Economía

Medel condiciona la compra de CEISS a conseguir 1.250 millones por sus preferentes

Unicaja iniciará, en próximas fechas, el proceso de canje de los híbridos de CEISS por acciones del banco malagueño. La operación corre peligro si no se alcanza esta cifra de capital.

Braulio Medel, presidente de Unicaja.
Braulio Medel, presidente de Unicaja.

Parece ser la condición definitiva. Sin embargo, en el proceso de integración de Unicaja y CEISS (el banco de Caja España-Duero) cualquier nueva exigencia se convierte realmente en la penúltima. El Banco de España y el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) confían en cerrar la operación de forma inminente, una vez que Unicaja haya cerrado su oferta de canje de nuevas acciones del banco malagueño a los tenedores de híbridos (preferentes y deuda subordinada) de las antiguas cajas castellanolonesas. Pero Braulio Medel sólo presentará su oferta de compra por CEISS si consigue un mínimo de 1.250 millones de nuevo capital proveniente de los tenedores de híbridos de la entidad castellana.

Medel lleva semanas negociando con el Banco de España y el FROB un blindaje que compense a la entidad malagueña en el caso de que no logre este umbral mínimo por el canje de las nuevas acciones de Unicaja. El banquero sevillano ha solicitado una protección de 200 millones para este fin y no para cubrir posibles fallos judiciales favorables a los tenedores de preferentes, como se había venido barajando en las últimas semanas.

Esta cifra de 1.250 millones es irrenunciable por parte de Medel. Así lo ha transmitido reiteradamente en los contactos mantenidos con el supervisor y el FROB. Las proyecciones financieras a futuro de la entidad fusionada se sustentan en función de esta nueva aportación de capital, según fuentes del sector. "Los números no saldrían con menos capital", explican estas mismas fuentes.

El Gobierno confía en poder cerrar esta operación, que se dilata ya cerca de 24 meses, durante este mes de julio. Sin embargo, Unicaja aún no ha iniciado el proceso de canje de las preferentes y subordinadas de CEISS por nuevas acciones de la caja malagueña, por lo que el acuerdo, en caso de que se concrete finalmente, podría retrasarse hasta septiembre próximo.

Montoro concede a Medel una protección por los créditos fiscales de CEISS, otra de sus exigencias para presentar una oferta por la caja castellanoleonesa

CEISS cuenta con un total de 1.441 millones de euros en productos híbridos en circulación. De ellos, 981 millones corresponden a deuda subordinada y 460 a las preferentes. La mayoría de este volumen de productos financieros están en manos de minoristas. Casi 37.000 clientes poseen 1.010 millones entre subordinadas y preferentes de CEISS. A falta de que Economía confirme la posibilidad abierta por Luis de Guindos de que estos clientes puedan acudir a un proceso de arbitraje como en Bankia, Novagalicia o Catalunya Caixa, estos 37.000 minoristas se encuentran atrapados y sin posibilidad de obtener liquidez.

Medel, sin embargo, sí ha conseguido arrancar de Hacienda una nueva protección en caso de comprar CEISS. Unicaja logrará una compensación por los créditos fiscales de CEISS. En este sentido, Montoro no sólo ha abierto la mano con Medel sino que permitirá esta misma protección a las entidades que se conviertan en nuevos dueños de Catalunya Caixa y Novagalicia.

Hace semanas, Economía permitió a Unicaja quedar cubierto por los vicios ocultos de su ladrillo que aún mantenía CEISS. Medel exigió, y así se le fue concedido, alrededor de 300 millones para cubrir la diferencia que puede surgir en la valoración final de los 3.100 millones en activos inmobiliarios transferidos por CEISS a la Sareb. En este caso, el acuerdo entre las partes está prácticamente cerrado. Los primeros 40 millones del hipotético desvío los asumirá Unicaja, y de ahí y hasta 240, el FROB.

Sólo cuando se acuerden estos dos puntos, Unicaja presentará su oferta formal de compra del grupo castellano-leonés. “El Banco de España no tendrá más remedio que ceder ante Medel. Cualquier otra solución resultará más costosa para el contribuyente”, explican fuentes del sector.

La liquidación de CEISS supondría una millonaria factura de 7.762 millones, según reconoce el FROB en un documento interno al que tuvo acceso Vozpópuli, que sumar a los cerca de 1.200 millones en ayudas públicas que ha recibido la entidad entre FROB 1 y la última inyección de 604 millones en forma de 'cocos'.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba