Economía

El Partido Popular presiona a Montoro para que baje más los impuestos a las clases medias que a las bajas

Miembros del PP y del Gobierno discuten a Montoro que concentre las rebajas fiscales entre las rentas menos pudientes, fundamentalmente por debajo de los 30.000 euros. La batalla electoral perfila la política económica.

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, tiene muy claro que al menos ha de rebajar los impuestos en unos 5.000 millones para que ésta reducción sea palpable, una cantidad equivalente a los 400 euros que repartió Zapatero. Y tiene incluso más claro que quiere concentrar esa bajada entre las clases más desfavorecidas, sobre todo entre las rentas por debajo de los 30.000 euros y las familias con descendientes o ascendientes a cargo. Hasta el punto en que se ha planteado el uso de impuestos negativos, es decir, la entrega de ayudas sociales vía IRPF.

Sin embargo, el debate se ha abierto en el seno del PP y del propio Ejecutivo, según fuentes próximas al partido y al Gabinete de Rajoy. Montoro puede argumentar que el alza del IVA ha perjudicado mucho a las clases bajas, que los indicadores de desigualdad social se han descontrolado, y que cualquier dinero que se brinde a los más pobres irá directamente al consumo.

Pero otros no comparten esta visión. En primer lugar, razonan que los que realmente soportan una carga descomunal de impuestos son las nóminas de las clases medias, sobre todo si se comparan los tipos medios respecto a otros países de nuestro entorno.

También esgrimen que las clases medias consumen incluso más. Y por encima de todo defienden que esas clases medias son su base electoral y que una rebaja impositiva centrada en ellas ayudaría a compensar parte del desánimo imperante en su electorado.

La batalla electoral condiciona toda la política económica. Y con estas claves podría entenderse el mensaje que trasladó Rajoy hace escasas semanas al afirmar en público que todos los ciudadanos notarán el recorte del IRPF.

Por otra parte, el otro reto que tiene por delante Montoro consiste en convencer a la Comisión Europea de que es mejor bajar el impuesto de la Renta en lugar de las cotizaciones sociales. El titular de Hacienda opina que rebaja del IRPF tiene un impacto directo sobre la renta disponible y, por tanto, sobre el consumo. En cambio, considera que está por ver el que la disminución de las cotizaciones se traduzca de inmediato en una creación de puestos de trabajo tal y como pregona Bruselas.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba