Economía

Test de estrés: el FMI aprueba a la banca española, pese a las dudas del sector sobre Cajamar

La banca española ya ha dejado de ser una preocupación para los expertos del FMI, que consideran que las entidades aprobarán estas pruebas de esfuerzo. Sin embargo, en el propio sector se prevé el suspenso de esta cooperativa y otros supensos virtuales de entidades, como Liberbank.

Christine Lagarde, directora gerente del Fondo Monetario Internacional.
Christine Lagarde, directora gerente del Fondo Monetario Internacional.

El sector financiero ha dejado de ser una preocupación para el Fondo Monetario Internacional (FMI). Así se confirma en sus conclusiones preliminares sobre la economía española, donde los expertos de esta institución avalan la reestructuración bancaria realizada durante los dos últimos años. Un proceso que ha servido para que las entidades españolas hayan aumentado de forma considerable sus niveles de solvencia lo que, a juicio del FMI, se traducirá en un aprobado general en los próximos test de estrés.

"Vemos que los bancos españoles están bien preparados, al aumentar su capital tanto de fuentes privadas como públicas. El sistema bancario española está bien preparado de cara a los test de estrés", confirmó este martes James Daniel, el responsable del FMI del control de la economía española. Sus palabras cobran especial relevancia puesto que es la primera vez que un organismo económico internacional avala el aprobado generalizado del sector, tesis que han venido manteniendo públicamente los principales banqueros españoles, durante las últimas semanas.

Sin embargo, privadamente, desde el sector se reconoce que el sector español tendrá algunos suspensos en estas pruebas de esfuerzo. Si bien, la mayoría de las entidades que saldrán señaladas no tendrán que efectuar ninguna medida extra para incrementar su solvencia más allá de las decisiones que han venido tomando en estos últimos meses. "Habrá suspensos, pero estos déficits ya estarán corregidos, en la mayoría de los casos, cuando salgan los resultados de los test en octubre próximo. Serán suspensos casi virtuales", confirman desde el sector.

La entidad más señalada por varios ejecutivos es Cajamar, la única cooperativa de crédito española (engloba a 18 cajas rurales) que pasará el examen de los reguladores europeos. Su morosidad cerró el año pasado por encima del 17%, una de las tasas más altas del sector. Un dato que hace pensar a muchos ejecutivos en el posible suspenso de Cajamar.

En el sector se confía en que los posibles déficits que se detecten en Cajamar no generen nuevas dudas en los organismos internacionales sobre la salud de las cajas rurales, la única parte del sector, a excepción de Cajamar, que no tendrá que someterse a estas pruebas de esfuerzo. "Esta es una de las mayores preocupaciones del Banco de España. Que sí se confirma el suspenso, se puedan extender las dudas", confirman en un par de entidades.

La decisión del BCE sobre los créditos subestándar, la clave

En los cálculos de suspensos que se maneja ya en el sector tendrá especial incidencia la calificación final que adopte el BCE sobre los créditos subestándar. Este tipo de créditos bajo sospecha, en muchos casos fruto de una refinanciación más que de un impago, no existen en el resto de la banca europea. La institución que preside Mario Draghi debe decidir si los subestándar pueden considerarse como créditos normales o morosos. La propuesta que la banca española espera respuesta estima considerar como normal todos aquellos créditos subestándar que pertenezcan a empresas con capacidad para hacer frente a los pagos normalmente. En caso contrario, caerán directamente a la bolsa de morosos. De aprobarse esta propuesta, la mayor parte de los subestándar ligados al crédito promotor pasarían a la consideración de morosos.

"Si se confirma esta decisión, puede aumentar el número de entidades suspendidas", explica otro ejecutivo. Entre las entidades que pueden cosechar este suspenso virtual se situaría Liberbank. De hecho, cada vez hay más voces en el sector que explican que la reciente ampliación de capital es el antídoto que presentar ante el Banco Central Europeo ante las dudas para superar el test de estrés que se aplicará a las 128 principales entidades europeas. Ibercaja y el Popular, según informaba este martes El Periódico de Catalunya, son otros de los bancos que podrían salir con unas necesidades de capital en el examen. Vozpópuli no ha podido confirmar este extremo. En cuanto al Popular, su presidente Ángel Ron ha reiterado públicamente que la entidad no tendrá ningún problema para solventar la prueba satisfactoriamente.

El apoyo del FMI a la situación de la banca española de cara a los test de estrés se extedió a la decisión del Banco de España sobre la limitación en el pago de dividendos, una medida que los 'hombres de negro' consideran "idónea" para la recuperación económica del país. Además, extienden esta limitación a los bonus de los banqueros, a quienes piden que sigan reduciendo costes.

El economista senior del FMI Paulo Medas ha señalado que esta limitación incrementa el capital de las entidades financieras, que de esta manera pueden "ayudar a la recuperación y prestar más". En este sentido, los expertos del FMI han admitido que la concesión de crédito en España es aún "más limitada en España que en otros países europeos", aunque han destacado que está mejorando. De hecho, critican que "los bancos han incrementado sus ratios de capital contrayendo el crédito más que incrementando el capital".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba