Economía

Enfado en CEOE con Rosell: firma un acuerdo que insta alzas salariales mayores que la inflación

El pacto de rentas suscrito este lunes por la patronal incluye una cláusula que garantiza que los sueldos suban más que el IPC. La fórmulación de la frase no ha gustado nada en amplios sectores de CEOE.

El presidente de la CEOE, Joan Rosell.
El presidente de la CEOE, Joan Rosell. EFE

CEOE ha suscrito este lunes con UGT y CCOO un acuerdo salarial que garantiza que los sueldos suban por encima de la inflación entre 2015 y 2016. Aunque no sea obligatoria, la cláusula de garantía del poder adquisitivo ha incendiado a amplios sectores de la patronal. "Los sindicatos nos han metido un gol", apuntan diversas fuentes empresariales.

El Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva que han firmado los agentes sociales recoge alzas salariales de hasta el 1 por ciento en 2015 y de hasta el 1,5 por ciento en 2016. Y a continuación incluye la siguiente cláusula: "Los convenios negociados conforme a las anteriores directrices deberán tener en cuenta que el sumatorio de los salarios de 2015 y 2016 será mayor a la suma de las inflaciones de ambos años, en función proporcional de los salarios inicialmente pactados". Lo cual traducido por varias fuentes de la patronal significa que la CEOE se compromete a elevar los salarios más de lo que suba la inflación, una práctica que con la crisis se consideraba anatema y que algunos daban por erradicada.

"Si algo hemos aprendido de esta crisis es que sólo debemos subir los salarios según la productividad. Pero ahora la dirección de la patronal primero recomienda elevarlos por encima de lo que se espera que repunte el IPC en el conjunto de los dos años. Y por si eso no fuera poco, para colmo introduce de nuevo una cláusula de garantía vinculada a la inflación. Aunque no se espera que los precios repunten más del 2,5 por ciento en la suma de los dos años, ¿qué pasaría si de repente el petróleo vuelve a subir y la inflación se dispara? Imagínense el problemón en muchas empresas teniendo a finales de 2016 que rascarse el bolsillo para otro incremento de sueldos", sostienen varias fuentes de CEOE.

El propio presidente de la CEOE, Juan Rosell, había defendido en innumerables ocasiones que las cláusulas de garantía salarial ya no tenían cabida en un pacto de rentas: "Las empresas nunca cambian los precios a un cliente porque de repente les haya subido la inflación más de lo esperado. Y lo mismo debería ocurrir con los sueldos", ha dicho en más de una ocasión. En una rueda de prensa en la que compareció junto al presidente de Cepyme, incluso insistieron en que como mucho se recogería una recomendación, nunca una obligación.

Sin embargo, ésa no es la opinión de las fuentes consultadas. El texto es muy claro y recoge la fórmula del 'deberán', que le brinda una fuerza más allá de la mera recomendación. "Con ese vocabulario va a ser francamente difícil que los sindicatos reculen y renuncien a esa concesión en las negociaciones", comentan personas familiarizadas con esta materia.

La cosa ha llegado a un punto en el que varios miembros de organizaciones se han quejado abiertamente por esta fórmula. Incluso el presidente de la patronal madrileña y vicepresidente de CEOE, Juan Pablo Lázaro, ha protestado porque se haya adoptado esa disposición. El enfado ha sido todavía más mayúsculo si cabe porque Rosell se negó a enseñar en la última Junta directiva la letra del preacuerdo. "Esto no es lo que nos habían dicho. No coincide en absoluto", comentan.

Ante las acusaciones de haber añadido la cláusula de garantía salarial de la que tanto se abominaba, miembros de la dirección han contestado que ya es demasiado tarde y que en cualquier caso no va a darse una inflación del orden del 2,5 por ciento entre 2015 y 2016. Según diversas fuentes, el propio Rosell respondió que había que firmarlo porque lo reclamaba la sociedad. Además, recordaron que siempre cabe el descuelgue, hecho que no quieren las grandes y medianas empresas para evitarse un conflicto laboral.

Las críticas al acuerdo salarial no se han quedado ahí. El mismísimo jefe de la Oficina Económica de Moncloa, Álvaro Nadal, ha declarado que este pacto salarial "sirve más para la peseta que para el euro" y ha lamentado que no se tenga como referencia la inflación europea a fin de preservar la competitividad. La Comisión Europea también ha indicado en sus recomendaciones que a corto plazo los salarios para algunos sectores y empresas "podrían tener que crecer por debajo de la productividad" con el fin de poder crear empleo.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba