Economía

Belén Romana busca acomodo en el negocio de banca privada tras abandonar la Sareb

La ex presidenta no cuenta con ningún tipo de incompatibilidad para dar el salto a una firma de banca privada. En círculos políticos explican su salida a la necesidad de buscar un acomodo ante la incertidumbre política y el futuro de Luis de Guindos, su verdadero mentor.

La ya expresidenta de la Sareb, Belén Romana.
La ya expresidenta de la Sareb, Belén Romana. EFE

Su mandato al frente de la Sareb, el conocido como banco malo, apenas ha llegado a dos años. Un par de intensos ejercicios en los que esta sociedad ha tenido que conocer, ordenar, tasar, empaquetar y, en algunos casos, vender la mayor parte de los activos tóxicos de las entidades rescatadas. Pisos, solares, locales, centros comerciales, hoteles... y créditos por valor de 50.000 millones. "No tiene sentido que cuando ya está ordenada la casa, decida marcharse", esgrimen desde el sector financiero, tras la salida de Belén Romana. Su futuro parece orientarse ahora en el negocio de banca privada, según confirman a este medio varias fuentes. Algunas de ellas aseguran que Romana cuenta ya con una oferta en firme de una firma de banca privada, a la que se incorporará en un plazo de dos o tres meses.

Lo cierto es que la ex presidenta de la Sareb no cuenta con incompatibilidad alguna para poder fichar por una institución financiera. El banco malo se considera una empresa privada ya que el 55% del capital está en manos de la banca privada. El resto es del Estado. La única restricción aparece en el código interno de la sociedad. Este prohibe a cualquier empresa o fondo inmobiliario que fiche algún directivo de la Sareb operar durante seis meses con la Sareb. Precisamente, fuentes de la Sareb aseguran que "no consta que Romana tenga ninguna oferta sobre la mesa" e inciden en la versión oficial de "los asuntos personales".

Su marcha era conocida en un reducido número de personas del consejo y del Ministerio de Economía. Precisamente, su afinidad con Luis de Guindos, quien situó a Romana al frente de la Sareb tras aparecer en las quinielas para gobernador del Banco de España o presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), está detrás de este cambio de rumbo. Diversas fuentes, tanto políticas como financieras, explican que Romana había admitido en su círculo de confianza su preocupación ante la incertidumbre política y su futuro tras la salida de Guindos del ministerio de Economía

El anuncio cogió por sorpresa a la mayoría de consejeros de la Sareb que fueron convocados de urgencia durante el domingo

Sin embargo, fuera de este ámbito ha sido una sorpresa porque los mensajes de Romana transmitían una intención de continuidad en el cargo. De hecho, el anuncio cogió por sorpresa a la mayoría de consejeros de la Sareb, que fueron convocados durante el domingo a un consejo extraordinario que se celebró este lunes. En dicha reunión, los consejeros (en definitiva, todos los bancos salvo BBVA) quisieron mostrar apoyo total a su gestión, además de aprobar el nombramiento de Jaime Echegoyen, actual consejero delegado, como nuevo presidente ejecutivo.

Echegoyen compatibilizará ambos cargos hasta que decida, en los próximos días, si nombra a un nuevo consejero delegado o, por el contrario, decide concentrar en su persona todo el poder de la Sareb. Así parece. De hecho, el puesto de Belén Romana en el consejo de administración será asumido por un responsable público.

Romana no ha tenido siempre sintonía con sus ejecutivos, como se demostró con la salida de su entonces número dos, Walter de Luna, que junto con otros directivos abandonó la Sareb hace poco más de un año. En el sector financiero también se recuerda sus graves discrepancias con el Banco de España. En ocasiones, dejó entrever que no sentía que ese organismo ayudara a la Sareb a salir de atolladero en el que se encontraba porque prepara una circular que, a juicio de Romana, cambiaba las reglas de juego en mitad del partido. La expresidenta de la Sareb se marcha sin conocer el final de ese encuentro tan disputado porque el Banco de España ha retrasado la circular, prevista para finales de 2014, donde deben aparecer normas que pueden obligar a Sareb a realizar fuertes provisiones.

Algunas fuentes inciden en este motivo para interpretar la marcha de Romana de la Sareb. A su juicio, la salud financiera de la sociedad se vería seriamente dañada con el mandato de las provisiones. El banco malo cerró su primer ejercicio completo (2013) con unas pérdidas de 261 millones tras destinar 259 millones a sanear su cartera de préstamos.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba