Economía

El FROB queda en manos de Santander y Caixabank para evitar, de nuevo, suspender la subasta de Catalunya Caixa

BBVA y Popular, pese a seguir en el proceso, no pujarán fuerte por la entidad catalana ante el insostenible deterioro de Catalunya Caixa. La cartera hipotecaria sana, deficitaria en los próximos años por los estrechos márgenes, y una estructura de pasivo demasiado costosa, además de la falta de vinculación de los clientes pone en serio peligro el éxito de la subasta.

Imagen de la sede central de Catalunya Caixa.
Imagen de la sede central de Catalunya Caixa.

No sería la primera, ni tampoco la segunda ocasión, en la que el FROB tuviera que descolgar de la ventana de Catalunya Caixa el cartel de ‘se vende’. Pese a los mensajes concluyentes que se vienen lanzando desde Economía en las últimas semanas –“la subasta de Catalunya Caixa estará concluida antes del verano”-, la sombra de una tercera suspensión del proceso cada día toma más cuerpo en el sector. Sólo Santander y Caixabank, según confirman fuentes bancarias, pueden evitar al fondo de rescate el fiasco de tener que seguir gestionando la entidad catalana en el futuro. La adjudicación, de producirse finalmente, se dirimirá entre Botín y Fainé. La opción andorrana de Morabanc, adelantada por Vozpópuli este pasado jueves, no se contempla como ganadora por el sector.

El insostenible deterioro de Catalunya Caixa ha descartado las apuestas de BBVA y Popular, según confirman fuentes del sector. Ambos continuarán en el proceso hasta el final pero no está garantizado que presenten ofertas finalmente. De hacerlo, serán propuestas defensivas, con un volumen de ayudas extras superior al que pueden detallar Santander y Caixabank. La entidad presidida por Francisco González ha sido la más activa en promover una venta repartida de Catalunya Caixa para facilitar el éxito de la subasta. Tras la compra de Unnim, BBVA, que cuenta ya con un 17% de cuota, sigue interesada en crecer en el mercado catalán. Pero más cerca de un 6-7% que de un 13%, la cuota que ofrece Catalunya Caixa.

La propuesta ha sido desechada, pese a que en el Banco de España se estudió esta proposición de los bancos, después de que el FROB dejara en diciembre abierta la posibilidad de dividir la firma catalana para su venta. Sin embargo, tanto Luis de Guindos, ministro de Economía, como el fondo de rescate, han descartado en las últimas semanas la opción del troceo porque consideran que una venta en bloque podrá maximizar el precio de Catalunya Caixa.

El enorme deterioro de la entidad catalana es el otro argumento que ha enfriado no sólo a BBVA, sino también al Popular. “Cada vez que volvemos a ver los números de Catalunya Caixa asustan más”, confirman desde el sector. Tras estas primeras semanas de ‘data room’ (acceso a las tripas de Catalunya Caixa), las entidades interesadas han constatado la enorme dificultad de la digestión de la entidad catalana.

Pese a que el FROB ha separado la venta de la cartera hipotecaria tóxica de CX, en un paquete de cerca de 7.000 millones, la estructura del activo sigue generando temor entre los interesados. Catalunya Caixa cuenta con cerca de 30.000 millones adicionales de hipotecas, una parte de ellas con cláusulas suelo. A los posibles compradores no les preocupa tanto una posible eliminación general de estas cláusulas, como la opción de que la Audiencia Nacional, después de muchos fallos favorables en diferentes audiencias provinciales, reconozca el derecho de los clientes a la retroactividad.

“Lo primero es fácil de calcular. Ese impacto es sencillo de introducir en la oferta. El segundo hito es el problemático porque generaría un enorme agujero difícil de digerir”, reconoce un alto ejecutivo.

El otro dato que asusta de la cartera hipotecaria de CX es su escasa rentabilidad. Gran parte de las hipotecas cuentan con un bajo diferencial (Euribor+0,60%, de media) lo que le hace deficitaria. “Al menos, en los primeros cinco años, el comprador no podrá obtener margen de estas operaciones. Porque no sólo sus hipotecas son baratas sino que los clientes han ido perdiendo vinculación con la entidad y esa reducción de transaccionalidad redunda en menos comisiones”, explica otro banquero.

Además, como reconocen otras fuentes del sector, Catalunya Caixa aún cuenta con una bolsa destacable de depósitos a una remuneración por encima del 4%, cuyo vencimiento se irá produciendo a lo largo de los próximos dos o tres años.

“Esta combinación de un enorme activo que no produce margen por unas hipotecas baratas (algo más de 25.000 millones) con un pasivo caro sólo pueden digerirla alguno de los tres grandes (BBVA, Caixabank y Santander). El resto de entidades que se asomen a Catalunya Caixa no pueden digerirla porque consumiría entre un 30-40% de su músculo financiero”, confirman desde el sector.

Ante el desinterés de BBVA y Popular, y siempre con la incógnita de Morabanc, la subasta de CX parece una negociación a tres bandas entre FROB, Caixabank y Santander. “Si pueden defender ante sus accionistas que la operación les reporte un premio económico, ya sea mediante ayudas extra o créditos fiscales (Catalunya Caixa cuenta con 3.500 millones en DTA’s), se efectuará la operación. Si no, está complicado”, asevera otra alto directivo.

En esta subasta entre Botín y Fainé tendrá también especial incidencia el coste de la reestructuración de Catalunya Caixa, que ambas entidades impactarán en la oferta que presenten al FROB. Mientras que Caixabank tendrá que cerrar, por duplicidad, la práctica totalidad de la red de CX en el territorio Catalán (más de 850 oficinas), además de los servicios centrales, Santander necesita ganar cuota por lo que el cierre de oficinas será menor.

Fuera del ámbito financiero, el movimiento independentista también presiona a Caixabank. La Generalitat lleva meses realizando indicaciones a Isidro Fainé para conformar una gran entidad catalana que domine todo el mercado.

Hace un par de semanas, el propio Fainé reconoció, en una entrevista a Catalunya Radio, que Caixabank presentará una oferta "a un precio razonable" por CX. “Quizá mejor que nadie", insistió, antes de augura que el tercer intento de venta saldrá adelante. Todo depende de Santander y Caixabank. En el sector incluso ya se comienza a intepretar que la subasta ya está pactada para evitar un tercer fiasco.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba