Economía

Bankinter se borra de la puja por Barclays al no poder optar al negocio de banca privada

La entidad naranja tenía pensado pujar fuerte por la filial española de Barclays para hacerse con su cartera de clientes premium. Sin embargo, la decisión de Londres de subastar únicamente la banca minorista ha desinflado el interés de Bankinter que no continúa en el proceso.

María Dolores Dancausa, consejera delegada de Bankinter.
María Dolores Dancausa, consejera delegada de Bankinter. EFE

Pese a que la puesta en el mercado del negocio español de Barclays generó inicialmente mucho interés, el apetito del sector se ha ido desinflando tras la decisión de Londres de no poner finalmente a la venta su división de banca privada. Esta situación ha provocado que Bankinter haya rebajado tanto su interés por la entidad británica que finalmente no forme parte de la nómina de bancos y fondos que han presentado ofertas no vinculantes, según confirman fuentes del sector. Por contra, BBVA, Sabadell, Popular y Caixabank, además de fondos como Apollo y Centerbridge, continúan en el proceso.

Estas firmas presentaron este jueves sus ofertas no vinculantes por el negocio minorista de Barclays, que engloba un perímetro de activos en el entorno de los 20.000 millones y una red de 262 oficinas. A partir de ahora, la entidad británica, a través de su banco de inversión Barclays Capital, distribuirá entre los interesados el cuaderno de venta con una información más detallada sobre el estado financiero de la filial española. La norma habitual en estos procesos es que las entidades cuenten con un plazo de entre tres y cuatro semanas para estudiar al detalle la entidad, antes de realizar su oferta vinculante.

Caixabank es la entidad más interesada en la operación. La compra de la red de Barclays ayudaría a la entidad catalana a elevar su cuota de mercado, especialmente en Madrid. De hecho, su consejero delegado Juan María Nin ha confirmado, en una entrevista al Wall Street Journal, que su entidad se encuentra ya en conversaciones con Barclays, pero ha precisado que aún debe efectuar un análisis de las hipotecas y otros activos crediticios de la entidad financiera británica.

Lastre hipotecario

Precisamente, la agresiva oferta hipotecaria de Barclays España en los últimos años lastra ahora sus márgenes en un entorno de tipos de interés tan bajos. "No poder optar a adquirir el negocio de banca privada, la gran joya de la corona de Barclays, ha reducido mucho el interés. Al final, tras cuatro años de reestructuración, no resulta muy útil adquirir una red, que mayoritariamente habrá que cerrar por las duplicidades y aporta hipotecas que no dejan negocio", explican varias fuentes del sector.

Sin embargo, los interesados son conscientes de que, a diferencia de lo que viene ocurriendo con la venta de las entidades nacionalizadas, el ganador tendrá que efectuar un desembolso económico.

Estos activos de 20.000 millones equivaldrían únicamente al negocio minorista de Barclays, denominado Retail and Business Banking (RBB), lo que implica que la operación de venta excluye los negocios de banca privada, banca de inversión, banca corporativa y tarjetas (Barclaycard).

La división retail registró unas pérdidas de 202 millones antes de impuestos en 2013, como consecuencia principalmente de los recortes iniciados el año pasado –que preveían la salida de 890 profesionales y el cierre de 160 oficinas– y de la reclasificación de las refinanciaciones ordenada por el Banco de España. Así, el margen bruto, de 432 millones, no fue suficiente para compensar los gastos generales de 497 millones y las pérdidas por deterioro de 137 millones.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba