Economía

Cada español ha perdido 256 euros en Catalunya Banc aunque Guindos prometió que el rescate no costaría ni un euro

BBVA obtiene un 'chollo' al comprar por apenas 1.000 euros una entidad financiera en la que se han puesto más de 13.000 millones, 12.000 directos del Estado y otros 1.000 del Fondo de Garantía de Depósitos.

Guindos entra a la sala de prensa el 9 de junio de 2012, cuando se anunció el rescate
Guindos entra a la sala de prensa el 9 de junio de 2012, cuando se anunció el rescate GTRES

"Los contribuyentes no pondrán ni un euro en la reestructuración", dijo el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, después de aprobarse una línea de crédito de hasta 100.000 millones de euros para la banca española (de la que sólo se han utilizado 40.000 millones). Algo más de dos años después de aquel 9 de junio de 2012 en el que el ministro compareció con cara compungida en el Ministerio de Economía para anunciar que el Gobierno torcía el brazo y aceptaba la asistencia de la Unión Europea, la realidad nos muestra algo que nada tiene que ver con lo que el propio Ejecutivo prometió en su momento. Aquel aciago día de hace más de dos años, Guindos se empeñó en asegurar a la prensa que no habría "ningún tipo de condicionalidad fiscal" por este rescate. Visto con perspectiva, esto no ha sido así: los impuestos han subido desde entonces y la renta disponible de las familias se ha reducido como consecuencia de ello.

Del "no se pondrá ni un euro en la reestructuración" hemos pasado a los 256 euros de media que cada uno de los 46 millones de españoles -niños y ancianos, ricos y pobres, enfermos, dependientes...- hemos perdido con esta operación, en la que se rescató por 12.000 millones a la caja catalana -más otros 1.000 millones aportados por el Fondo de Garantía de Depósitos- para recuperar unos 1.187 millones. De estos 11.800 millones de euros entre la población española sale esta cifra, que pese a ser irreal (en realidad son los contribuyentes y los que pagan impuestos los que asumen este coste) nos da una idea de la losa que ha supuesto para España la gestión de sus entidades financieras, un sistema calificado por el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero y su gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, como "el mejor del mundo". Y de eso no hace tantos años.

A esto se suman los 8.000 millones enterrados en la venta de Novagalicia, lo que supone unos 173 euros por contribuyente. De este modo, del "ni un euro" se ha pasado a unos 430 por habitante español, a la espera de que se venda el último banco nacionalizado, Bankia, en el que el Gobierno tiene puestas todas las esperanzas para recuperar algo de dinero.

BBVA obtiene un 'chollo' al comprar por apenas 1.000 euros una entidad financiera en la que se han puesto más de 13.000 millones, 12.000 directos del Estado y otros 1.000 del Fondo de Garantía de Depósitos. El banco vizcaíno aumenta exponencialmente su cuota de mercado en Cataluña gracias a una subasta en la que siempre ha jugado con las cartas marcadas, como el resto de las entidades financieras contendientes, que exigieron enormes garantías al Estado para hacerse con la ruinosa caja controlada históricamente por ámbitos próximos a la Diputación de Barcelona y, más concretamente, por el PSC.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba