Economía

Un afectado por las preferentes se querella contra varios exresponsables de CNMV y Caja Madrid

Un empresario que invirtió 170.000 euros en este producto financiero acusa a Julio Seguro y Miguel Blesa, entre otros, de estafa y pide la responsabilidad civil de la entidad y del organismo supervisor.

Un empresario que destinó 170.000 euros a participaciones preferentes ha presentado hoy una querella en la Audiencia Nacional contra el expresidente de la CNMV Julio Segura y 14 miembros de la cúpula de Caja Madrid, entre ellos el que fuera su presidente Miguel Blesa. En el texto, el letrado del despacho Jausas Jordi Ruiz de Villa, que representa al afectado, les acusa de delitos de estafa, maquinación para alterar el precio de las cosas y omisión del deber de denunciar un delito, y pide la responsabilidad civil de la entidad y del organismo supervisor, así como que le resarzan con la totalidad de la inversión incrementada en un 30 %.

La querella va dirigida, además, contra los que fueran consejeros Gerardo Díaz Ferrán, Gonzalo Martín Pascual, Jesús Pedroche, Jorge Gómez, Rodolfo Benito, Virgilio Zapatero, José Manuel Fernández Norniella, José María Arteta, Luis Blasco y el exsecretario Miguel Crespo. Según explica el documento, Caja Madrid animó en mayo de 2009 a este empresario a que sustituyera sus depósitos a plazo fijo por preferentes justificando que se trataba de un producto seguro y sin riesgo que se ajustaba a su perfil de inversor conservador.

Antes de la firma de la orden de compra, la agencia de calificación de riesgos Moody's rebajó el rating de las preferentes de seguro a "un producto de moderada seguridad y sustancial riesgo de crédito, apropiado sólo para inversores especuladores". Pero Caja Madrid no comunicó este hecho a los inversores, con lo que no tuvieron la posibilidad de revocar sus órdenes de compra, mientras que la CNMV se limitó a publicar el hecho relevante en vez de suspender la emisión u obligar a la entidad a "difundir" esa información entre todas las personas que las habían suscrito, argumenta el abogado.

Sostiene que la caja vendió las preferentes a su valor nominal, muy superior al valor razonable y que mantuvo hasta noviembre de 2011 que el producto no se había depreciado, con lo que confería "una falsa sensación de seguridad y una apariencia de tratarse de renta fija y sin riesgo, lo que no era cierto en absoluto". Por ello, señala que el supervisor, que lo permitió, podría ser considerado colaborador necesario en el mantenimiento artificial de los precios, como mínimo entre enero de 2009 y el 16 de junio de 2010.

También denuncia que Bankia, como sucesor de Caja Madrid, continuó vendiendo en el mercado secundario participaciones preferentes a su valor nominal hasta el 11 de noviembre de 2011, pese a las advertencias de la CNMV para que cesara en esa actividad. A la querella, que se presenta después de que se conociera el informe de la CNMV que apuntaba a que Bankia perjudicó a algunos de sus clientes al venderles a precios alejados de su valor razonable participaciones preferentes de las que se deshacían otros, se adherirán próximamente la mujer del empresario y otros particulares, empresas e instituciones afectados por las preferentes.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba