Economía

La crisis dispara la desigualdad en España hasta su punto más alto de la democracia

La diferencia entre los más ricos y los más pobres aumentó un 10% en los primeros dos años de la crisis. Las políticas de recortes han agravado la tendencia.

Un vagabundo, en las calles de Madrid
Un vagabundo, en las calles de Madrid gtres

La desigualdad en España ha tocado su punto más alto desde que comenzó la democracia. La diferencia entre los más ricos y los más pobres aumentó un 10% en los primeros dos años de la crisis, una tendencia que han acentuado las políticas de recortes y ajustes fiscales de los años siguientes. El resultado es la mayor distancia histórica entre quienes más tienen y quienes más necesitan en España, según los datos de la OCDE analizados por la Fundación Alternativas en su Informe sobre la desigualdad en España 2013.

El motivo fundamental de esta mayor brecha es el golpe que la crisis ha dado a los más desfavorecidos. La subida del paro y la “profunda caída de las rentas más bajas” son las razones que han disparado estos índices que –según el informe—“tienden a aumentar en periodos de consolidación fiscal”.

El aumento de la desigualdad "ha sido mayor en España que en la mayoría de países europeos", concluye el informe

El efecto en España es mayor que en los demás países de la Unión Europea, según ese análisis que asegura que “el aumento de las diferencias de renta ha sido mayor que en la mayoría de los países europeos y ha estado marcado por una brusca caída de las rentas más bajas”.

Este problema en nuestro país es doblemente grave porque su punto de partida en protección social ya era peor que el de la media comunitaria antes de que estallara la crisis. Según los datos de la OCDE, España se sitúa en la zona baja en términos de gasto social que ronda el 25% del PIB, por debajo de la media de la Unión Europea que queda en el 30%.

"El gasto público en protección social se mantuvo en el entorno del 20% del PIB, siete puntos por debajo del valor medio de la UE-15, a lo largo de la primera década del siglo actual hasta el año 2007. Tras los años de crisis, el gasto ha crecido, en gran manera como consecuencia de la explosión de los gastos asociados a las políticas monetarias de mantenimiento de la renta de los desempleados", concluye el informe.

(Haga click aquí para ver el gráfico a pantalla completa)

Los recortes dispararán esa tendencia

El problema español era grave antes de que comenzaran los ajustes y lo que se bautiza como la “consolidación fiscal”. Pero con los recortes en sanidad y educación, la desigualdad se disparará aun más porque esos dos capítulos son los que más contribuyen a estrechar la brecha entre quienes más y menos tienen. Según el estudio, “los tipos de gasto que tienen más incidencia redistributiva son, a gran distancia, la educación y, sobre todo, la sanidad. En términos del índice de desigualdad (Gini), la sanidad explica 11 de los porcentuales de disminución. Por su parte, la educación es la responsable de 7 puntos porcentuales más de disminución del índice”.

(Haga click aquí para ver el gráfico a pantalla completa)

Ante esa situación, las políticas sociales redistributivas adquieren mayor importancia que nunca, concluye el estudio.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba