Economía

País Vasco y Navarra, las más beneficiadas del sistema autonómico

Madrid pierde un 8% de sus rentas por el efecto del Estado y Cataluña retrocede sólo un 2%, según un estudio de BBVA/Ivie.

El lehendakari vasco, Iñigo Urkullu.
El lehendakari vasco, Iñigo Urkullu. Gtres

País Vasco y Navarra son las grandes beneficiadas del sistema autonómico. En cambio, los ciudadanos de Madrid y Cataluña pierden respectivamente un 8 y un 2 por ciento de su renta media, aunque lo hacen en proporción directa a su mayor riqueza y por lo tanto de forma bastante justa, de acuerdo con un estudio de la Fundación BBVA y el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas publicado bajo el título ‘Las diferencias regionales del Sector Público’.  

Ahora que se le busca un nuevo encaje fiscal, ¿es Cataluña la gran perjudicada por el sistema de financiación autonómico? La única forma de responder a esta pregunta reside en un estudio llevado a cabo por la Fundación BBVA y el Ivie. En él, a lo largo del periodo comprendido entre 2000 y 2008, se sustrae de la renta media del ciudadano de una comunidad todos los impuestos y cotizaciones que desembolsa. A continuación, se le suma a esa renta todo lo que el Estado gasta en esa comunidad, ya sea en el nivel estatal, autonómico, local o por Seguridad Social. Y con eso calculan cómo afecta la acción del Estado a las rentas de cada autonomía. ¿Y cuál es el resultado? La respuesta se muestra en el gráfico

En el eje vertical se recoge la renta de 2008 por habitante de la comunidad. Y en el horizontal se incluye el porcentaje en que se reduce o aumenta la renta por la acción del sector público. Y tal y como se refleja en el cuadro, Madrid es la autonomía que más renta se deja por el efecto del Estado, en concreto pierde un 8 por ciento. La segunda es Cataluña, cuya renta media retrocede un 2 por ciento.

Sin embargo, según los autores del estudio, las contribuciones de estas dos CCAA no resultan desproporcionadas. La línea cruzada de puntos es la media de lo que influye el Estado en la renta según la riqueza que se tenga en la comunidad. Y si una autonomía se encuentra dentro de la línea de puntos, entonces recibe lo mismo que la media y por lo tanto un trato adecuado a su capacidad.

Es decir, aquellas comunidades por encima de la línea se aprovechan del sistema. En cambio, las que se hallan por debajo consiguen menos que la media en proporción a su renta. Y al examinar las desviaciones, ahí reside la sorpresa. Las dos comunidades que más se benefician son las forales, País Vasco y Navarra, pese a ser de las más ricas. El País Vasco logra un 5 por ciento más cuando debería perder un 4 por ciento. Y Navarra gana un 1 por ciento más de renta cuando debería restarse un 5 por ciento. Por el contrario, Andalucía, Murcia, Canarias y la Comunidad Valencia quedan por debajo y salen perjudicadas.

En conclusión, por mucho que se queje sobre el expolio fiscal, la comunidad catalana recibe un trato acorde con sus posibilidades. Lo insólito radica más bien en los casos del País Vasco y Navarra, cuyas ventajas fiscales se antojan bastante injustas.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba