Economía

El Gobierno deja el déficit de 2014 en el 5,7% e incumple el objetivo previsto por dos décimas

Si bien es cierto que el compromiso adquirido con Bruselas se situaba en el 5,8%, el Gobierno incumple la meta autoimpuesta del 5,5% y deja el déficit en el 5,72% a pesar de tratarse del año que lo tenía más fácil.

Cristobal Montoro, durante una comparecencia tras el Consejo de Ministros.
Cristobal Montoro, durante una comparecencia tras el Consejo de Ministros. EFE

Era el año que lo tenía más fácil. Y ni por ésas se ha mostrado capaz de ceñirse al objetivo marcado de déficit. Finalmente, el Ejecutivo de Mariano Rajoy ha cerrado la cifra de déficit de 2014 en el 5,72 por ciento del PIB, dos décimas más que el objetivo del 5,5% autoimpuesto por el Gobierno para poder hacer más asequible este año, un ejercicio inmerso en plena carrera electoral y que podría poner en dificultades la consecución de las metas exigidas por Bruselas. 

Si bien es cierto que el compromiso adquirido con Bruselas se situaba en el 5,8%, el Ejecutivo se había fijado una meta más exigente de cara a un 2015 en el que hay que reducir el desfase presupuestario hasta el 4,2%. En 2014 tan sólo se ha recortado el déficit en unas seis décimas, unos 6.000 millones de euros. Y ello a pesar de que el gasto en prestaciones por desempleo ha caído al menos unos 5.000 millones y la recaudación tributaria estaba disparada según el ministro Montoro.

Pues ni por ésas. Por un lado, los ingresos no han subido tanto como deberían debido a una inflación y salarios más bajos. Por otro, lanzadas a la carrera electoral, las Comunidades Autónomas han incumplido a lo grande. En lugar de recortar el déficit al 1% comprometido, las Comunidades lo han engordado en 2014 hasta el 1,66%, por encima del 1,52% del año anterior. Es decir, en vez de recortar medio punto lo han aumentado en más de una décima, unos 1.600 millones de euros. Un auténtico despropósito. Y Hacienda se ha mostrado incapaz de controlarlas a pesar de estar financiándoles prácticamente todas y cada una de las partidas de gasto mediante el FLA y el Pago a Proveedores.

El Ejecutivo se ha escudado en el desembolso extraordinario de los 1.700 millones del céntimo sanitario obligado por una sentencia de Bruselas. En todo caso, Hacienda insiste en que lo importante es que la senda de consolidación fiscal continúa su marcha a la baja después de que el agujero alcanzase en 2008 el 11% del PIB. "El Gobierno está haciendo la política presupuestaria que España necesita para que hoy estemos liderando el crecimiento y la creación de empleo en la zona euro", afirmó Cristóbal Montoro.

El titular de Hacienda excusó los malos resultados de las Autonomías argumentando que en 2014 recibieron menos ingresos del sistema de financiación. "En 2015, el ajuste de las Comunidades será algo más fácil porque ingresarán un 3 por ciento más de recursos financieros", comentó Montoro.  

Por su parte, los ayuntamientos han compensado buena parte del descontrol autonómico logrando un superávit de medio punto del PIB, en parte porque han podido ajustar sus servicios más fácilmente, en parte porque el IBI es la única figura tributaria que ha elevado su recaudación durante la crisis.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba