ASÍ SE ROMPIÓ LA NEGOCIACIÓN ENTRE PP Y PSOE

El PSOE rompió la negociación sobre los desahucios cuando el Gobierno marcó límites a la protección

La negociación se ha roto cuando el Gobierno ha introducido excepciones a lo que el PSOE pretendía que fuera una regla general: que todas las familias con rentas inferiores a 19.000 euros quedaran a salvo de los desahucios. Los socialistas pretendía, además, elevar ese umbral a 22.365 euros, 3.300 más de lo aprobado. 

Soraya Sáenz de Santamaría (i), conversa con la vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano (d).
Soraya Sáenz de Santamaría (i), conversa con la vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano (d). efe

Hasta seis papeles han intercambiado las dos comisiones negociadoras en las 72 horas que ha durado la negociación, según han confirmado a Vozpópuli fuentes tanto del Gobierno como del PSOE. El intercambio ha durado hasta las diez de la mañana de hoy, cuando el Consejo de Ministros se reunía para aprobar una mora de dos años a los llamados “lanzamientos” o desahucios forzados. A esa hora, el PSOE llamaba al Gobierno para intentar un último cambio en el documento que el Ejecutivo le acaba de remitir y la vicepresidenta en persona respondía: “carta en la mesa, presa”. El consejo de ministros comenzaba y la negociación se daba por rota.

Así ha descarrilado el último intento de acuerdo entre el PP y el PSOE en el que ambas partes se acusan de haber cambiado de postura hasta el último minuto. Sin embargo, una clave explica la ruptura: los 19.000 euros por debajo de los cuales las familias debieran quedar a salvo de los desahucios.

"Carta en la mesa, presa", dijo la vicepresidenta a los socialistas por la mañana

El PSOE proponía que ese umbral fuera universal y que “todas” las familias con ingresos inferiores a esa cuantía fueran “indesahuciables” mientras que el Gobierno ha marcado siete requisitos adicionales. Sólo podrán recibir una mora de dos años a sus “lanzamientos” las familias numerosas, los padres solteros con dos hijos, los hogares con hijos de menos de tres años, quienes sufran minusvalías superiores al 33%, los parados que hayan agotado ya su subsidio, los discapacitados y las víctimas de violencia de género.

Los socialistas aseguran que, con los nuevos requisitos impuestos por el Ejecutivo, habrá familias que cobran menos de 19.000 euros al año que serán expulsadas de sus hogares en las próximas semanas."Habrá familias que pierdan sus casas porque se ha hecho mal", afirma Rodríguez-Piñero, la negociadora socialista.

"Habrá familias que ganan menos de 19.000 euros que pierdan sus casas porque se ha hecho mal", afirma Rodríguez-Piñero, la negociadora socialista

Por su parte, el Gobierno critica que los socialistas sólo se fijaran en un criterio: el del salario mínimo que daba cobertura contra los desahucios. Según el Gobierno, el PSOE ha intentado empujar esa cifra al alza hasta el último segundo. De hecho, a las diez de la mañana, el PSOE llamaba al Gobierno para plantear que el criterio para lograr cobertura fuera el IPREM pero incluyendo 14 pagas y no 12 como planteaba el Ejecutivo, con lo que quedarían cubiertas las familias que ganaran hasta 22.365 y no sólo 19.000 como finalmente se ha aprobado.

I. La batalla del IPREM

Los cálculos de Gobierno y oposición marcan una diferencia notable sobre quien queda excluido del desahucio y quien no. Las dos partes tomaban como base dar cobertura a quien tuviera ingresos que triplicaran el IPREM (El Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples, un índice empleado en España como referencia para la concesión de ayudas, becas, subvenciones o el subsidio de desempleo entre otros) fijado en 2012 en 532,51 euros al mes.  

La fórmula que planteaba el PP era la de proteger a todas las familias que triplicaran el IPREM pero tomando 12 pagas como consideración. Eso fijaba un umbral de protección de 19.170 euros anuales (532,51 x 12 x 3 = 19.170 euros).

El PSOE, por su parte, tomaba como referencia el IPREM pero incluyendo las pagas extras, es decir, 14 pagas anuales. Eso ampliaba el umbral de protección a todas las familias que ingresaran hasta 22.365 anuales (532,51 x 14 x 3 = 22.365 euros).

II. Los plazos de la moratoria y el alcance del acuerdo

La propuesta de un pacto conjunto surgió de dos conversaciones entre Rubalcaba y Rajoy: la primera fue un contacto telefónico, el pasado lunes 29 de noviembre. Esa oferta se trató ya en firme en un encuentro en el Congreso de los Diputados esa misma semana. Ambos pactaron negociar de manera conjunta y el anuncio lo hizo públicamente la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría.

Una semana después, el 7 de noviembre, las números dos de PP y PSOE designaban equipos y ámbitos de negociación: moratoria y ley hipotecaria.

Los socialistas planteaban una moratoria de tres meses a las hipotecas para negociar la reforma de la ley hipotecaria. El Gobierno, sin embargo, subió las apuestas. Planteó una mora de 2 años pero sin comprometerse a reformar la ley hipotecaria. Esa duda está todavía abierta. El Ejecutivo no se compromete a reformar esa ley por temor a generar “inseguridad jurídica” entre los bancos.

III. Los contactos internacionales

Ninguna de las dos partes confirma que se haya consultado con Bruselas los términos del nuevo régimen para los desahucios. Sin embargo, ambas reconocen contactos con la Unión Europea.

En nombre del Gobierno, el ministro de Economía, Luis de Guindos, ha asegurado que “siempre se consulta con nuestros socios”. Los socialistas, sin embargo, aseguran que esas conversaciones cambiaron las posiciones negociadoras del Ejecutivo y que se produjo “un paso adelante primero y luego un paso atrás”. 

Pese al abismo de distancia que todavía se abre entre PP y PSOE, ambos coinciden en una frase: “seguiremos trabajando por un acuerdo”. El objetivo es una reforma legal que debiera estar cerrada antes del mes de febrero, según confirman ambas partes. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba