El 23% de las reclamaciones las concentraron entre noviembre y diciembre, asesorados por bufetes fiscales

Los transportistas sacan doble tajada del ‘céntimo sanitario’: retrasan las solicitudes para pagar menos IRPF o Sociedades

Amenazaron con huelgas y paros salvajes si Hacienda no respondía a sus reclamaciones y, al final, son los transportistas los que han retrasado las peticiones de devolución del ‘céntimo sanitario’ para sacar tajada. El truco está en que gracias a la reforma fiscal, en 2015 se benefician de un tipo en Sociedades del 28%, frente al 30% que regía en 2014, o de la correspondiente  rebaja en el IRPF.

Varios camiones repostando combustible en una gasolinera.
Varios camiones repostando combustible en una gasolinera. Gtres

El acuerdo alcanzado con los transportistas para la devolución del llamado ‘céntimo sanitario’, creado en 2002 para permitir que las comunidades aplicaran un recargo adicional al consumo de hidrocarburos destinado a financiar la sanidad, compromete al Ministerio de Hacienda a cumplir con esta obligación “lo más ágilmente posible”. Las asociaciones que representan al sector se han venido quejando de que el Gobierno solo había resuelto el 20% de los expedientes, pero lo que ocultan es la picaresca que están aplicando a través de las recomendaciones que les han trasladado sus asesores fiscales, origen mismo de los retrasos. En juego están cerca de 2.500 millones de euros, teniendo en cuenta de que de los 13.000 que manejaba el sector hay que descontar los ejercicios que han prescrito y las facturas que no han podido ser presentadas.

Al retrasar las reclamaciones, los transportistas van a beneficiarse de la reforma fiscal y van a poder diferir el pago de impuestos

La devolución del Impuesto sobre las Ventas Minoristas de Determinados Hidrocarburos, vulgarmente conocido como ‘céntimo sanitario’, contabilizado en su día como un gasto, debe imputarse como un ingreso en la base imponible del Impuesto sobre Sociedades del ejercicio en el que se reconozca el derecho a su devolución. Así lo dicta una consulta hecha el año pasado a la Dirección General de Tributos. Para los transportistas supone una clara ventaja fiscal retrasar lo más posible las solicitudes, pues si sus derechos son reconocidos este año, gracias a la reforma fiscal se benefician de un tipo en Sociedades del 28%, frente al 30% que regía en 2014, o de la correspondiente rebaja en el IRPF para los que tributen en estimación directa. A ello se le suma la ventaja que deriva de diferir el pago de estos impuestos ya que en lugar de tener que incluirlo en la declaración de este año, hasta junio para la Renta y un mes después para Sociedades, lo deberán reflejar en la de 2016.

Conscientes de estas ventajas, numerosos transportistas retrasaron la presentación de las solicitudes de devolución del ‘céntimo sanitario’ a noviembre y diciembre –fuentes del sector calculan que en estos meses se concentraron el 23% de las reclamaciones– y, además, no utilizaron para ello Internet, la vía más rápida, sino el papel, sabiendo que iba a ser imposible para el Gobierno gestionar la validez de decenas de miles de facturas en tan corto espacio de tiempo.

El doble juego de las asociaciones del sector

Los asesores fiscales, que han hecho el agosto, han jugado con esta dificultad para que los transportistas se beneficien de la rebaja de tipos y del diferimiento de los impuestos, algo que no tendría nada de particular si no fuera porque son las propias asociaciones del sector las que, haciendo un doble juego, están culpando a Hacienda de los retrasos: por un lado meten prisa en cobrar y amenazan con nuevas protestas y, por el otro, ralentizan el procedimiento.

Buena parte de los profesionales del sector han renunciado a solicitar el 'céntimo sanitario' vía telemática para retrasar el ingreso y acogerse a las ventajas fiscales

Desde que en febrero del año pasado el Tribunal de Justicia de la UE declaró ilegal el ‘céntimo sanitario’ y ante la presión de muchas de estas asociaciones, la Agencia Tributaria puso a disposición de los transportistas un formulario de presentación electrónica que muchos no han llegado a utilizar. Esta vía hubiera sido, en realidad, la que podría haber agilizado las devoluciones, pero un buen número de solicitantes ha optado por el papel. Cada solicitud ha llegado acompañada de una media de 100 facturas, aunque en algunos casos concretos han llegado al millar. Y qué casualidad: allá por el mes de octubre, en plena fase de amenaza de movilizaciones, más del 60% de los transportistas que han declinado el uso de la vía telemática y han presentado los papeles en mano, llegaron aconsejados por bufetes y asesores fiscales, buenos conocedores de los problemas que hay para gestionar estas devoluciones.

Fuentes de la Federación Española de Transporte Discrecional de Mercancías (Fetransa), afirman que en esta forma de proceder “no hay picaresca”. “Lo normal es que quien presenta la solicitud de devolución lo quiera cobrar cuanto antes”, añaden. En la Asociación de Transportistas Autónomos (ATA) no han querido facilitar su versión. Fuentes de la Agencia Tributaria ni confirman ni desmienten esta forma de proceder de los transportistas.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba