Economía

Las comunidades tendrán que recortar 5.150 M. más en 2013 por ingresos que dejarán de recibir del Estado

Las CCAA se beneficiaron en 2012 de una liquidación positiva de la financiación autonómica de 2010 por valor de 5.150 millones. Estos ingresos no se repetirán durante 2013 y, por lo tanto, las autonomías tendrán que rebajar el déficit desde el 2,2% del PIB, en lugar del 1,73% anunciado. La Comisión Europea pidió este martes que se ate más en corto a las regiones.

Las comunidades tendrán que recortar 5.150 M. más en 2013 por ingresos que dejarán de recibir del Estado
Las comunidades tendrán que recortar 5.150 M. más en 2013 por ingresos que dejarán de recibir del Estado

El Gobierno pintaba un 2013 de menos sacrificios para los ciudadanos porque en este ejercicio no tendría que tomar medidas adicionales. Sin embargo, esto no va a ser así para muchas de las Comunidades Autónomas.

Un buen número de ellas tendrá que retomar los recortes con brío, pues una parte del ajuste que emprendieron no ha sido estructural, es decir, permanente. El principal alivio para sus cuentas durante 2012 procedió de la liquidación positiva de 2010: las comunidades recibieron hace tres años 5.124 millones menos de lo que les correspondía del sistema de financiación, de modo que el Estado central se los devolvió en 2012.

Estos ingresos son extraordinarios y no se repetirán en 2013, por lo que los gobiernos autonómicos no partirán para reducir su déficit desde el 1,73 por ciento del PIB anunciado a bombo y platillo, sino que en realidad lo harán desde el 2,2 por ciento.   

Sin embargo, las autonomías no han devuelto todavía las liquidaciones negativas de 2008 y 2009 que debían haber reintegrado durante 2010 y 2011, por valor de 5.500 millones y 18.000 millones respectivamente. Hacienda ha concedido a los gobiernos regionales un plazo de 10 años para ingresar estos fondos en las arcas del Estado central.  

Además, la supresión de la paga extra a los funcionarios ha supuesto otro recorte temporal para la contabilidad de las administraciones autonómicas y locales, que representan casi el 80 por ciento de todos los empleados públicos y, por lo tanto, acapararon buena parte de los cerca de 5.000 millones que se ahorraron.

Varias de las comunidades incumplidoras han recurrido durante 2012 a planes de venta de edificios y privatizaciones de infraestructuras para salvar las cuentas. Y estos ingresos tampoco aparecerán en la contabilidad de 2013. Cataluña se ha apuntado unos 900 millones en 2012 por la enajenación de Aigües del Ter Llobregat  y los túneles del Cadí y Vallvidrera.

Andalucía pretendía obtener en 2012 casi 1.000 millones por la comercialización de activos. Pero al final sólo conseguirá unos 350 millones por el sale&leaseback (venta para mantenerse en régimen de alquiler) de varios edificios. Murcia esperaba subastar varias sedes por unos 60 millones.

Por todo ello, la Comisión Europea ha solicitado que se ate en corto a las regiones e, incluso, se aplique la ley amenanzándolas con la intervención. Sólo que dos autonomías populares, Murcia y la Comunidad Valenciana, son las que de lejos más incumplen, con un 3,04 y 3,45 por ciento del PIB, respectivamente. 

La nota positiva para las autonomías es que el Gobierno tiene intención de compartir la relajación del déficit que brindará Bruselas. Así que, al menos, éstas muy seguramente no habrán de recortar hasta el 0,7 por ciento del PIB previsto.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba