Economía

España, el peor país en empleo para jóvenes y mayores de 55 años de toda la OCDE

El país se disputa con Grecia el liderazgo de todos los ránking de desempleo. En los últimos trimestres se está produciendo, sin embargo, un desacoplamiento.

Protestas contra la crisis en España
Protestas contra la crisis en España EFE

España se disputa con Grecia el puesto de peor país de toda la Organización para la Cooperación y el Desarrollo (OCDE) para encontrar empleo. Y si se pone el foco en los potenciales trabajadores más jóvenes o más mayores, desbanca al país heleno en el deshonroso trono.

Cinco de cada 10 jóvenes españoles estuvo desempleado en 2014. En concreto, el 53.2% del total de la fuerza laboral. Hasta en Grecia esa cifra fue menor, algo menor: 52.4%. Por otro lado, el 20% de los españoles entre 55 y 64 años tampoco tiene empleo. Son casi tres puntos por encima del 17.2% del país heleno. Todo según el Pronóstico para el Empleo 2015 del llamado “club de los países ricos”, que incluye a 34 Estados, de Europa, América del Norte, Australia, Turquía y Chile, y que, juntos, representan el 80% del PIB global.

“La buena noticia es que en la segunda mitad del año pasado y en lo que llevamos de 2015, España ha creado empleo de forma significativa, con un aumento bastante fuerte del 2%”, asegura a Vozpópuli Stefano Scarpetta, director de este informe global y del departamento de Empleo de la OCDE.

Pero el camino por recorrer para dignificar esos datos es tan largo que el movimiento se hace casi inapreciable. Países considerablemente menos desarrollados como Rusia tienen tan sólo un 13.7%, Colombia un 18% o Turquía un 17.9%. Un vistazo a los datos muestra que la crisis del euro está siendo, sobre todo, una crisis de empleo, en mucha mayor medida que una crisis de deuda o de déficit. Eso queda claro al ver cómo en países emblemáticos como Francia el desempleo juvenil está en el 23.2%, la misma cifra que en Bélgica. Incluso en Luxemburgo hay un 22.6%.

La media de la OCDE de desempleo juvenil se sitúa en el 15%. España, como decimos, está en el 53%. Tras Grecia, Suráfrica se coloca en una deshonrosa tercera posición, con el 51.3%. Les siguen el resto de los países europeos más afectados por la crisis económica: Italia (42.7%) y Portugal (34%).

La crisis está siendo una de empleo, más que de déficit o de deuda.

Y si los menores de 25 años lo tienen complicado en el arranque de su vida laboral, el drama es si cabe mayor para los mayores de 55 años. Dos de cada diez españoles del grupo de edad más avanzada, entre 55 y 64 años, está desempleado. Ese 20% de España está casi tres puntos por encima del 17.2% de Grecia. “Hay que tomar con cautela esta comparación en todo caso porque en Grecia la jubilación se produce en general antes y eso afecta a los datos”, matiza Scarpetta. Pero mientras el país heleno y el ibérico se disputan el deshonroso honor de liderar la tabla, lo que está claro es que ambos son un infierno para los que buscan empleo en la última década de su vida. Por comparación, el tercer país con más porcentaje de desempleo es Portugal, con el 13.5%, seguido de Eslovaquia con el 10.6% o Lituania con el 10.7%. El resto de los países, todos, incluidos Chile, Brasil, Colombia, Rusia, o Suráfrica, están bien por debajo del 10%.

Haga click en la imagen para ampliarla

No ha funcionado: el mercado sigue siendo dual

Si las sucesivas reformas laborales de PSOE (2010) y PP (2012) pretendían reducir la dualidad del mercado laboral (la coexistencia de dos realidades de empleo, la de los contratos indefinidos y substanciales con los temporales y precarios), los datos muestran que no lo han conseguido. “El mercado laboral español sigue segmentado”, se lee en el informe. “El 24% de los trabajadores tienen contrato temporal, una cifra sólo superada por Polonia en los países de la OCDE”. Argumenta el organismo que la proporción de los contratos temporales es inferior a los niveles pre crisis porque muchos de los puestos destruidos eran precisamente de este tipo. “La reforma de 2012 ha reforzado los incentivos para que los empleadores contraten a tiempo indefinido. Sin embargo, la mayoría de los contratos firmados durante la reciente recuperación han sido por tiempo limitado”.

La alta temporalidad provoca un daño colateral. Según la OCDE, los primeros diez años de la carrera laboral son cruciales en el nivel de ingresos y la estabilidad del futuro. Por eso, las modalidades de trabajos temporales o a tiempo parcial “minan los ingresos a largo plazo y aumentan la desigualdad futura”.

Tras siete años de crisis, esa generación que se graduó en el peor momento de la economía, se encuentra ya en lo que dan en llamar momento de “make or break”, el punto de inflexión en el que sus vidas laborales pueden tomar una dirección alcista o bajista. Lo mismo ocurre con los trabajadores menos cualificados. La foto del desempleado joven español, el famoso NiNi (ni estudia ni trabaja), es la de un hombre con poca formación. Los más vulnerables son aquellos que abandonaron sus estudios sin haber completado la educación secundaria. El número de NiNis entre 15 y 29 años en España es del 21%, mientras que en la OCDE la media es del 14%.

Haga click en la imagen para ampliarla

Críticas a las políticas activas de empleo

El informe critica las políticas activas de empleo del Gobierno español. Para empezar, el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) “podría jugar un rol clave tanto en el control y apoyo a quienes buscan trabajo, como en la implementación de esquemas de obligaciones mutuas entre las artes”. Pero “mientras la mayoría de los países de la OCDE exigen informes mensuales o incluso quincenales a sus beneficiarios, evidencia provenientes de datos de encuestas sugiere que al menos una quinta parte de los demandantes de empleo registrados en España no cumple con la obligación de informar establecida”. Se necesitan con urgencia, además, más recursos para dar un apoyo real a los que buscan empleo.

El Gobierno gasta del orden del 0.6% del PIB en estas políticas de activación laboral. Esa cifra está muy lejos del casi 2% Noruego, Sueco o Finlandés, pero en la media de la OCDE. El problema, argumentan, es que el nivel de desempleo es enorme, por lo que ponderada esa cifra es claramente insuficiente.

En casi todas las cifras computadas en el estudio, España, la cuarta economía de la eurozona, está a la par con Grecia, la octava. Sin embargo, esta especie de carrera hacia los infiernos del alto desempleo parece estar tocando a su fin. España se está desacoplando del país heleno en los últimos meses. De hecho se va a convertir tanto en 2015 como en 2016 en el país que más empleo va a crear del club de los países ricos. Lo más importante, destaca Scarpetta, es que el ritmo de creación de puestos de trabajo se está realizando con menores porcentajes de crecimiento del Producto Interior Bruto. Es decir: hace falta menos puntos de PIB para crear más puestos de trabajo que antes de la crisis.

Piden salarios mínimos en todos los países

A nivel global, el número de desempleados previstos para este año es de unos 42 millones en los 34 países de la OCDE. Esto supone tres millones menos que el año anterior. Uno de cada tres, 15 millones de personas, lleva desempleado más de un año. Son los llamados “PIGS” (Portugal, Italia, Grecia y España) los que lideran el ránking de desempleo. Los más bajos son Corea del Sur, Japón y Noruega, con un 3.6%, y Suiza, con un 4.2%.

Se han roto, dice el informe, los peldaños más bajos de la escalera social: altas diferencias en salarios y estabilidad laboral. Recomiendan acciones dirigidas desde el gobierno para solucionar estos problemas: Salarios mínimos obligatorios, que de momento sólo existen en 26 de los países del grupo, que eviten o minimicen la existencia de trabajadores pobres. Estos salarios mínimos han de tener en cuenta las diferencias en los costes de las distintas regiones de los Estados; tiene que haber una específica para los más jóvenes y sin experiencia; no pueden ser demasiado altos, para no destruir puestos; y tienen que estar coordinados con las políticas fiscales, para que no resulte que lo que se lleva a casa empleado sea menor que sin trabajo. “Los gobiernos tienen que actuar ya para frenar la cronificación del desempleo”, concluye Scarpetta.

PaisEdad (15-24)Edad (55-64)
España53,220
Grecia52,417,2
Sudafrica51,37,7
Italia42,75,5
Portugal34,813,5
Eslovaquia29,710,6
Irlanda26,99,6
Costa Rica25,14,1
Polonia23,96,8
Belgica23,25,4
Francia23,27,3
Suecia22,95,4
Luxemburgo22,64,3
Hungria20,46,4
Eslovenia20,27,8
Letonia19,69,9
Finlandia19,37,3
Lituania19,310,7
Colombia18,75,4
Turquia17,96
Chile16,53,6
Reino Unido16,34,2
Republica Checa15,94,9
Nueva Zelanda153,2
OECD155,2
Estonia14,35,4
Rusia13,73,6
Canda13,56,2
Estados Unidos13,44,3
Australia13,34,1
Holanda12,77,7
Dinamarca12,64,8
Israel10,64,1
Austria10,33,8
Islandia103,1
Korea102,5
Mexico9,62,8
Alemania7,85,1
Noruega7,81,3
Suiza6,63,3
Japon6,33,3
Brasil....
China....
India....
Indonesia....

Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba