Economía

Otro toque a Montoro: la Caixa alerta de que harán falta más ajustes para cumplir con el objetivo de déficit

Si BBVA ya advirtió de que el ajuste fiscal podría tener que intensificarse, ahora la Caixa prevé que en 2013 el déficit prácticamente no se reducirá, enquistado en el 6,9%.

El servicio de estudios de la Caixa alerta de que harán falta nuevos esfuerzos de ajuste para lograr el objetivo de déficit público comprometido con Bruselas.

Si hace unas semanas BBVA Research advertía de que la consolidación fiscal se había ralentizado y por lo tanto el ajuste podría tener que intensificarse en el cuarto trimestre, ahora es la Caixa Research la que subraya el riesgo de incumplimiento presupuestario.

En su informe mensual de septiembre, la Caixa Research prevé que al cierre de 2013 el déficit del conjunto de las Administraciones se situará en el 6,9 por ciento del PIB, cuatro décimas por encima de lo requerido por Bruselas y prácticamente en los mismos niveles el año pasado.

“El principal riesgo es el del incumplimiento de las metas establecidas de ajuste presupuestario. Los datos conocidos hasta hoy muestran que la exigencia para los meses finales del año será máxima, y es imprescindible conseguir los objetivos, puesto que en materia de consolidación fiscal España tiene aún mucha credibilidad que recuperar. La relajación de las sendas de reducción de déficit no debiera ir acompañada de desviaciones significativas respecto a las metas acordadas”, señala Jordi Gual, economista jefe de la Caixa.

Las cuentas no cuadran   

En opinión de los analistas de la entidad catalana, a estas alturas el Estado central ya ha alcanzado el nivel de déficit establecido para todo el año y, por lo tanto, el cumplimiento del objetivo exige un esfuerzo adicional en el segundo semestre.

Y pese a que los registros de ejecución presupuestaria son similares a los del ejercicio pasado, buena parte de los sacrificios del 2012 se acometieron durante la segunda mitad del año, como la subida del IVA o la supresión de la paga extra de los funcionarios. En cambio, para lo que queda de año apenas se perfilan nuevas medidas en el horizonte. De modo que el riesgo de que el déficit se vuelva a enquistar en el entorno del 7 por ciento es evidente, con la consiguiente pérdida de crédito a los ojos de los inversores internacionales.

De acuerdo con las estimaciones de la casa de análisis, la previsión de las principales partidas de ingresos se desviará en torno a un 1 por ciento del PIB, unos 10.000 millones. Fruto del deterioro económico, la recaudación por cotizaciones sociales e IRPF se resiente. E incluso si el repunte de la actividad compensa parte de esta pérdida, difícilmente se podrán satisfacer las estimaciones recogidas en los Presupuestos Generales del Estado, sostienen los expertos de la entidad presidida por Isidre Fainé.

Y aunque la mejora de la prima de riesgo puede proveer ahorros de hasta el 0,5 por ciento del PIB, ni siquiera semejante alivio será suficiente.

En definitiva, pese a que el Reino de España sólo tiene que rebajar el déficit en cinco décimas, la labor se presenta casi tan ardua como el año pasado, ya que una parte considerable de las medidas del 2012, por valor del 1 por ciento del PIB, fueron temporales. “Los objetivos de déficit de 2013 son alcanzables, pero exigirán esfuerzos renovados en el segundo semestre del año”, concluye el informe de la Caixa.

Con todo, la entidad destaca como una nota positiva que la posibilidad de un incumplimiento no haya inspirado, por el momento, recelos en los mercados financieros.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba