El sector eléctrico y gasista ha trasladado al Gobierno la importancia de controlar esta cartera en Bruselas

Moncloa pugna por la comisaría europea de Energía en dura competencia con Alemania

Si la elección de Jean-Claude Juncker como presidente de la Comisión Europea no salta por los aires el próximo martes por culpa de los socialistas, podrá conocerse ya el reparto de algunas comisarías. El sector eléctrico y gasista se ha movilizado para que España se bata el cobre por la de Energía y el Gobierno está en ello.

Mariano Rajoy y el próximo presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker.
Mariano Rajoy y el próximo presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker. EFE

Arrebatar la cartera de Energía a Alemania va a ser harto difícil, pero fuentes comunitarias no lo ven imposible. Quiere repetir en esta responsabilidad el comisario Günther Oettinger, cuya tarea es calificada de “mediocre” por muchos de sus compañeros de Bruselas y ha levantado no pocas suspicacias entre la diplomacia española. Ante las expectativas de que Jean-Claude Juncker sea elegido sin problemas presidente de la Comisión el próximo martes y no vea oportuno que los distintos países repitan en las mismas comisarías que han tenido asignadas durante la legislatura de José Manuel Durao Barroso, el sector eléctrico y gasista español se ha movilizado y le ha trasladado al Gobierno, en diferentes ámbitos, que la obtención de la cartera de Energía debe convertirse en una prioridad, dadas las posibilidades que tiene España de convertirse en la mejor puerta de entrada de gas a Europa, incluso como alternativa a Rusia, debido a su posición estratégica en este mercado a nivel internacional.

España ya ocupó la cartera de Energía en la etapa de Loyola de Palacio (1999-2004)

Según fuentes gubernamentales, el conflicto en Ucrania ha activado en las últimas semanas las presiones del sector energético español sobre el Ejecutivo en esta misma dirección, al sospechar que la atención pudiera estar centrada en la obtención de otras carteras tampoco menores, como la de Comercio o la de Mercado Interior, sin descartar tampoco la presidencia del Eurogrupo, no permanente, que ya se considera al alcance del ministro Luis de Guindos. En el Gobierno se recuerda que España ya pilotó la comisaría de Energía, junto a la de Transportes, con Loyola de Palacio al frente, entre los años 1999 y 2004, durante los que promovió el primer paquete de liberalización del sector.

Hacia la unión energética

En medios empresariales se acentúa la importancia que tendría para España hacerse con esta responsabilidad, teniendo en cuenta la previsión que hay en la Unión Europea de seguir el modelo financiero y construir una auténtica unión energética que integre las redes de electricidad y gas y forme, de verdad, un mercado único.

El acceso a la cresta del Eurogrupo y el reparto de las carteras circulan por vías diferentes, aunque de ambos asuntos se ocupa personalmente el presidente del Gobierno en hilo directo con Juncker. “Sería un gran éxito para España conseguir Energía, pero para ello Juncker tendría que darle a Alemania una buena compensación, cosa nada fácil”, abundan fuentes del Ejecutivo.

Los socialistas se la pueden jugar a Juncker

De momento, la prioridad es que Juncker salga elegido el martes presidente de la Comisión sin ningún contratiempo y que los socialistas no se desdigan de su pacto ya que en sus filas hay una fuerte división. Los 14 eurodiputados españoles que pertenecen al PSOE han avanzado ya que no votarán a Juncker, al igual que los laboristas británicos o por los populares húngaros. Si todo transcurriera como se espera y no se pone la mesa patas arriba, antes de agosto el Gobierno español tendría que saber ya a qué atenerse.

La presidencia del Mecanismo Único de Resolución, otro puesto clave en el foco de atención

Hay 29 comisarios y como no hay competencias para todos, es probable que algunas carteras se desgajen, entre ellas la de Mercado Interior. De ella saldría una nueva de servicios financieros, sobre la que España también ha colocado la lupa. Al margen de las comisarías y del Eurogrupo, hay otro puesto del que se habla poco y tiene gran importancia, según estas fuentes. Se trata de la presidencia del Mecanismo Único de Resolución, que manejará un fondo para el rescate de los bancos de 55.000 millones de euros. Su responsable tendrá el mismo nivel que el vicepresidente de la Comisión Europea. Por otra parte, Alemania ha prometido a España que la próxima vacante que haya en el BCE será para ella.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba