Economía

El FROB pierde ya el 85% del dinero inyectado en Catalunya Caixa, un 20% más que con Bankia

La entidad catalana es un auténtico saco roto para el fondo de rescate. En 2013, su participación se depreció en otros 552 M., frente a los 709 M. en los que se revalorizó la participación del FROB en Bankia. El Estado ya ha perdido 10.194 M. desde que CX comenzó a recibir ayudas desde el inicio de la crisis económica.

Imagen de una de la sede central de Catalunya Caixa
Imagen de una de la sede central de Catalunya Caixa

El rescate financiero convirtió a Bankia en el paradigma de todos los males de las cajas de ahorros. Ayudas millonarias (22.423 millones), sustitución del equipo gestor de Rodrigo Rato, preferentes, investigaciones en la Audiencia Nacional por operaciones irregulares... En paralelo al 'tsunami' Bankia, Catalunya Caixa ha protagonizado un proceso similar, con menos luces y taquígrafos, pero que está resultando más costoso para el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) y los contribuyentes.

La entidad catalana es un auténtico saco roto para el fondo de rescate. A cierre de 2013, según el informe anual del FROB publicado este viernes, la institución dirigida por Antonio Carrascosa pierde ya más dinero con la entidad catalana que con Bankia, pese a que Catalunya Caixa tiene un tamaño cuatro veces menor. Desde el inicio de la crisis, el FROB ha inyectado un total de 12.052 millones en CX, divididos en tres tramos: 1.250 millones (primera tanda de ayudas conocidas como FROB 1), otros 1.718 millones (FROB 2) y los 9.084 millones recibidos tras la nacionalización. A 31 de diciembre pasado, la participación del fondo de rescate se ha depreciado en 10.194 millones, un 85% del capital invertido. Por contra, si se contabiliza todo el capital inyectado a Bankia desde 2008, en total 22.423 millones, el FROB ha perdido el 68%, ya que tiene contabilizada esta participación en 9.294 millones. En ese apunte contable no está incluido los 1.304 millones recuperados por el FROB por la venta de un 7,5% de Bankia, que significó el principio de su privatización.

Las distancias entre Bankia y Catalunya Caixa se agudizan si se compara las pérdidas que lleva contabilizado el FROB con las ayudas invertidas tras la nacionalización de cada una de estas entidades. Así, el fondo inyectó 9.084 millones para rescatar en 2012 a la entidad catalana de los que ya ha perdido contablemente un total de 7.226 millones. En definitiva, un 79,5% de las ayudas invertidas tras su nacionalización. En el caso de Bankia, la participación del FROB se ha deteriorado, desde 2012, en 8.467 millones de los 17.959 millones inyectados, un 47,1%. En 2013, por primera vez desde que empezó a recibir ayudas, Bankia logró mejorar su valoración en 709 millones. Por contra, la participación de la entidad catalana ha sufrido un deterioro de 552 millones durante el pasado ejercicio.

Esta cifra podría incluso aumentar en el caso de que el FROB consiga vender la entidad en la subasta que está abierta en la actualidad. El fondo de rescate tiene apuntada, a 31 de diciembre pasado, su participación del 66% en CX a un valor neto de 1.858 millones, cantidad que, como explica el FROB en su informe, no tiene por qué coincidir con la estimación del precio de venta.

Sin embargo, tomando como referencia el modelo aplicado en la subasta de Novagalicia, esos 1.858 millones puede coincidir con la estimación del precio de venta de CX. En el caso gallego, el FROB se ha apuntado unas pérdidas de 1.651 millones, resultantes de la diferencia entre el precio pagado por Banesco (1.003 millones), el valor neto de la participación (2.334 millones) y las ayudas ofrecidas al grupo de Juan Carlos Escotet (347,8 millones) para que el FROB pudiera obtener un precio positivo por la venta de sus acciones.

Así, si el FROB concediera ayudas o garantías adicionales al comprador de Catalunya Caixa, posibilidad que dejó abierta la pasada semana Fernando Restoy, subgobernador del Banco de España y presidente del fondo de rescate, el valor de la participación en la entidad catalana se depreciaría aún más, pese a que pudiera obtener un hipotético precio positivo por la subasta.

Las pérdidas sufridas por Catalunya Caixa y Novagalicia en 2013 llevaron al FROB a registrar unas pérdidas de 2.787 millones de euros. A la luz de esta evolución contable de la entidad catalana no sorprende las declaraciones efectuadas por Luis de Guindos, el pasado enero en el Congreso de los Diputados, en las que aseguraba que "el agujero de Catalunya Caixa no tiene parangón en el sistema financiero español. Le hemos inyectado 12.000 millones de euros a una entidad que era cuatro o cinco veces más pequeña que Bankia y a Bankia le inyectamos 22.000". "Algún día, cuando se haya privatizado, vendré a hablar de Catalunya Caixa», señaló. Ese parecer ser el mayor problema: conseguir colocarla.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba