Economía

Caixabank se mantiene firme en su oferta para controlar el banco portugués BPI

La entidad que preside Isidro Fainé no va a dar su brazo a torcer para hacerse con el control de BPI, que el próximo 29 de abril someterá a votación un cambio de estatutos para eliminar la actual limitación del 20% que existe sobre los derechos de voto, una de las condiciones fijadas por Caixabank para seguir adelante con la OPA.

El presidente de CaixaBank, Isidre Fainé (d), y el consejero delegado, Gonzalo Gortázar (i), durante la presentación de resultados del primer trimestre de la entidad
El presidente de CaixaBank, Isidre Fainé (d), y el consejero delegado, Gonzalo Gortázar (i), durante la presentación de resultados del primer trimestre de la entidad EFE

"Los planes de la oferta que lanzamos sobre BPI siguen adelante". Así lo ha confirmado este jueves el consejero delegado de Caixabank, Gonzalo Gortázar, antes de la celebración en Barcelona de la junta de accionistas de la entidad, controlada en un 56% por Criteria, a su vez dirigida por la Fundación bancaria de La Caixa. 

Los planes de la entidad que preside Isidro Fainé para tomar el control de BPI ofreciendo “una oferta muy atractiva para los accionistas del banco portugués" –donde La Caixa está presente desde hace más de veinte años- se han topado con las reticencias del consejo de administración del banco luso de mantener la limitación del 20% de los derechos de voto, que Caixabank quiere eliminar. 

"BPI es un proyecto ilusionante para Caixabank"

"BPI es para Caixabank un proyecto ilusionante y positivo para el cliente y el accionista, a los que ofrecemos una prima del 30% y la posibilidad de generar sinergias importantes. Tendrá la posibilidad de vendernos las acciones en la OPA o de quedarse en un banco que va a ser más rentable", ha explicado Gortázar, en referencia a su intención de mantener el banco cotizando en la Bolsa de Portugal y como una entidad independiente dentro del grupo catalán. 

CaixaBank cree que los accionistas del banco luso serían los principales beneficiarios de esta OPA

La junta general ordinaria de BPI que se celebrará el próximo 29 de abril en Portugal se ha encontrado con un punto del orden del día introducido a última hora por Isabel dos Santos. La propietaria de Santoro Finance pretende de esta manera que los accionistas voten si quieren o no que se elimine de los estatutos la actual limitación del 20% que existe sobre los derechos de voto. 

La posibilidad más factible es que la junta de accionistas de BPI vote en contra. Este hecho es contrario a una de las dos condiciones que impuso CaixaBank para ejecutar la OPA sobre BPI. Además de lograr eliminar el blindaje, el banco condicionó la operación a hacerse con más del 50% del capital. 

Por su parte, CaixaBank ha optado por que la modificación estatutaria se someta a votación en una junta general extraordinaria que pedirá a BPI que convoque una vez se apruebe el folleto de la oferta pública de accionies y todos los accionistas conozcan los detalles de la misma. "Nosotros lo que queremos es mantener la oferta y convocar una junta específica cuando esté toda la información disponible y convocado el folleto", ha señalado Gortázar. 

Y ha añadido: "Si al final la OPA no prospera, estudiaremos todas las opciones, pero consideramos que lo mejor es que salga adelante. Si no es así, veremos qué camino debemos seguir". 

El consejo de administración de BPI vio insuficiente la oferta

El pasado 5 de marzo, el consejo de administración de BPI creyó insuficiente la oferta lanzada por CaixaBank. Al día siguiente, la entidad bancaria con sede en Barcelona respondió al consejo del banco portugués que no subirá el precio de su oferta para hacerse con la entidad, después de que el grupo luso decidiera pedir un incremento de las condiciones de la OPA. 

"Si la opa no prospera tendremos que analizar todas las opciones que tengamos", ha dicho Gortázar

"Caixabank, siempre con el máximo respeto a todas las opiniones de los accionistas de BPI y de su Consejo de Administración, considera que el precio de su oferta es adecuado y que su proyecto es beneficioso para BPI y sus accionistas", señaló entonces el banco con sede en Barcelona en un comunicado remitido a la CNMV. 

El Consejo de Administración de BPI, cuyo principal accionista es Caixabank (44,4% del capital), pidió a la entidad española que elevara la oferta de la OPA por la que pagaría 1,329 euros por acción y solicitó en torno a los dos euros (2,04 euros), según aquel comunicado y sumando las primas de sinergias llegaría la petición hasta los 2,26 euros. 

Por su parte, la segunda mayor accionista, la empresaria Isabel dos Santos, defiende una fusión de BPI con BCP. En este sentido, Caixabank ha señalado que en el actual "contexto no puede entrar a valorar una eventual fusión entre BPI y BCP cuyos términos no han sido todavía propuestos". 

Aun así, Caixabank asegura que seguirá intentando su OPA por el banco portugués. "Caixabank tiene la voluntad y la obligación de continuar con la oferta hasta su finalización. Una vez terminada la oferta, Caixabank valorará su resultado y la situación de BPI con la intención de contribuir a encontrar las mejores alternativas para BPI y sus accionistas", ha concluido Gortázar.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba