Economía

Medel logra su EPA: el FROB concede a Unicaja un mínimo de 900 M. por quedarse con CEISS

El fondo de rescate utilizará parte del capital sobrante en la primera quita a preferentistas de CEISS para completar las exigencias de Medel. La oferta de Unicaja implica otra nueva quita del 72% para los antiguos preferentistas de las cajas castellanas.

Braulio Medel, presidente de Unicaja.
Braulio Medel, presidente de Unicaja.

No será un esquema de protección de activos (EPA) al uso. Pero tampoco lo es la solución arrancada por Braulio Medel al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) a cambio de quedarse con CEISS. A diferencia de las ayudas que ha soportado el fondo de rescate para aquellos compradores de entidades nacionalizadas, el compromiso arrancado por Medel no protegerá a Unicaja frente a pérdidas futuras en carteras de activos de CEISS. Pero, al igual que en el resto de subastas, el fondo de rescate inyectará capital a Unicaja para protegerle de la principal amenaza de las cajas castellanoleonesas: el canje de las preferentes.

El FROB se ha comprometido a aportar todo el capital necesario para cubrir los 1.250 millones solicitados por Medel como inyección de capital irrenunciable en el ejercicio de canje de híbridos de CEISS. Sin embargo, en la ecuación de canje ofertada por Unicaja, con quitas del 70%, tanto a los accionistas (los institucionales dueños de las antiguas preferentes y deuda subordinada) como a los minoritarios titulares de los híbridos de CEISS, la recaudación de capital apenas alcanza los 317 millones, siempre y cuando todos los afectados acepten esta oferta de recompra. De esta manera, el FROB tendrá que cubrir un mínimo de 933 millones para cumplir con el aval concedido a Unicaja.

Sin embargo, el FROB cubrirá buena parte de esta cantidad con una bolsa de capital sobrante del primer ejercicio de canje de híbridos en CEISS impuesto por la Comisión Europea como parte de su plan de reestructuración. Así, en la práctica, los titulares de híbridos de CEISS y sus accionistas no sólo sufragarán con una nueva pérdida la operación de venta de las antiguas cajas castellanas, sino que parte de la primera quita sufrida será utilizada por el FROB para compensar a la entidad malagueña.

El primer ejercicio de híbridos supuso importantes pérdidas para accionistas, preferentistas y dueños de subordinada perpetua y con vencimiento de CEISS. El FROB redujo a cero la participación de los accionistas (888 millones de euros) en una operación de acordeón que conllevó una ampliación de capital que valoró estas antiguas acciones en apenas 88,9 millones. En el caso de preferentes y subordinada, la quita impuesta por Bruselas redujo las inversiones de los minoritarios desde los 1.441 millones hasta los 803 millones. Ahora, con la propuesta de Unicaja, estas cifras se reducen hasta los 317 millones.

Los titulares de híbridos de CEISS habrán perdido algo más de 1.200 millones en las dos quitas sufridas para que CEISS acabe integrada en Unicaja

Pese a la importante cifra que tendrá que aportar el FROB, que incluso podría ser de 1.250 millones si ninguno de los afectados a los que va dirigida la oferta solicitasen el canje, el fondo de rescate no se convertirá en ningún caso accionista del nuevo banco surgido tras la operación.

El consejo de Unicaja aprobó el pasado sábado su oferta de compra por Ceiss en la que, básicamente, se plantea una ampliación de capital de 86,25 millones de euros en acciones y una doble emisión de bonos convertibles por un valor total de 230,7 millones de euros para hacerse con un mínimo del 75% del capital social y de los títulos que ostentan los bonistas del banco castellanoleonés.

Por un lado, Unicaja ofrece una de sus acciones por cada 4,1241 acciones de Ceiss, en una oferta dirigida a la totalidad del capital social de Ceiss, compuesto por 355,7 millones de euros en acciones que Unicaja ha valorado en 0,25 céntimos de euro cada una (lo que supone 88,9 millones).

Por otro lado, la propuesta de Unicaja contempla una doble emisión de bonos –unos, necesaria y contingentemente convertibles en acciones, y otros, perpetuos y contingentemente convertibles– por valor de 115,7 millones de euros cada una. Con este capital se pretende canjear los bonos convertibles de los preferentistas de Ceiss, valorados nominalmente en 803,46 millones de euros.En este caso Unicaja ofrece dos de sus bonos –uno necesario y otro perpetuo– por cada 6,9 bonos de Ceiss, lo que supondría que los preferentistas que acepten tendrán que aceptar una quita de casi el 72% de sus valores, según cálculos realizados por este medio.

Los bonos que reciban de Unicaja, eso sí, tendrán una rentabilidad del 6% y del 4% respectivamente hasta el momento de su conversión en acciones. La fecha de vencimiento de los necesariamente convertibles será el 30 de junio de 2016, fecha a partir de la cual se espera que Unicaja afronte su salida a Bolsa.

En caso de aceptar este canje, los preferentistas, según explica Unicaja en un hecho relevante remitido a la CNMV, "deberán renunciar, incondicional e irrevocablemente, en la forma más amplia permitida en Derecho, a cualesquiera reclamaciones o acciones, de cualquier orden o tipo, judiciales o extrajudiciales, presentes o futuras, que pudieran de cualquier modo corresponderles contra Ceiss y/o Unicaja".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba