LA INVESTIGACIÓN JUDICIAL

El FROB esgrime "el interés público" para justificar que pidiera el informe que salva a Rato en el 'caso Bankia'

El Fondo asegura en un escrito al juez Andreu que solicitó al Banco de España el dictamen que da por buenas las cuentas de la entidad en la salida a Bolsa para diseñar "la más adecuada estrategia procesal" en un sumario en el que está personado como acusación.

Imagen del expresidente de Bankia, Rodrigo Rato, el día de la salida a Bolsa.
Imagen del expresidente de Bankia, Rodrigo Rato, el día de la salida a Bolsa. EFE

"La defensa del interés público". Ese es el argumento que el Fondo de Reestructuración de Ordenada Bancaria (FROB) esgrime ante el titular del Juzgado Central de Instrucción número 4, Fernando Andreu, para justificar que el pasado mes de febrero pidiera al Banco de España un informe sobre las cuentas de Bankia en su salida a Bolsa que se ha convertido en la principal arma de defensa del que fuera presidente de la entidad, Rodrigo Rato. Así se refleja en un escrito remitido por el presidente del organismo, Jaime Ponce, a la Audiencia Nacional en respuesta al requerimiento urgente que la semana pasada le hizo el magistrado para que le enviara copia certificada de la carta que en su día remitieron al supervisor y del acta de la reunión de la Comisión Rectora del FROB en la que se decidió su envío. Ponce remite ambos documentos, pero también un escrito de folio y medio con el que intenta justificar el porqué de una petición que ha torpedea la principal prueba de cargo contra los acusados: el informe de los dos peritos del Banco de España que cuantificaron el 'agujero' contable de Bankia poco antes de saltar al parqué.

El FROB reconoce en su escrito al juez Andreu que pidió el informe al Banco de España para hacer frente al dictamen de los dos peritos del supervisor que destaparon el 'agujero' contable de Bankia

En su escrito, fechado el pasado miércoles aunque no hizo entrada en el Juzgado de Andreu hasta un día después, el FROB asegura que la ley le obliga a "ejercitar cuantas acciones y actuaciones procesales sean procedentes para la reparación de los daños y perjuicios causados a las entidades, minimizando el uso de recursos públicos en el proceso de reestructuración bancaria, y asegurando, en todo caso, un adecuado esclarecimiento de los hechos". Por ello, y ante la presencia en el sumario del informe de los peritos del Banco de España que puede llevar a Bankia a compensar a los pequeños accionistas que invirtieron en la salida a Bolsa con miles de millones de euros, el organismo que preside Jaime Ponce "apreció la existencia de cuestiones que requerían, a su juicio, de un análisis e interpretación específica de la normativa contable, para fundar su posición en la misma y sustentar su escrito de alegaciones". Todo, recalca el texto, como parte de "la más adecuada estrategia procesalpara la defensa del interés público que este organismo representa".

Es, precisamente, de este escrito de alegaciones y de dicha estrategia a seguir en la causa contra el informe de los peritos del Banco de España de lo que se habló en la reunión del pasado 24 de febrero en el que la Comisión Rectora del FROB decidió enviar la carta con su consulta al supervisor. Según recoge en el acta de dicho encuentro que el Fondo ha remitido ahora a la Audiencia Nacional a petición del juez Andreu, fueron el director general y el secretario los que plantearon "la propuesta" de pedir determinadas aclaraciones contables al Banco de España para utilizar las mismas en "mantener un tono contundente" del organismo en el sumario. En este punto, también recalcaron "la necesidad de realizar las alegaciones sobre el contenido de la pericial", en referencia al dictamen de los dos peritos del Banco de España, y hacerlo "apoyados por los criterios de los dos supervisores" en referencia a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y el propio BdE. 

"Sugerencias" y "observaciones"

Según recoge el acta, para ello repartieron entre los miembros de la Comisión Rectora "un borrador de escrito de alegaciones, así como las posibles preguntas a elevar" al Banco de España con la petición expresa de que hicieran llegar sus "sugerencias" antes de las 10 de la mañana del día siguiente, 25 de febrero. Pretendían con ello "enviar la consulta" inmediatamente, como así hicieron. Para plantear observaciones al escrito de alegaciones, decidieron dar un margen mayor, "hasta el jueves 26 [de febrero] a la misma hora de la mañana". "Con todo ello y una vez se reciba la contestación del Banco de España se procederá a presentar el escrito de alegaciones adaptado a las mismas", concluía el acta.

El acta de la reunión del FROB en la que se acordó pedir el informe al Banco de España recoge que la intención era que dicho informe no llegara al sumario, aunque sí que se intuyera su "existencia"

El mismo documento muestra también el interés del FROB en que no transcendiera al sumario dicha consulta. De hecho, la primera intención del organismo era claramente no remitir el informe del Banco de España a la Audiencia, sino simplemente hacer "referencia" a él "de una manera indirecta" en su escrito de alegaciones. Según se acordó en dicha reunión de la Comisión Rectora, el planteamiento era citar "en la parte inicial" de dicho escrito "que para la elaboración" del mismo se había "evacuado consulta técnica al respecto". Según recalcó en su intervención el propio presidente, el FROB pretendía que se intuyera "la existencia de ese informe o contestación escrita". Por otra parte, también se puso sobre la mesa "incorporar la respuesta pero simplemente por reproducción del contenido y no adjuntar en ese momento el informe o contestación como tal".

El objetivo reconocido era que la respuesta del Banco de España (para la que se movilizó a cuatro departamentos) fuera "un aval" para la postura del FROB y, a la vez, "mantener la menor visibilidad o injerencia del Banco de España". Sin embargo, los planes del Fondo finalmente se vinieron abajo cuando la defensa de Rodrigo Rato, al conocer la existencia del documento y, sobre todo, que el contenido del mismo torpedeaba el informe de los dos peritos en los que se sustenta todo el caso, decidió pedir el pasado verano al juez Andreu que lo reclamara, como finalmente hizo éste. Los cinco folios del mismo llegaron finalmente a la Audiencia Nacional el pasado 10 de noviembre.

Su contenido técnico-contable y sin conclusiones hizo que el magistrado reclamara días después tanto al Fondo como al supervisor "todos los documentos técnicos" usados para su realización. Es lo que ahora ha llegado a su Juzgado y lo que ha revelado que el FROB pidió el documento que puede salvar a Rato en "defensa del interés público". El Banco de España, un día antes, había respondido al requerimiento con el envío por quintuplicado del mismo informe que días antes ya no había servido para resolver las dudas del magistrado.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba