Economía

La Junta Directiva de CEOE traslada a Rosell su rotunda oposición a subir los salarios un 1%

El presidente de la CEOE comunica a la cúpula que el alza salarial pactada con los sindicatos para 2015 podría alcanzar el 1%. Pero varias organizaciones contestan que no pueden asumir tales incrementos. Acto seguido, Rosell explica en rueda de prensa que sólo subirá un 0,8 ó 0,9%.

Bajo ningún concepto se puede llegar a una subida de sueldos en 2015 del 1 por ciento. Una parte de la Junta Directiva de CEOE ha trasladado al presidente de la patronal, Juan Rosell, que una subida de los salarios del 1 por ciento en 2015 se antojaría excesiva.

Rosell informó este miércoles a la cúpula de la patronal que podría pactar con los sindicatos un alza salarial de hasta el 1 por ciento en el 2015. Sin embargo, varias organizaciones contestaron de inmediato que ellas no podrían asumir ese nivel de incrementos en un contexto de inflaciones negativas y, por ende, erosión de sus facturaciones.

La mayoría de los que intervinieron defendió el 0,5 por ciento como límite para la negociación. Y algunas patronales incluso expusieron que lo razonable sería un 0 por ciento, pues con un IPC en cotas negativas eso ya suponía un aumento de la capacidad adquisitiva de los trabajadores.

De hecho, sectores como la gran distribución ya habían explicado en reuniones previas que estaban teniendo que bajar mucho precios y, en consecuencia, no podrían soportar incrementos de sueldos sustanciales.

Más de uno pide que no haya una cifra fijada sobre el papel, de forma que cada empresa o sector pueda subir conforme le vaya. Máxime cuando las disparidades en estos momentos son muy grandes. La construcción por ejemplo todavía atraviesa un proceso de recomposición frente a, verbigracia, el automóvil, al que le va mucho mejor.

El presidente de la Comisión de Diálogo Social y hombre de El Corte Inglés, Ignacio de la Mata, pidió que la negociación se centrase más bien en los sectores. Recordó que el sistema está cambiando y que los acuerdos estatales no tienen sentido porque no pueden ofrecer soluciones diferenciadas.

Acto seguido, Rosell acudió a una rueda de prensa en la que defendió el 0,8 ó 0,9 por ciento como tope máximo de incremento salarial en el acuerdo de negociación colectiva, una horquilla que por cierto es la que siempre se ha barajado entre los máximos directivos de la patronal. Los sindicatos en cambio quieren llegar hasta el 1,5 por ciento de subida en 2015 siempre que el crecimiento del PIB supere el 2 por ciento, cota que todas las casas de análisis dan por conseguida.

Sin embargo, Rosell declaró ante la prensa que semejantes claúsulas de salvaguarda o de revisión salarial corresponden al pasado y que no se puede pretender corregir la subida salarial porque se haya registrado un cambio en la inflación al cierre del ejercicio. "Es como si se cambiase el precio de un producto ofertado porque han subido los precios de los suministros. Haremos como en el anterior acuerdo y pactaremos una cláusula que sencillamente no vaya a ocurrir", sentenció el presidente de la CEOE.

"La economía no está para grandes fiestas. Sólo el 35 por ciento de las empresas tiene beneficios", aclaró el presidente de la patronal. Respecto a 2016, Rosell se mostró dispuesto a subir las retribuciones hasta un 1,3 por ciento.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba