Economía

Los bancos embalsan crédito y siguen recortando la financiación a familias y empresas, según el BdE

El banco de España acusa a los bancos de estar embalsando crédito pese a recibir más fondos fondos y más baratos en los mercados internacionales. "No hay factores relacionados con la liquidez de las entidades que constituyan en estos momentos un obstáculo significativo para la concesión de crédito”, concluye el regulador. 

El Banco de España carga contra la política de crédito de los bancos
El Banco de España carga contra la política de crédito de los bancos EFE

La banca está embalsando crédito. Es la conclusión que arroja el último boletín del Banco de España que constata que las entidades están recibiendo más financiación y más barata en los mercados internacionales pero que, sin embargo, conceden menos créditos y más caros en el mercado doméstico. Por primera vez de una manera contundente, el regulador bancario reprocha a las entidades el cierre del grifo del crédito al asegurar que los bancos centrales y los mercados internacionales han abierto un flujo que ellos no están trasladando a sus clientes. “No parece probable que factores relacionados con la liquidez de las entidades constituyan en estos momentos un obstáculo significativo para la concesión de crédito”, denuncia el Banco de España.

"No es probable que la liquidez de las entidades constituya un obstáculo significativo para la concesión de créditos", denuncia el BdE

La restricción del crédito está afectando a todos los sectores económicos, tanto familias como empresas. Sin embargo, el análisis del BdE es que el cierre del grifo está siendo "algo más contractivo en las pymes que en las grandes empresas". Según el regulador, "no es improbable que algunas pymes se enfrenten, en este contexto, a unas condiciones de financiación más restrictivas de lo que estaría justificado por su solvencia". Por ello, receta al Ejecutivo: "es necesario explorar y acometer medidas específicamente dirigidas a ese segmento" empresarial.

(Haga click sobre los gráficos para verlos a pantalla completa)

Ese problema viene agravado por la caída de lo que hasta ahora había sido la garantía que avalaba esos créditos: el valor de los activos inmobiliarios. Según los datos del Banco de España la caída a la financiación empresarial sigue siendo de doble dígito, repartida de manera desigual según los diferentes sectores:

  • Así el recorte del crédito a la construcción es del 17,9% en los últimos doce meses
  • El recorte al sector industrial es del 11,3% en el último año
  • Y la caída de crédito en el sector servicios es del 6,8% en el mismo período

Ese menor crédito a las entidades sólo es justificado por el regulador en un caso: el de las cajas de ahorros, es decir, las "entidades en reestructuración (...) ya que este grupo de banos ha de cumplir (por haber recibido ayudas del FROB) unos planes que contemplan la reducción del saldo de préstamos en sus balances". Sin embargo, el regulador muestra su perplejidad ante el hecho de que la banca sana no esté atendiendo a esa demanda de crédito y añade: "cabe esperar, no obstante, que una parte de dicho descenso sea absorbida por el resto de instituciones no sujetas a restricciones".

Lo cierto es que esa sustitución no se está produciendo en lo que afecta al crédito a empresas y tampoco en los créditos a las familias que también siguen recortándose. De hecho, en su apartado de conclusiones, el regulador afirma que entiende que no se concedan más préstamos a quienes ya están endeudados pero no comprnede que "los agentes más productivos y menos endeudados" no lo reciban. "Para ellos, el crédito debería, de hecho crecer", afirma el boletín.

Menos crédito y más caro en España

El regulador bancario no sólo cuestiona la escasez de crédito que se está concediendo en nuestro país. Resalta también los márgenes con los que las entidades están operando. Según denunica el BdE, las primas de riesgo se han relajado, la financiación a los bancos está siendo más barata y, sin embargo, se está produciendo un "aumento de los diferenciales de los tipos de interes" de forma que "el coste de los créditos para empresas y familias españolas se ha ido separando del que se aplica en los países del núcleo de la UEM".

Hasta tal punto es así que mientras el crédito hipotecario para la adquisición de vivienda no se separa del que se cobra en otros países de Europa, los créditos al consumo en España cobran intereses que superan el 7% de media, frente al 4,75% del resto de Europa. Igualmente, el crédito a las empresas ronda en España el 5% frente al 2,8% que se cobra en Europa.

El Banco de España asegura que las entidades han realizado ya su saneamiento interno y, por tanto, "los niveles de capital de las entidades se sitúan holgadamente por encima de los valores mínimos requeridos". "No se puede descartar que las perspectivas de débil crecimiento económico, un entorno regulatorio en el que todavía persisten elementos de incertidumbre y una cierta presión de los inversores internacionales puedan ejercer todavía alguna restricción sobre el crédito por esta vía", concluye el regulador. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba