Economía

El FROB deja en suspense la venta de Catalunya Caixa ante el escaso interés de los grandes

Restoy, presidente del fondo de rescate, cambia el calendario previsto. De una posible venta en octubre-noviembre, anuncia en el Congreso que, a la luz del informe de N+1, se decidirá sobre la conveniencia o no de iniciar un proceso competitivo.

Fernando Restoy, subgobernador del Banco de España y presidente del FROB
Fernando Restoy, subgobernador del Banco de España y presidente del FROB

Crecen las dudas sobre la posible venta de Catalunya Caixa. El Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) no descarta aplazar la subasta por la entidad catalana, pese a que había anunciado, antes del verano, que el proceso se ejecutaría entre octubre y noviembre próximos. La razón no es otra que la falta de interés de la gran banca por adquirir Catalunya Caixa si, finalmente, no existe ningún tipo de ayudas públicas para el comprador. "Incluso, si las hubiere, es complicado que pueda llegar a presentarse alguna oferta", aseguran fuentes del sector.

Desde el FROB se empieza a cambiar el discurso ante la falta de una respuesta positiva por parte de la gran banca después de varios sondeos. De hecho, Fernando Restoy, presidente del FROB, dejó este martes en el Congreso dudas sobre el posible inicio del proceso de subasta. "Una vez estimado el valor de estos activos", explicó Restoy sobre el trabajo que está realizando la consultora N+1, "el FROB, sobre la base de la ponderación de los datos y las valoraciones obtenidas, decidirá sobre la conveniencia o no de iniciar un proceso competitivo de venta toda vez que el plan prevé la resolución de la entidad en un plazo máximo de cinco años". 

Las dudas, sin embargo, no aparecen en cuanto a Novagalicia. El subgobernador del Banco de España confirmó que "está prácticamente finalizado el proceso de análisis previo a la toma de la decisión sobre el inicio del posible proceso competitivo, que se prevé pueda iniciarse los últimos días del presente mes de septiembre".

El calendario se mantiene en el caso de la entidad gallega. Desde principios de julio, el FROB manejaba subastar Novagalicia entre septiembre y octubre para, posteriormente, abrir el proceso de venta de Catalunya Caixa. Entonces, Economía había decidido conceder ayudas públicas, en forma de esquema de protección de activos, ante las dos fallidas subastas de la entidad catalana, en las que ya se contemplaban jugosos créditos fiscales para el comprador.

El FROB no quiere volver a anular otra proceso de venta abierto y vuelve a enviar el mensaje de que tiene 5 años para vender Catalunya Caixa

Sin embargo, la marcha atrás de Economía sobre la posible concesión de ayudas ha enfriado aún más el interés del Santander, BBVA y Caixabank. Una marcha atrás que podría quedar también en suspenso. De hecho, el propio Restoy admitió en el Congreso que era posible que fuera necesario utilizar "esquemas de protección de activos" (EPA), que son garantías sobre posibles pérdidas en algunas carteras crediticias o inmuebles adjudicados, para incentivar la venta de la entidad catalana y gallega.

Además, el descompensado balance de Catalunya Caixa, unido a su enorme cartera hipotecaria, que en estos momentos de tipos de interés tan bajos castiga sobremanera el ROE, el impacto de una posible eliminación de las cláusulas suelo, unido al alto coste de su ERE, que afectará a 2.453 trabajadores, son buena parte de las razones de peso que disuaden a la gran banca a la hora de presentarse al proceso.

"No se volverá a suspender ningún otro proceso de subasta que se haya iniciado", reinciden desde el FROB. Un mensaje que los responsables del fondo de rescate exponen desde que se decidió anular el segundo proceso de venta de Catalunya Caixa.

El FROB traslada también sus dudas al futuro de Banco CEISS. Restoy reconoció que si no se cumplen las condiciones impuestas por Braulio Medel, presidente de Unicaja, como ha venido informando este medio, "el FROB procedería a la adquisición de una participación de control de la entidad, mediante la conversión en acciones de los bonos contingentemente convertibles que posee". En otras palabras, al FROB no le quedaría más remedio que intervenir al banco de las antiguas cajas castellanoleonesas para, posteriormente, proceder a su subasta o liquidación. El precio de esta última opción se eleva hasta los 7.700 millones.

Medel sólo presentará su oferta de compra por CEISS si consigue un mínimo de 1.250 millones de nuevo capital proveniente de los tenedores de híbridos de la entidad castellana. Sin embargo, aún no ha presentado cual será la oferta de canje de las acciones de CEISS por los títulos de Unicaja. Esta oferta podría presentarse a finales de mes y autorizada por la CNMV en octubre próximo.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba