica.

Al fuego de los cinco millones largos de parados registrados por los servicios públicos de empleo, los socialistas han empezado a bombear algunas de las ideas que llevarán a su conferencia política de otoño, entre ellas la de enterrar la reforma laboral aprobada con Zapatero como presidente del Gobierno en septiembre de 2010. “Nuestra propuesta debe ser una revisión a fondo de las causas de los despidos económicos para que, en todo caso, se respeten los principios de objetividad, razonabilidad y proporcionalidad de las medidas…”, se lee en el documento titulado 'Una estrategia global para el crecimiento sostenible y la creación de empleo' presentado este lunes en la sede de Ferraz.

Los socialistas proponen ahora encarecer el despido, dando la vuelta a la reforma laboral que aprobó Zapatero poco antes de abandonar el Gobierno en 2011

El PSOE coloca en su diana la reforma laboral aprobada por el Gobierno del PP el año pasado, pero olvida que se levantó sobre los cimientos que construyó el Ejecutivo de Zapatero en la etapa de Celestino Corbacho como ministro de Trabajo. Esta reforma causó un profundo malestar entre los diputados socialistas de entonces, como el exsecretario general de Comisiones Obreras Antonio Gutiérrez o Jesús Membrado, ligado a la UGT de Aragón, pero desde Moncloa se la presentaron como una medida imprescindible para frenar la destrucción de empleo y el acoso de los mercados. Buena parte de la nueva legislación fue redactada desde el bufete Cuatrecasas, uno de los principales que asesoraron al equipo de Corbacho.

Uno de los cambios de peso introducidos en 2010 en la regulación laboral consistió en el abaratamiento del despido mediante la generalización del contrato con indemnización de 33 días o la posibilidad de despedir con 20 cuando una empresa tenga pérdidas, prevea tenerlas o sufra una persistente caída de ingresos. En la misma reforma se estableció que los parados puedieran ser sancionados si rechazan cursos de formación y se facilitó también la rescisión de contratos por motivos de absentismo.

Desde que se inició la crisis económica en agosto de 2007 hasta que el PSOE dejó el Ejecutivo en diciembre de 2011, se destruyeron casi tres millones de empleos

Desde que Mariano Rajoy dio otra vuelta de tuerca a esta reforma laboral el año pasado, los socialistas no han parado de cebarse con ella sin reconocer que fue la suya, la que aprobaron con Corbacho, la que realmente abrió las puertas al abaratamiento del despido en condiciones que levantaron ampollas a un grupo numeroso de diputados que luego no repitió en las listas. Ahora, cuando se cumplen dos años y medio de aquella reforma, el PSOE propone “recuperar el debate de la causalidad en la extinción del contrato de trabajo” con el fin de revisar las condiciones del despido y su coste.

El programa que será debatido en la conferencia política programada para el otoño se decanta también por ampliar el cobro del seguro de desempleo a plazos más largos, sin precisar, en todo caso, superiores a los dos años que rigen en la actual legislación. Aunque la partida del seguro de desempleo consume este año casi 27.000 millones de euros, los socialistas ven margen para aumentarla y para cubrir, sobre todo, las urgencias de los parados de larga duración que no cobran prestación alguna. En enero pasado, último dato conocido, se consumieron 2.737 millones en el pago de estas ayudas.

La partida presupuestaria para pagar el seguro de desempleo consumirá este año casi 27.000 millones de euros y ahora el PSOE propone aumentarla para cubrir las necesidades de los parados de larga duración

El PSOE presentó este lunes su propuesta sobre empleo sin una sola autocrítica, a pesar de que desde el inicio de la crisis, en agosto de 2007, hasta que Zapatero salió del Gobierno, en diciembre de 2011, se destruyeron casi tres millones de puestos de trabajo.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba