Economía

Las Comunidades sobrepasan en sólo seis meses todo su margen para endeudarse

Todas las Autonomías salvo Canarias y Extremadura se endeudan durante el primer semestre del año más de lo que les permitía Hacienda para el conjunto del 2014, una señal de lo mal que están las cuentas regionales con unas elecciones por delante. Sin embargo, Montoro renuncia a intervenirlas y se conforma con controlarlas mediante el FLA.

La deuda es la prueba del algodón de cómo van de verdad las cuentas de las Administraciones Públicas. Y por esta vara de medir la cosa pinta extremadamente mal para unas Comunidades Autónomas lanzadas a la carrera electoral.

En tan sólo seis meses, las Autonomías han sobrepasado todo el margen del que disponen para endeudarse en 2014. Salvo Canarias y Extremadura, todas y cada una de ellas se han endeudado en el primer semestre más de lo permitido por Hacienda para el conjunto del ejercicio, una señal indiscutible del pavoroso estado de las cuentas autonómicas.

Hacienda fijó para el conjunto de las Comunidades en 2014 un objetivo de deuda del 20 por ciento del PIB. Sin embargo, entre enero y junio las Autonomías ya han alcanzado el 21,7 por ciento de pasivos sobre PIB. Es decir, aproximadamente han tomado unos 17.000 millones más de lo que tenían consignado en la mitad del tiempo previsto, dejando su deuda en los 228.219 millones según los datos del Banco de España.

Por su volumen, destaca especialmente Cataluña, cuyo endeudamiento en términos absolutos es el mayor de todos con 61.836 millones y alcanza en junio el 31,2 por ciento de su PIB frente al 27,8 por ciento comprometido para todo el año.

En porcentaje, el endeudamiento de Valencia supone el mayor de todas las regiones y asciende al 34,8 por ciento del PIB, muy por encima del 31,9 por ciento marcado como meta.

Murcia, Baleares y Castilla-La Mancha también se saltan el límite establecido por Hacienda con mucho, tal y como se puede comprobar en las tablas publicadas a continuación. En la primera se recogen los objetivos de déficit y deuda, mientras que en la segunda se puede apreciar la evolución de la deuda en porcentaje del PIB por años y por trimestres.  

Los resultados de estos cuadros se antojan incluso peores que los que reflejan las cifras de déficit y por lo tanto hacen pensar que el deterioro de las cuentas autonómicas continuará su senda hacia el incumplimiento, poniendo en peligro todo el proceso de consolidación fiscal.

En los ocho primeros meses del año, el déficit de las CCAA ya ha aumentado un 32 por ciento cuando en realidad deberían haberlo aminorado. Por ponerlo en cifras, deberían recortar el desfase presupuestario en unos 5.000 millones en el conjunto del año. Sin embargo, en vez de reducirlo lo han elevado en más de 2.500 millones en tan sólo ocho meses.

De ahí que AFI, Fedea y la Autoridad Fiscal Independiente hayan alertado sobre el riesgo de desviaciones bastante sustanciales en las metas de austeridad de las Comunidades. No obstante, parece que impera una cierta indulgencia debido a que se avecinan las elecciones autonómicas en la primera mitad de 2015.

“Las regiones tienen entre sus competencias la sanidad y la educación, dos partidas caras y difíciles de rebajar. Pero al mismo tiempo tienen poca capacidad para aumentar sus ingresos, porque buena parte de sus impuestos están vinculados a la construcción. De modo que hace falta reformar el sistema de financiación. De hecho, en la política de Montoro hay un reconocimiento implícito de que se necesita cambiarlo, porque en caso contrario Hacienda las intervendría. No hay dinero para un nuevo sistema y en lugar de intervenir Montoro se conforma con controlarlas y asistirlas una y otra vez mediante el Fondo de Liquidez Autonómico”, sostiene un experto en la materia. No obstante, incluso si de verdad quisiera intervenirlas, el mecanismo contemplado en la ley tarda unos siete meses en hacerse realmente efectivo.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba