El IVA y el IRPF consumen el mayor porcentaje de gasto fiscal para el año que viene

El Gobierno eleva a 40.000 millones los incentivos fiscales para 2015, con menos deducciones para vivienda y pensiones

Hacienda ha programado para el año que viene un aumento de 2.358 millones de euros en beneficios fiscales, lo que eleva este presupuesto a más de 40.000, incorporados en su mayoría al Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) y el IRPF. Desciende el capítulo de las deducciones por compra de vivienda y planes de pensiones.

Cristóbal Montoro
Cristóbal Montoro GTRES

En la clasificación de los incentivos fiscales según políticas de gasto es donde mejor se perciben en los presupuestos del año que viene los objetivos que persigue el Ministerio de Hacienda. El fomento del empleo absorbe 7.541 millones, más del 18% de este gasto, los servicios sociales, 3.377, el  8%, el acceso a la vivienda, 3.334, otro 8%, la sanidad, 2.753, casi el 7%, y la educación, 1.039, casi el 3% del total.

Fomento del empleo y servicios sociales consumirán el grueso de los incentivos fiscales en el ejercicio de 2015

La reforma fiscal tendrá un impacto reducido sobre los gastos fiscales en 2015, su primer año de aplicación. Éstos solo aumentan en 2.358 millones de euros comparados con los de 2014, lo que eleva el presupuesto global de estos incentivos a 40.719 millones de euros. El grueso quedará absorbido por el IVA y por el Impuesto sobre la Renta.

Vivienda y aportaciones a planes de pensiones

Dentro de este último tributo hay dos partidas que tienen un gasto decreciente: el de la compra de vivienda habitual, cuyos beneficios fiscales disminuyen en  104 millones, y el de las aportaciones a planes de pensiones. En este caso, las deducciones bajarán en 85 millones. También se verán reducidas otras partidas como la minoración de la base imponible por tributación conjunta, las deducciones por maternidad y las exenciones de las ganancias patrimoniales por reinversiónenvivienda habitual. Estas medidas se verán compensadas en 2015 con un aumento de los beneficios fiscales en los alquileres de viviendas. Como ya ha ocurrido este ejercicio, las partidas que concentrarán dentro del IRPF mayores desgravaciones seguirán siendo las de los rendimientos de trabajo, compra de vivienda y pensiones. En total, de los 40.719 millones de incentivos fiscales, el IRPF absorberá más de 15.000.

En el IVA quedarán incorporadas deducciones por importe superior a los 18.300 millones, 1.755 más que este año. Estos beneficios procederán de los productos gravados con el tipo reducido del 10% y de los que soportan un tipo superreducido del 4%, como alimentos básicos, medicinas, prensa y libros.

Contra una política fiscal expansiva

El volumen de los beneficios fiscales en el Impuesto de Sociedades rondará los 4.000 millones, el 10% del total presupuestado. De estas deducciones se beneficiarán las empresas de nueva creación y las que inviertan en I+D+i.

Nuevas empresas e inversiones en I+D+i, principales beneficiarios del gasto fiscal en el Impuesto sobre Sociedades

Cristóbal Montoroha defendido estos Presupuestos en el Congreso como la mejor herramienta de la que dispone el Gobierno para seguir corrigiendo los desequilibrios básicos de la economía, teniendo en cuenta que el nivel de deuda de España, que llegará al 100% del PIB el año que viene, no permitiría una política fiscal expansiva como la que están apoyando franceses e italianos a lomos de la crisis que planea sobre la zona euro.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba