Economía

El imputado Medel no corre peligro: el BdE no decidirá sobre su inhabilitación hasta que falle Alaya

Pese a que la nueva normativa de honorabilidad bancaria, la misma que supuso la salida de Alfredo Sáenz en el Santander, permite vetar a un consejero si forma parte de una investigación relevante, el supervisor no tomará medida alguna hasta el final del proceso.

Braulio Medel, presidente de Unicaja.
Braulio Medel, presidente de Unicaja. EFE

Un año después del cese de Alfredo Sáenz en el Santander, antes de que el Banco de España decidiera inhabilitarle, otro sonoro banquero vuelve a estar señalado por la Justicia. La reciente imputación de Braulio Medel por parte de la juez Mercedes Alaya, en la instrucción del caso de los ERE en Andalucía, abre la puerta a su inhabilitación como presidente de Unicaja, según la actual normativa sobre honorabilidad bancaria. Sin embargo, el supervisor no tiene intención de tomar ninguna decisión sobre Medel hasta que la juez Alaya emita un fallo. Una decisión que puede demorarse meses, incluso años.

"El caso se encuentra en un momento procesal muy inicial. Hay que ver si se mantiene la imputación al presidente de Unicaja, en primer lugar, después de su declaración. Si es así, hay que dejar que se instruya el proceso antes de tomar cualquier decisión", explican desde el supervisor.

La imputación del presidente de Unicja se conoció el pasado miércoles, en un auto dictado por la juez Alaya. En ese escrito, la titular de juzgado de instrucción número 6 de Sevilla ha citado a declarar a Medel el próximo miércoles, 21 de mayo, a las 12.00 horas en relación con los pagos que la Agencia Idea abonó a los exconcejales socialistas Enrique Rosendo y José María Sayago. El banquero sevillano formaba parte del consejo rector de la Agencia Idea, el organismo de la Junta de Andalucía a través del cual se abonaron las ayudas investigadas en la causa. Además de Medel, el auto de la juez, dado a conocer este miércoles, imputa a otras 25 personas a las que acusa de delitos continuados de prevaricación, malversación y falsedad.

La nueva norma sobre honorabilidad bancaria, aprobada por el Gobierno en abril de 2013, incorpora al marco jurídico español las recomendaciones de la Autoridad Bancaria Europea (EBA por sus siglas en inglés) al respecto, lo que supone ampliar los requisitos actuales y potenciar un control continuo tanto por parte del Banco de España como de las propias entidades.Este real decreto amplía los niveles actuales de exigencia para la idoneidad en el ejercicio de las funciones de consejero, director general y asimilados. En materia de honorabilidad, el supervisor valorará la trayectoria profesional, las condenas por delitos dolosos y la existencia de investigaciones fundadas en relación con delitos económicos.

Precisamente, este último punto posibilita al supervisor tomar una decisión sobre un banquero imputado sin necesidad de que exista condena de por medio. De hecho, el punto c de esta nueva ley explica que "la existencia de investigaciones relevantes y fundadas (como supone la instrucción del sumario del caso de los ERE), tanto en el ámbito penal como administrativo, sobre alguno de los hechos mencionados en el apartado 3.º) de la letra b) anterior" debe servir para ayudar al Banco de España a la hora de hacer su valoración.

Así, el apartado 3 desgrana los delitos que tendrán especial incidencia en la consideración de un candidato para ocupar el sillón en el consejo de un banco o caja. Entre ellos están los delitos contra el patrimonio, blanqueo de capitales, contra el orden socioeconómico y contra la Hacienda Pública y la Seguridad Social (por el que está imputado Medel), o supusiesen infracción de las normas reguladoras del ejercicio de la actividad bancaria, de seguros o del mercado de valores, o de protección de los consumidores.

Pese al contenido normativo, Medel continuará en su cargo en la entidad malagueña a pesar de estar imputado, como sucede con Juan Miguel Villar Mir. Su nombramiento como consejero del Santander se produjo días después de que fuese imputado el caso Bárcenas, a quien se le acusa de ser uno de los empresarios que presuntamente entregaban donaciones irregulares a las arcas del PP.

Villar Mir fue imputado por seis delitos, el pasado 11 de marzo de 2013, después de que el juez Javier Gómez Bermúdez, titular del sumario en el que se investiga el caso Gürtel, admitiera a trámite la querella de Izquierda Unida por los conocidos como papeles de Bárcenas. Un mes y medio después, el 29 de abril pasado, el Santander anunciaba la entrada del presidente de OHL, a quien el juez Ruz mantiene la imputación, como consejero del Santander en sustitución de Manuel Soto. Una decisión dirigida por el propio Botín, que también sentó a Rodrigo Rato, pese a su imputación en el caso Bankia, en uno de los sillones de su consejo asesor internacional.

El Banco de España no puso ningún impedimento al nombramiento de Villar Mir pese a que uno de los artículos de la reciente norma de honorabilidad y profesionalidad que deben cumplir los banqueros, cuya aplicación supuso el cese de Alfredo Sáenz, deja abierto el veto por parte del supervisor. La historia vuelve a repetirse con Medel.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba