Economía

Verdú, ex CEO de Bankia: "Le dije a Rato que lo de las tarjetas era una mala práctica"

El 'número dos' de Rato no utilizó nunca su visa black porque siempre sospechó de la legalidad de estos plásticos. Mientras, Jaime Terceiro asegura a Andreu que las tarjetas eran conocidas por Hacienda en su etapa.

José Luis Olivas, Rodrigo-Rato y Francisco Verdú, durante la salida a Bolsa de Bankia.
José Luis Olivas, Rodrigo-Rato y Francisco Verdú, durante la salida a Bolsa de Bankia. EFE

Nunca abrió el sobre que contenía su tarjeta black porque siempre sospechó del plástico. Así lo ha explicado Francisco Verdú, consejero delegado del Bankia nombrado porRodrigo Rato, en su corta declaración ante el juez Andreu. Apenas 15 minutos en los que Verdú fue bastante crítico con la actuación de sus compañeros de consejo y del propio Rato. "Le dije a Rato que lo de las tarjetas era una mala práctica", ha explicado Verdú, quien se lo recriminó al propio Rato en una conversación que mantuvieron en febrero de 2012 cuando éste le hizo entrega de la tarjeta.

En ese mismo encuentro, Verdú explicó al ex director gerente del FMI que no iba a hacer uso de la tarjeta. Por su parte, Rato le explica que puede hacer el uso que quiera de ese plástico, que contaba con un límite anual de 75.000 euros y que sólo cuatro directivos (Sanchez Barcoj y Norniella, además de ellos) gozarían de esa visa black.

Pese a que Verdú se incoporó a Bankia como CEO en junio de 2011, no fue hasta febrero de 2012 cuando recibió la tarjeta. La entrega se produjo apenas un mes después de que el primer decreto Guindos limitará las retribuciones de los consejeros de las entidades nacionalizadas a 600.000 euros anuales. En esta situación se encontraban Rato y el propio Verdú, que veía como su sueldo se reducía a una cuarta parte de lo que aseguraba el contrato rubricado con Bankia.

"En mis 30 años en banca, no había visto nada así", ha asegurado Verdú en su declaración

"En mis 30 años en banca, no había visto nada así", ha asegurado Verdú en su declaración. El ex número dos de Rato decidió guardar el sobre con su black en un cajón porque, como explicó en la Audiencia Nacional, ya contaba con otra tarjeta de empresa que cubría sus gastos de representación.

Pese a que Verdú no abrió el sobre que contenía la black y su contrato, el contrato de esta visa sí aparece firmado. Una firma que no es la del ex CEO, como ha reconocido Verdú ante el juez Andreu. El último número dos de la etapa Rato explicó además que no usó la tarjeta porque no estaba contemplada en su retribución y entiende que "no se puede utilizar una tarjeta sin ningún tipo de justificación".

Verdú también desmintió a Rato, cuando el ex vicepresidente del Gobierno aseguró ante el juez que nunca había hablado con su CEO. "Eso no es cierto", ha dicho Verdú que reconoció que "recuerdo perfectamente esa conversación con Rato", según han confirmado fuentes jurídicas presentes en el interrogatorio.

El antiguo banquero de Banca March contestó al abogado de Rato que ha conocido "por la prensa" todo lo relacionado con los gastos de la tarjeta.

Por su parte, Jaime Terceiro, presidente de Caja Madrid hasta la llegada de Miguel Blesa, ha asegurado que durante su etapa las tarjetas no eran black sino de curso legal, conocidas por Hacienda. El ex banquero explicó que los consejeros gozaban de estas visas para utilizarlas en sus gastos de representación y que cada uno de los gastos tenían que estar soportados con justificantes.

Terceiro respondía así a las acusaciones de Miguel Blesa que explicó en su declaración ante el juez Fernando Andreu que el tema de las tarjetas era una herencia de su antecesor. Sin embargo, no fue hasta la época de Blesa cuando estos plásticos comenzaron a utilizarse para gastos personales, como así han corroborado varios de los imputados por las black que han declarado esta semana en la Audiencia Nacional.

Norniella devuelve el dinero

Mientras, el exconsejero de Bankia y mano derecha de Rodrigo Rato, José Manuel Fernández Norniella, ha transferido a la Audiencia Nacional 175.400 euros que gastó con su tarjeta opaca, por lo que ha pedido al juez Fernando Andreu que no le imponga la fianza civil que reclamó para él la Fiscalía.

Norniella había entregado esa cantidad el pasado octubre, pocos días después de que estallara el escándalo, en un depósito notarial a disposición de la Fundación Caja Madrid, heredera de la obra social de la caja, y del propio Juzgado Central de Instrucción número 4 de la Audiencia Nacional.

La Fundación Caja Madrid rechazó reclamar el dinero, por lo que Norniella ha optado por transferir el dinero a la cuenta del juzgado

Sin embargo, la Fundación rechazó reclamar el dinero a los usuarios de las tarjetas opacas, por lo que ha optado por transferir el dinero a la cuenta de consignaciones del Juzgado de Andreu, donde ha aportado el resguardo del movimiento.

El excretario de Estado de Comercio del PP, que ya había devuelto a Bankia otros 10.139 euros a petición del propio banco, considera así "innecesaria" la fianza que pidió para él el fiscal Anticorrupción el pasado martes cuando declaró como imputado por las tarjetas opacas.

Con Norniella, son ya siete de los 82 exconsejeros y exdirectivos de la entidad que han devuelto todo lo que cargaron a su visa opaca.

Se trata de Ildefonso Sánchez Barcoj, que adoptó la misma fórmula que Norniella e integró en una cuenta corriente titularidad de Bankia los 90.879 euros que cargó a esta entidad, mientras que los 481.308 euros restantes los consignó en el Juzgado de Andreu; Luis Blasco, Javier López Madrid, Arturo Fernández, Jorge Rábago y Miguel Corsini.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba