Economía

Bankinter se prepara para comprar bancas privadas y carteras de préstamos de cajas

La entidad que preside Pedro Guerrero no descarta alguna adquisición de estos trozos de las antiguas cajas para complementar su plan estratégico hacia el segmento de banca privada. Barclays le ha ofrecido, como a otras entidades, su división premium.

María Dolores Dancausa, consejera delegada de Bankinter.
María Dolores Dancausa, consejera delegada de Bankinter.

Bankinter quiere apuntalar su proyecto de banca privada, el nuevo giro a la entidad iniciado por Alfonso Botín desde principios de año, mediante el crecimiento inorgánico. La entidad que preside Pedro Guerrero no descarta adquirir el negocio de banca privada de alguna de las antiguas cajas y, en paralelo, determinadas carteras de préstamos de empresas pertenecientes a aquellas entidades, según confirman fuentes del sector.

Al banco naranja, que todavía no ha efectuado ninguna compra en el actual proceso de reestructuración financiera, ya le ha llegado algún ofrecimiento de alguna de estas entidades y de otras, como Barclays, que se encuentran de retirada en España. De hecho, el banco británico ha iniciado contactos con varias entidades españolas para proponerles la venta de su división de banca privada. "La verdadera banca privada de Barclays se sigue gestionando desde Londres. Lo que está a la venta en España es su segmento premium y bastante negocio retail", explican desde un par de entidades que han recibido la llamada de Barclays.

La apuesta de Bankinter por la banca privada, el único sector que mantiene buenos números en la dura caída del negocio bancario, es definitiva. La entidad estima que el mercado potencial para este negocio en España comprende unos 135.000 clientes y 200.000 millones de euros de patrimonio, de los cuales Bankinter gestiona actualmente una cuota del 6%, un porcentaje muy superior al que le correspondería en relación con su tamaño, siendo objetivo del banco ampliar este porcentaje hasta el 8% en los próximos dos años.

La entidad continúa fortaleciendo su plantilla de gestores de banca privada con directivos provenientes de Bankia, Caixabank o Santander

La intención del sobrino de Emilio Botín es reconvertir la mayor parte de banca comercial en gestores de banca privada con la intención de adelantarse al resto de competidores en el único segmento que generará negocio en el medio plazo. "Alfonso (Botín) no tiene ninguna prisa. Quiere empezar de cero pero con ideas nuevas para convertirse en referencia de la banca privada", aseguran estas fuentes.

Para ello, ya anunció el pasado diciembre una remodelación de su negocio de banca privada, que hasta ahora estaba dividido en tres segmentos (banca personal; banca privada y finanzas personales). A partir de ahora, la segmentación se reducirá a dos grandes grupos: banca privada, para clientes con activos de más de un millónes de euros y banca personal, para clientes con activos a partir de 75.000 y hasta un millón.

La reorientación de Bankinter hacia el segmento premium se demuestra con la adquisición, a finales del pasado año, de una ficha bancaria en Luxemburgo, país que se considera el centro neurálgico de la banca privada en Europa. Precisamente esta plataforma está permitiendo a la entidad naranja contar ya con una velocidad de crucero para cumplir con sus objetivos de este nuevo giro estratégico.

En paralelo, el banco presidido por Pedro Guerrero continúa fortaleciendo su plantilla de gestores de banca privada con directivos provenientes de Bankia, Caixabank o Santander, principalmente.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba