Economía

Los inspectores de Hacienda sellan la paz con Montoro a dos meses del 20D

Tras una de las legislaturas más duras que se recuerdan, el colectivo de inspectores de Hacienda (IHE) reconoce estar recomponiendo las buenas relaciones con la dirección de la Agencia Tributaria y el propio Ministerio. La presencia de los dos principales altos cargos de la AEAT ilustra el nuevo tiempo de paz en la agencia.

La cúpula de la Agencia Tributaria y del Ministerio ha recompuesto sus relaciones con los inspectores de Hacienda.
La cúpula de la Agencia Tributaria y del Ministerio ha recompuesto sus relaciones con los inspectores de Hacienda. EFE

"Siempre estoy a gusto entre inspectores de Hacienda". La frase la pronunció el director de la Agencia Tributaria, Santiago Menéndez, en el acto de cierre del último Congreso de la Organización Profesional de Inspectores de Hacienda del Estado (IHE). No era una frase más, sino la demostración de que algo ha cambiado a mejor entre Hacienda y sus inspectores. Y la presencia en la inauguración, del presidente de la Agencia, Miguel Ferre (algo poco habitual) va en la misma línea.

Los últimos cuatro años de legislatura no han sido precisamente fáciles entre los responsables de la Agencia Tributaria y el colectivo de inspectores de Hacienda. Leyes y normativas polémicas como la amnistía fiscal del ministro Cristóbal Montoro o la posibilidad de que los defraudadores condenados se libraran de ir a la cárcel pagando sus deudas merecieron las críticas y los reproches más duros por parte de los responsables de la IHE.

Pero las relaciones fueron aún más tensas cuando los recortes impuestos por las autoridades europeas obligaron al Gobierno a recortar plantilla en toda la administración central, incluida la AEAT. Pese a que la tasa de reposición fue ligeramente más alta para los inspectores (un 10% frente a un 0%) por aquello de la conveniencia de luchar contra el fraude fiscal, lo cierto es que entre 2012 y 2015 se destruyeron 1.500 puestos en el cuerpo de inspectores de Hacienda, según reconoció el propio director de la AEAT.

Estas y otras decisiones del Gobierno y de la Agencia Tributaria (que ha visto cambios en la dirección durante esta legislatura) fueron deteriorando las relaciones con los portavoces y dirigentes del cuerpo de inspectores, con capítulos especialmente sonados y con una gestión poco transparente, como el de la Infanta Cristina o el más reciente caso Rato.

Otro clima tras la llegada de Rocío Gamo

Pero el cambio en la presidencia del IHE sucedido tras la renuncia de Ranses Pérez Boga (que se sumó a la candidatura socialista de Antonio Miguel Carmona para la alcaldía de Madrid) fue el inicio de una nueva relación entre las cúpulas de ambas instituciones.

La llegada, a partir del pasado mes de abril, de Rocío Gamo Yagüe a la presidencia temporal de los inspectores ha supuesto un cambio de rumbo en las relaciones entre dirección y presidencia de la AEAT y sus inspectores. Desde entonces éstas han mejorado, tal y como han reconocido a Vozpopuli fuentes conocedoras de la situación.

José Luis Groba, nuevo presidente

El último día de Congreso, celebrado el pasado viernes, sirvió además para nombrar a un nuevo presidente de la Organización Profesional de Inspectores de Hacienda del Estado (IHE). El gallego José Luis Gorba López (Pontevedra, 1962) fue el elegido. A día de hoy es coordinador jefe en la Dependencia Regional de Inspección de Castilla y León.

Entre sus principales prioridades para su mandato está el lograr, de una vez por todas (es una vieja reclamación), que el Parlamento apruebe un estuto de la Agencia Tributaria que garantice de forma legal la independencia orgánica del cuerpo de inspectores del Estado.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba