BRUSELAS CORRIGIÓ EL DÉFICIT DEL GOBIERNO PORQUE "DESVIRTUABA LOS CRITERIOS CONTABLES"

El maquillaje del déficit obligará al Gobierno a aplicar recortes o subidas de impuestos en 2013

Bruselas corrigió el dato de déficit del Gobierno porque "desvirtuaba los criterios contables". La cifra será ahora revisada hasta el mes de abril y podría ser revisada al alza de nuevo. España incumple ya los dos criterios de ajuste de la UE: el déficit se desvió hasta el 7% y la deuda pública engordó 52.068 millones hasta el 84% del PIB como consecuencia del rescate bancario.

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro.
El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro. EFE

Bruselas corrigió el dato de déficit del Gobierno porque "desvirtuaba los criterios contables". Así se lo comunicaron literalmente los técnicos de Bruselas al Ministerio de Hacienda hace unos días, según han confirmado a Vozpópuli fuentes comunitarias, que aseguran que las cifras de las cuentas públicas españolas se consideran todavía como "provisionales". No habrá un visto bueno definitivo hasta el mes de abril por lo que la desviación podría ser todavía mayor, aseguran esas fuentes.

La corrección que Eurostat ha impuesto al Gobierno es algo más que una discrepancia técnica. Políticamente, la diferencia entre el 6,7% que declaró el Ejecutivo y el 7% (6,98%) en que queda realmente la cifra, significa que en el año 2013 Mariano Rajoy tendrá que aplicar recortes de gasto y/o subidas de impuestos por valor de 2.500 millones de euros no previstos para este ejercicio. 

Bruselas corrigió el dato del Gobierno porque "desvirtuaba los criterios contables"

El plan presupuestario del Gobierno contemplaba un ajuste de 39.000 millones para el año 2013, una cifra que ahora deberá ser un 6,4% mayor de lo inicialmente previsto. Si Bruselas revisa de nuevo al alza la cifra del déficit, el ajuste necesario para este año también debería crecer para cumplir con un objetivo que, a fecha de hoy, obliga a dejar el desfase de las cuentas públicas en el 4,5% al cierre del ejercicio.

La subida de impuestos será menos "provisional" 

Desde el lado de los ingresos, el Banco de España ha señalado ya la dirección que tendrá que seguir el Gobierno. La bajada de impuestos que prometió el ministro Montoro tendrá que esperar, al menos, otro año. En 2013, los 2.500 millones de ajuste adicional que tendrá que hacer el Gobierno no dejan margen para rebajas tras las subidas de IVA e IRPF aprobados en 2012. Pero el Banco de España ha pedido ir más allá: el banco central sugiere que Hacienda debiera considerar como permanentes las subidas de impuestos.

El BdE exige al Gobierno "el establecimiento de un plan presupuestario de medio plazo"

La incertidumbre sobre cómo va a cuadrar las cuentas el Gobierno ha llevado ya al banco central a pedir "el establecimiento de un plan presupuestario de medio plazo que proporcione suficiente detalle sobre el contenido y el impacto de las medidas de ingresos y gastos públicos". 

Desde el lado de los gastos, las autoridades monetarias insisten en que sólo los recortes en pensiones podrían permitir cuadrar las cuentas con la holgura necesaria.

España no cumple ninguno de los dos criterios de ajuste

La retención de las devoluciones practicada en noviembre y, sobre todo, diciembre no ha servido para contener el déficit. Tras la corrección del dato de diciembre por parte de Eurostat, España se convierte en el segundo país de la Unión Europea con mayor déficit público sólo por detrás de Irlanda. Incumple, pues, en 7 décimas el compromiso fijado por Bruselas que exigía cerrar el ejercicio en el 6,3%.

España no ha alcanzado el criterio de déficit público ni siquiera después de que Bruselas ampliara el margen en dos ocasiones: el listón inicial estaba marcado en el 4,4% y fue ampliado hasta el 5,3% en el mes de marzo. Más tarde, la Unión Europea concedió otro punto adicional hasta el 6,3% al Ejecutivo. España se desvía, pues, en más de 30.000 millones de euros con respecto al cálculo original que exigía Bruselas. 

(Haga click aquí para ver el gráfico a pantalla completa)

Pero, además, España incumple el otro criterio de ajuste exigido por Bruselas: el de la deuda pública. La deuda española se ha disparado este año como consecuencia del rescate bancario que ha lastrado en 40.000 millones de euros las cuentas públicas. En un solo ejercicio se ha disparado en 145.871 millones, hasta alcanzar el récord de 882.339 millones de euros, un 84% del PIB, según los datos del Banco de España.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba