Economía

Montoro intentará calmar la rebelión de las Autonomías dándoles más dinero

El Gobierno ya brindó en 2012 a las CCAA más recursos que nunca para que cumpliesen con el déficit. Ahora volverá por esta senda al no ajustar las transferencias al nuevo escenario de mayor recesión y caída de ingresos. Cederá fondos como si decreciésemos el -0,5% en lugar del -1,3%. Montoro estudia que los intereses de la deuda no cuenten como déficit para aliviar todo un punto a Cataluña.

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, intentará calmar la rebelión autonómica por el déficit adelantando más fondos. Según fuentes cercanas al Gobierno, en lugar de ajustar las transferencias que corresponden a las comunidades a la nueva previsión de caída del PIB y por tanto de ingresos, mantendrá las entregas a cuenta según la anterior estimación del PIB, es decir, conforme a un decrecimiento del -0,5 por ciento en vez del recientemente actualizado -1,3 por ciento.

Ello implica que las CCAA volverán a disponer en 2013 de más recursos si además sumamos que durante este año ingresarán su parte de la subida del IVA, algo de lo que no se pudieron aprovechar en 2012, pues el aumento se lo embolsó todo el Estado central. Tal y como adelantó Vozpópuli en exclusiva, en 2012 las autonomías dispusieron de más recursos que nunca en su historia, unos 168.000 millones según los datos enviados por el Ejecutivo a Eurostat.

Montoro espera que este caramelo por la puerta de atrás apacigüe los ánimos tanto en Barcelona como en el resto de capitales regionales.

Un regalo extra para Artur Mas

Las negociaciones para aplacar los impulsos soberanistas en Cataluña lo hipotecan todo. Como siempre, el ministro Montoro se reserva un nuevo dulce para la Generalitat de Artur Mas, la más castigada por la espiral de endeudamiento. A la hora de calcular el déficit, Hacienda estudia que no se contabilice lo gastado por las autonomías en intereses de la deuda.

O sea, que con más de 2.000 millones de euros desembolsados por intereses en 2012 el Govern catalán sería de largo el más beneficiado por esta propuesta. Cataluña podría salvar así hasta un punto del PIB de déficit. Una vez más, se trata de acudir al auxilio de la Generalitat y que se note lo menos posible, porque los criterios para el déficit están expresamente fijados en Europa por la norma SEC 95, y ésta no permite en principio que se descuenten los intereses.

La mitad de las Comunidades está en pie de guerra por el trato favorable que recibirán algunas autonomías incumplidoras al repartirse la relajación del déficit concedida por Bruselas.

El Ministerio podría establecer que los objetivos de desfase presupuestario se cifren individualizados hasta un máximo del 2 por ciento, pero siempre y cuando supongan una reducción sobre el obtenido en 2012. Cataluña, Andalucía, Valencia y Murcia serían las más agraciadas por esta política de objetivos diferenciados.

Muchos líderes autonómicos defienden que las metas presupuestarias sean iguales y que si acaso se debería premiar a las comunidades cumplidoras. Hacienda responde que las disciplinadas ya tienen la recompensa de poder acudir solas a los mercados y, por lo tanto, no están controladas por el Fondo de Liquidez Autonómico.

Excepto Andalucía y Cataluña, todas las autonomías han confeccionado sus presupuestos para acercar el déficit al 0,7 por ciento del PIB.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba