Economía

Montoro premiará a las CCAA incumplidoras con el déficit tras haberlas estigmatizado

Para contentar a Cataluña, Hacienda defiende que las comunidades tengan metas de déficit distintas, en función del esfuerzo que tengan que hacer y en contra del criterio de las autonomías que sí hicieron los deberes. Al final, la situación catalana y el próximo pacto con Artur Mas obliga a redefinir toda la política presupuestaria.

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro (izquierda), junto al secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta
El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro (izquierda), junto al secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta EFE

La delicada situación con Cataluña ha obligado al Ministerio de Hacienda a plantear que las metas de déficit de las Comunidades Autónomas sean individualizadas y a la carta. “Hay que hacer política”, reconoció ayer el ministro Cristóbal Montoro.

Es decir, en cuanto se obtenga la relajación de los objetivos de déficit brindada por Bruselas, ésta se repartirá entre las Autonomías en función del esfuerzo que tengan que hacer, su aportación al PIB o la capacidad de acceso a los mercados. La idea consiste en que haya metas de déficit distintas al igual que ocurre en la UE, donde por ejemplo Francia y España tienen sendas de corrección fiscal diferentes.

Gesto hacia Mas

Traducido al catalán: la Generalitat de Artur Mas obtendrá al menos una parte de la flexibilización del déficit que venía exigiendo. De ahí que por primera vez el conseller catalán Andreu Mas-Colell saliese del Consejo de Política Fiscal muy satisfecho, tildándolo de encuentro "plácido" porque no se había "culpabilizado" a nadie.

Sin embargo, esto ha puesto en pie de armas a las Comunidades más disciplinadas, que se indignan con el hecho de haberse sacrificado tanto para que luego otras sean las beneficiadas, máxime cuando este mismo jueves se conocía que las regiones que más han recortado han sido precisamente las que más han sufrido una caída estrepitosa del PIB.

Rebelión de las cumplidoras

Los consejeros de Hacienda de las Comunidades de Castilla y León, Madrid, Extremadura, Galicia y Aragón se mostraron a la salida del Consejo partidarios de mantener objetivos de déficit comunes. Pero aun así todos ellos explicaron que estaban dispuestos a discutir unos déficits diferenciados, siempre que se reconociese y premiase su disciplina.

Sin embargo, Montoro les echó un jarro de agua fría: “No hay premio. El premio es que la Comunidad haya cumplido. Todas han bajado al menos un punto y medio del PIB. No ha habido ninguna que no haya hecho algo significativo”, declaró.

Hacienda ha constituido tres grupos de trabajo formados por técnicos del Gobierno central y de las Autonomías: uno para negociar el nuevo sistema de financiación; otro para establecer un criterio con el que fijar déficits individuales; y un tercero con el fin de suprimir trabas burocráticas.

Nuevo instrumento para pagar deudas

Montoro también ha anunciado que se estudiará la creación de un nuevo mecanismo para sufragar todo el exceso de déficit apilado que no se permitía financiar, que vuelve a hacer una bola y que no se ha incluido en el FLA o el pago a proveedores, como por ejemplo las deudas con ayuntamientos, las subvenciones comprometidas y los imprevistos. Sólo por proveedores las autonomías ya acumulan en la llamada cuenta 413 unos 10.000 millones de facturas sin pagar.

Las peticiones se amontonan en la puerta de Hacienda. Algunas autonomías como Madrid, Cataluña, Valencia y Andalucía presionan para que el nuevo sistema de financiación esté listo en 2014. Y en este sentido el secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta, ya ha manifestado que se puede empezar por fijar unos costes estándares para todas las prestaciones básicas.

Cataluña quiere que se le conceda a las autonomías un tercio de todo el margen de déficit que tenga al año el Reino de España, en consonancia con el porcentaje que soportan las Comunidades de compromisos, y por tanto gastos, del conjunto de las Administraciones. Mientras que Andalucía pide que se tenga en cuenta para el objetivo de desfase presupuestario el tamaño de la deuda y la población, en lugar de sólo el PIB.

Y las Comunidades que no se han acogido al Fondo de Liquidez Autónomico, como Madrid y Castilla y León, han solicitado a Montoro que considere ampliar el límite impuesto para poder emitir deuda, ahora en los cien puntos de diferencial sobre la prima española.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba