Tras intervenir en el Senado

Almunia advierte de que, "se diga o no se diga", el rescate bancario se traduce en más "vigilancia" a España

El comisario destacaba que las CCAA y corporaciones locales deben presentar ahora de manera coordinada y agregada los proyectos y resultados de la ejecución presupuestaria. 

El comisario europeo de Competencia, Joaquín Almunia, en su intervención en el Senado
El comisario europeo de Competencia, Joaquín Almunia, en su intervención en el Senado EFE

El comisario europeo de Competencia, Joaquín Almunia, ha afirmado  que el rescate bancario solicitado este lunes por carta por parte de España significa, "se diga o no se diga", que "los mecanismos de vigilancia" se van a aplicar "con más atención" que sobre otro país que no haya pedido ayuda a sus socios. 

Durante su intervención en el Foro de las Autonomías, que se celebra en el Senado, organizado por el Instituto de Derecho Público de Barcelona junto a las fundaciones Giménez Abad y Ortega-Marañón, Almunia ha subrayado que la solicitud de financiación para el sistema bancario español va a producir que se supervise "con más atención" si España cumple todos sus "compromisos adquiridos" y las reglas nacionales "y supranacionales" que se han establecido.

El comisario ha destacado que el nivel de compromiso de los Estados miembros en Europa se "va a reforzar" cuando entre en vigor el tratado fiscal que se está debatiendo estos días y que según ha dicho viene a complementar lo hecho por España con la reforma constitucional de hace un año.

El comisario europeo ha recordado que desde el inicio del año 2010 se están produciendo desde la UE una serie de decisiones que están aumentando el grado de exigencia en cuanto al cumplimiento de las cuentas públicas, entre las que se encuentran la necesidad de que el anteproyecto de Presupuestos de cada Estado miembro sea enviado antes de su debate a las instituciones europeas.

Asimismo, ha apuntado que las comunidades autónomas y las corporaciones locales deben presentar ahora de manera coordinada y agregada los proyectos y los resultados de la ejecución presupuestaria.

A juicio de Almunia, la vigilancia "se extiende más allá de lo fiscal y presupuestario a políticas de gasto", lo que significa mirar a grandes partidas como Educación, Sanidad, gasto en desempleo e inversión pública.

El caso español y el irlandés

El comisario se ha referido en concreto al caso de España e Irlanda y ha dicho que "las dificultades actuales" que sufren estos dos países no se derivan de una mala situación presupuestaria antes de la crisis, ya que tenían "superávit", sino a las consecuencias de la burbuja inmobiliaria o a los desequilibrios macroeconómicos que han influido sobre el sistema bancario. Por ello, Almunia ha considerado que España está "abocada", y le "interesa esa posición", a "compartir más soberanía que la que había compartido hasta ahora en el ámbito europeo".

Ha subrayado que es necesario un "grado de coordinación mayor" entre la administración central y la autonómica para "poder garantizar el grado de cumplimiento de las normas europeas", ya que ello traerá "ventajas y no consecuencias inesperadas de tipo negativo".

"Este debate no sólo es importante sino urgente", ha recalcado antes de añadir que si el Estado autonómico, la administración central y las comunidades no actúan de una manera conjunta y coherente, "los problemas tardarán más en resolverse". Frente a los que aseguran que el Estado autonómico es un "estorbo", Almunia ha dicho que es una "pieza muy importante" y esencial para contribuir a la solución de los problemas de España.

En su intervención, el comisario ha apostado por "recomponer un sistema tributario" que permita la obtención de recursos sin poner trabas al crecimiento, al considerar que se ha perdido "el motor que generaba una cantidad ingente de recursos para las haciendas publicas" como era el sector de la construcción.

Tras comentar que aún quedan "resquicios" de una administración que intenta ser como era antes de 1986, lo que "no tiene sentido", ha lamentado que los estatutos de autonomía de 2004 no tengan en cuenta la necesidad de articular al máximo nivel jurídico el proceso de integración europea.

Colaboración autonómica

Almunia ha considerado que el Senado es el lugar adecuado para las discusiones relativas a la coordinación del trabajo entre autonomías y Estado, por delante del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF), de las conferencias sectoriales y otros foros.

En relación a dicha coordinación, el comisario se ha referido a la colaboración entre comunidades a la hora de desarrollar reformas como la Educación y la Sanidad, que deben llevarse a cabo para cumplir con los compromisos de evolución del gasto y "sin deteriorar las piezas básicas del estado de bienestar".

Tras la intervención de Almunia, el Foro de las Autonomías contará con la participación del secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta, así como con el presidente de las Cortes de Aragón, José Ángel Biel, o los consejeros de Economía y Empleo de esta comunidad, Francisco Bono, y de Empleo, Industria y Comercio de Canarias, Margarita Ramos.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba