Economía

El BdE reitera su petición de políticas de empleo más activas

El organismo supervisor advierte sobre una desviación en los presupuestos de 2012 por una evolución más negativa de partidas como el paro o las pensiones. Incertidumbre que se mantendrá hasta que se vean los efectos de las medidas. 

Vista de la Plaza Cibeles de Madrid, donde se localiza la sede del Banco de España
Vista de la Plaza Cibeles de Madrid, donde se localiza la sede del Banco de España Gtres

El Banco de España ha alertado este viernes de "riesgos de desviación" en los Presupuestos Generales de 2012 tanto por el lado de los ingresos, que dependen del efecto de los "numerosos" cambios tributarios aprobados, como de los gastos, que podrían ser superiores en prestaciones por desempleo y pensiones.

El Informe Anual del Banco de España destaca que, a pesar de las medidas que aspiran a alcanzar el objetivo de déficit marcado para el Estado (3,5 % del PIB) y la Seguridad Social (0 %), partidas como las cotizaciones sociales también pueden desviarse de lo presupuestado.El objetivo global de déficit para 2012 es del 5,3 % del PIB para el conjunto de las administraciones, desde el 8,9 % del año pasado.

La clave, por el lado del gasto, es una posible evolución más negativa de aquellas partidas, como las prestaciones por desempleo o las pensiones, cuya magnitud depende de la tasa de paro, la demografía o la inflación.Según el Banco de España, los presupuestos no están exentos de riesgos de desviación hasta comprobar el efecto de medidas como el aumento de la imposición implícita sobre sociedades, la regularización fiscal y el recorte adicional del gasto.

En 2013, primeros signos recuperación

El supervisor considera que si bien este año se espera un retroceso en la actividad, en 2013 ya se verán los primeros pasos de una recuperación más duradera.Asimismo, defiende que se tomen medidas de corte estructural que ayuden a completar el proceso de ajuste y a consolidar la recuperación económica sobre bases "más sanas y duraderas".

El Banco de España señala que la aplicación de forma "rigurosa e inmediata" de la Ley de Estabilidad Presupuestaria -especialmente en los mecanismos de seguimiento y control, así como en cumplir los objetivos establecidos por todas las administraciones públicas- es crucial para asegurar el cumplimiento de los objetivos. Además, augura que no habrá una "clara" recuperación de la demanda de viviendas en 2012 como consecuencia del deterioro de la renta de los hogares y de la persistencia de condiciones de financiación estrictas.

En su opinión, la actividad en el sector de la construcción seguirá cayendo como consecuencia de la mayor debilidad de la inversión inmobiliaria y del recrudecimiento del ajuste de la obra pública. Por otra parte, el supervisor prevé que en los próximos años siga disminuyendo el déficit exterior, principalmente por la debilidad de la demanda nacional sobre las importaciones.

"Fatiga reformista"

El supervisor advierte de que la senda de consolidación fiscal fijada por la Unión Europea (UE) en un entorno de fuerte deterioro de la situación económica hace aflorar el riesgo de que los gobiernos europeos puedan "sucumbir a una cierta fatiga reformadora".

El riesgo se agrava en un contexto en el que la crisis de la deuda soberana ha adquirido un carácter sistémico y es uno de los principales factores responsables de la interrupción del crecimiento mundial. Desde el Banco de España se hace hincapié en que existe una estrecha vinculación ente riesgo soberano, riesgo bancario y vulnerabilidad económica, y que una vez activado cualquiera de estos tres componentes se ponen en marcha mecanismos de retroalimentación entre todos ellos que agravan y profundizan las tensiones.

Para superar el escenario de tensión, la entidad dice que hay que actuar en tres ámbitos: el de las política nacionales, el de la gobernanza europea y el de la política monetaria.Según el supervisor, los progresos en estos tres ámbitos han sido desiguales y han respondido en ocasiones a intereses contrapuestos, lo que evidencia la ausencia de un plan bien definido y respaldado por un elevado grado de consenso.

Sobre políticas activas de empleo

El regulador considera "apremiante" un "replanteamiento global" de las políticas activas de empleo con el objetivo de que se aumenten los incentivos para la búsqueda activa de un puesto de trabajo.

El organismo supervisor analiza en su informa, la reciente reforma laboral aprobada por el Gobierno del PP -en vigor desde el pasado 13 de febrero- y destaca, entre otras cosas, que son necesarias medidas "más ambiciosas" en materia de políticas activas de empleo.Estas políticas, que son competencia de las comunidades autónomas, están formadas por un conjunto de medidas de orientación, empleo y formación que tienen por objeto mejorar las posibilidades de acceso al empleo de los parados.

Para el Banco de España, las modificaciones que habrían de introducirse han de ir encaminadas a facilitar la formación, la inserción y la orientación laboral de los desempleados y de los trabajadores en riesgo de perder su empleo. Además, en dicho replanteamiento se ha de incluir una "exhaustiva" evaluación de los programas de formación en vigor y una "mayor" vinculación con las políticas de protección al parado.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba