Economía

Caixabank propone a los sindicatos reducir su plantilla en 750 empleados para digerir las compras de entidades financieras

Caixabank ha planteado hoy a los sindicatos suprimir 750 empleos en su red en toda España para equilibrar la plantilla tras las adquisiciones de entidades realizadas en los últimos dos años. La entidad bancaria que preside Isidro Fainé busca compensar los “excedentes” de plantilla con los “déficits” en distintas regiones.

CaixaBank cifra el excedente actual de plantilla en 750 empleados
CaixaBank cifra el excedente actual de plantilla en 750 empleados EP

El grupo Caixabank –con sede en Barcelona- ha planteado este lunes a los sindicatos un expediente de regulación de empleo (ERE) para 750 personas con el objetivo de realizar un ajuste territorial de personal, según han informado fuentes sindicales. La entidad financiera no ha concretado su propuesta de medidas para solventar este excedente de plantilla más allá de que son necesarias acciones de movilidad geográfica y modificaciones de las condiciones laborales, pero se ha constituido una mesa de negociación con un periodo de consultas previas que finalizará el 28 de mayo, mientras que el día 29 se abrirá la mesa para negociar el ERE.

Tal y como adelantó Vozpópuliel pasado viernes, Caixabank busca “reequilibrar” su plantilla –que ronda los 33.000 empleados en toda España- en aquellas regiones donde tienen lo que denomina la entidad “excedentes”, sobre todo en las Islas Canarias, la Comunidad de Madrid y en la Comunidad Valencia tras las compras realizadas como la de Banca Cívica, según informaron fuentes de la entidad el pasado viernes a este diario.

Excesiva plantilla en Andalucía, Canarias, Navarra y Burgos

Caixabank tiene actualmente excedentes de personal en Andalucía, Canarias, Navarra y Burgos, territorios de origen de la absorbida Banca Cívica, mientras presenta déficit de personal en Cataluña y Baleares. Fuentes de Caixabank señalaron la semana pasada que harían propuestas "que permitan adaptar la plantilla a las necesidades del negocio en cada territorio y solventar los desequilibrios de personal que se han producido en algunas zonas geográficas".

La intención de la entidad bancaria el mismo día en que formalizó la absorción de Barclays Bank SAU es mantener su política de buscar un acuerdo que evite salidas forzosas de trabajadores. Caixabank da empleo a alrededor de 33.600 empleados, y actualmente tiene en marcha un plan de prejubilaciones a partir de 58 años y nuevas contrataciones para crear 700 puestos de trabajo en 2015, acordado con los sindicatos en julio de 2014.

CCOO reivindica que se debe dar continuidad en los próximos años a los procesos de prejubilaciones y nuevas contrataciones

Por su parte, el sindicato Comisiones Obreras en Cataluña ha reivindicado que se debe dar continuidad en los próximos años a los procesos de prejubilaciones y nuevas contrataciones; que la movilidad debe ser voluntaria y no exceder los 25 kilómetros de distancia; que cualquier ERE debe ser voluntario y servir para acelerar el retorno de personas trasladadas a otros territorios, y que no aceptará medidas de ajuste salarial.

Completada la integración de Barclays Bank SAU

Por otra parte, Caixabank ha completado la integración tecnológica y operativa de Barclays Bank SAU, tan sólo cuatro meses después de cerrar la compra del negocio de banca minorista, gestión de patrimonios y banca corporativa de la entidad británica en España. A partir de ahora, los clientes de Barclays Bank SAU pueden operar con total normalidad en cualquiera de las 5.438 oficinas de Caixabank, a través de sus 9.600 cajeros y de sus canales electrónicos.

Cabe recordar que el pasado 31 de agosto, Barclays Bank, PLC y Caixabank anunciaron que habían alcanzado un acuerdo para la venta de las unidades de negocio de banca minorista, banca privada y banca corporativa de la entidad británica en España. Este anuncio se formalizó el 2 de enero de 2015 con la firma del acuerdo de compra de dichos negocios por parte de CaixaBank.

Tan solo tres meses más tarde, el 30 de marzo, los consejos de administración de Caixabank y de Barclays Bank SAU aprobaron la fusión por absorción y, tras la obtención de la autorización del Ministerio de Economía y Competitividad, la semana pasada fue inscrita la fusión en el Registro Mercantil. La integración operativa y tecnológica, último paso de esta operación, se ha llevado a cabo a lo largo del fin de semana sin incidencia alguna.

Con la incorporación de Barclays Bank SAU, Caixabank refuerza su posición como la entidad líder del mercado español con 14 millones de clientes, 5.438 oficinas y unos activos totales de 355.557 millones de euros. Este proceso permitirá obtener sinergias de alrededor del 48% sobre la base inicial de costes de 2016, lo que refleja la capacidad de CaixaBank para rentabilizar los procesos de consolidación llevados a cabo, según ha informado la entidad que preside Isidro Fainé. La estimación de ahorros de costes brutos en 2016 alcanza los 163 millones de euros.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba