Economía

El aguinaldo de Montoro a Artur Mas por Navidad: le perdona 1.775 millones en intereses de la deuda por financiarse gracias al Estado

La Generalitat de Cataluña toma aire financiero para el próximo ejercicio, año electoral, en el que no tendrá que pagar los intereses de la deuda del préstamo ofrecido por el Estado a través del Fondo de Liquidez Autonómico.

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, saluda al presidente de la Generalitat, Artur Mas
El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, saluda al presidente de la Generalitat, Artur Mas Archivo

El gobierno catalán ha recibido un inesperado aguinaldo antes de Navidad por parte del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. La Generalitat toma así aire financiero para el próximo ejercicio, año electoral, en el que no tendrá que pagar los intereses de la deuda del préstamo ofrecido por el Estado del Fondo de Liquidez Autonómico (FLA). El ahorro para el gobierno que preside Artur Mas -que no ha abandonado su deriva secesionista para convocar unas elecciones que él prevé de autodeterminación para separar a Cataluña del resto de España- será de 1.775 millones de euros en intereses que no deberá abonar al Estado. 

Esta cifra sale del cálculo de la petición dela Generalitat en los últimos tres años al FLA, que adeuda 32.600 millones de euros en base al pago del 1% anual, según fuentes financieras consultadas por este medio. Andalucía será otra de las comunidades que se beneficiarán del aguinaldo de Montoro, pero Cataluña es la que más se ahorrará al no pagar los intereses de la deuda del FLA al que se adhirió. Vozpópuli ya adelantó que el Gobierno avalaría todas las emisiones de deuda de las Comunidades Autónomas.

Cataluña incumplirá de nuevo el techo de déficit

A pesar de que la Generalitat incumplirá este año el objetivo de déficit del 1% impuesto a las autonomías que no cuadran sus deudas –como Cataluña, que se desviará hasta el 1,53% del PIB, que ha recibido más de 32.000 millones en los últimos tres años del FLA para pagar facturas a proveedores, farmacias y funcionarios y cuya deuda se ha desbocado hasta los 63.000 millones-, el ministro de Hacienda ha decidido perdonar los intereses de la deuda a aquellas autonomías que se financien gracias al FLA. 

La Generalitat calcula que necesita 2.500 millones para cubrir sus necesidades de gasto para 2015

Esta decisión se ha tomado para compensar a las comunidades autónomas por el retraso del pacto del nuevo sistema de financiación autonómica que la semana que viene se empezará a negociar con un año de demora. 

Desde Cataluña, lejos de celebrar la decisión a bombo y platillo y manteniendo su actitud de desafío constante al Estado (aseguran que seguirán adelante con su deriva soberanista al tiempo que coquetean con los independentistas de ERC para adelantar elecciones autonómicas en el primer trimestre de 2015), el conseller de Economia, Andreu Mas-Colell sigue reiterando que “necesita” 2.183 millones de euros para cuadrar las cuentas catalanas el año próximo y pide al Gobierno “que le den dichos recursos como deuda histórica”. 

Crédito del Estado a tipo cero

Ante esta posición, Montoro sigue ofreciendo financiación a Cataluña y a aquellas autonomías que lo necesiten. Más aún. El titular de Hacienda ha decidido que las autonomías que soliciten nueva financiación a través del FLA obtendrán ese crédito al 0%, frente al 1% que pagan desde octubre. 

Esta medida dará más aire a los gobiernos autonómicos de cara al 2015, en el que se celebrarán elecciones municipales, autonómicas y, probablemente, generales, y les otorgará más margen para limitar los recortes. Montoro dará a conocer los detalles la semana que viene en las reuniones del Consejo de Política Fiscal y Financiera y la Comisión Nacional de Administración local. 

Mas-Colell sigue reiterando que “necesita” 2.183 millones para cuadrar sus cuentas

Las autonomías han acumulado una deuda hasta septiembre con el Estado de 85.185 millones de euros (entre el FLA y proveedores). Alrededor de 33.000 millones corresponden sólo a Cataluña –que no puede financiarse en los mercados internacionales ni generando su propia riqueza, con lo que Artur Mas sigue acudiendo a la financiación del Estado al tiempo que arremete constantemente contra el Gobierno y a favor de un Estado catalán independiente- y más del 40% de su pasivo total.

Este año, la Generalitat catalana ha pagado por intereses del FLA correspondientes al 2012 y 2013 unos 640 millones, el 31% de la carga financiera total. 

Cuentas catalanas “con contenido político”

Mas-Colell ha admitido que las cuentas de 2015 tienen esta vez un "contenido político adicional". De esta forma, el conseller se ha referido a los 2.183 millones que la Generalitat ha incluido en las cuentas y que pretende recibir del Gobierno, una cantidad que Mas-Colell ve "razonable" que se haga constar como ingresos previstos. 

"Iremos a batallar donde sea. Batallaremos sin descanso y seguro que contaremos con el apoyo de este Parlament (para lograrlos), porque nos jugamos mucho", ha afirmado Mas-Colell, que además ha garantizado que en 2015 se ejecutará todo el gasto previsto. 

En concreto, el Govern espera recibir del Gobierno un total de 789 millones a cuenta de lo que le correspondería por el Fondo de Competitividad en este ejercicio; otros 759 millones relativos a la deuda por la aplicación de la disposición adicional tercera del Estatut correspondiente a 2008 y un total de 635 millones en compensación por el impuesto catalán de depósitos bancarios. 

No obstante, la Generalitat calcula que necesita un total de 2.500 millones de euros para cubrir sus necesidades de gasto para 2015, que incluyen la recuperación de una paga extra a los empleados públicos. 

"Batallaremos sin descanso", sostiene el consejero de economía catalán

Por ello, el Govern prevé obtener otros 317 millones de euros de forma extraordinaria, 100 de ellos por la venta de activos reales, como edificios públicos, y el resto mediante concesiones y otros ingresos patrimoniales. 

Según Mas-Colell, desde el año 2010 al año 2015, la Generalitat habrá reducido su déficit público un 84%, mientras que desde 2011 el Govern ha presentado cuatro planes de ajuste para reducir gastos por valor de 6.800 millones de euros. El conseller ha asegurado que los presupuestos de 2015, que ajustan el déficit al 0,7% del PIB, prevén un aumento del gasto del 4,2 %, un incremento que se explica en buena medida por la recuperación de la paga extra, y un aumento del PIB del 2,2% gracias al tirón de la demanda interna, en su opinión. 

Paga extra a los funcionarios catalanes, en el aire

En cuanto a la paga extra para los funcionarios, Mas-Colell ha asegurado que "no tiene ningún sentido" que la Generalitat sea la "única administración que exija este esfuerzo a sus trabajadores". Además de denunciar de nuevo el "injusto" reparto de los objetivos de déficit por parte del Estado, el conseller ha vuelto a pedir un nuevo sistema de financiación autonómica y que el Gobierno compense a la Generalitat por el aumento del IVA. 

Mas-Colell también pedirá a los altos cargos de la Generalitat que renuncien a una paga extra en 2015 si el presidente del Gobierno central, Mariano Rajoy, hace lo mismo con los altos cargos del Estado. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba