Economía

Bankinter reconoce que existen 150.000 viviendas invendibles construidas durante el boom

El banco reconoce que ese volumen de pisos se construyó en promociones muy alejadas de las grandes ciudades, zonas de costa con nulo atractivo turístico y poblaciones fantasma. No ve incrementos de precio hasta 2015.

Imagen de una promoción en Seseña, Toledo.
Imagen de una promoción en Seseña, Toledo.

En medio de las primeras cifras sobre la recuperación del precio de la vivienda en Madrid y Barcelona, Bankinter se muestra más cauto sobre la salida del empacho de ladrillo. Incluso pesimista en cuanto a la evacuación del stock de viviendas. El banco naranja cifra en 740.000 pisos la bolsa de inmuebles en el mercado a final de 2013. "Un stock que no se consumirá nunca", reconoce Bankinter, en buena medida por la falta de racionalidad ejercida duranta la época del boom inmobiliario.

El banco reconoce en su estudio 'El mercado inmobiliario residencial en España' que existen actualmente en España un total de 150.000 viviendas invendibles desarrolladas durante los años en los que se alimentaba la burbuja del ladrillo. "Todas ellas se construyeron en promociones muy alejadas de las grandes ciudades, en zonas de costa con nulo atractivo turístico y en poblaciones fantasma que carecen de servicios básicos", razona el documento.

La mayoría de estos activos se encuentran actualmente en los balances de los bancos y de la Sareb. Y son precisamente sobre estos activos donde las instituciones financieras están desarrollando mayores descuentos ante su difícil salida debido a sus complicados emplazamientos y la sostenida caída de la demanda de viviendas frente a los picos máximos del boom.

"La demanda de vivienda nueva no volverá a alcanzar las 400.000 casas que se vendieron en 2006 y 2007", sostiene Bankinter. De hecho, entre vivienda nueva y usada, la demanda en este 2013 se sitúa en el entorno de los 300.000 pisos anuales, de los cuales 130.000 viviendas serían nuevas, mínimo histórico en España. "La caída de la población y el limitado volumen de crédito hipotecario harán que el repunte de las ventas sea modesto, situándose en el rango 300.000-320.000 en 2014, para aumentar en 2015 hasta una horquilla de 350.000-370.000 viviendas", explica el banco en su estudio. "De este volumen total de transacciones de viviendas, estimamos que corresponderán a vivienda nuevas unas 130.000 en 2014 y 160.000 en 2015", sostiene.

Para Bankinter, la estabilización de los precios, el renovado interés de los inversores institucionales en España y la escasez de oferta en las grandes ciudades anticipan que los precios comenzarán a repuntar en determinadas localizaciones en 2014 y de forma más generalizada en 2015, "por lo que el momento de comenzar a posicionarse en el mercado inmobiliario es cada vez más cercano".

Por lo tanto, estima que el sector inmobiliario español volverá a ser en los próximos meses una oportunidad de inversión interesante, siempre que la selección de activos se realice de forma rigurosa y el plazo de maduración de la inversión contemple un mínimo de cinco años.

El informe, elaborado por el analista Jesús Amador, destaca que "el mercado inmobiliario español está despertando un creciente interés por parte de los inversores internacionales, a pesar de que las ventas de vivienda siguen descendiendo, la actividad promotora es prácticamente inexistente y los precios continúan ajustándose a la baja".

La promoción se reactivará en 2016

La secuencia que debería vivir el mercado de la vivienda sería de estabilización en 2014, recuperación más sensible de la demanda y los precios en 2015 por la mejora del ciclo económico y reactivación de la promoción en 2016, una vez que el stock actual se haya reducido.

"En definitiva, el sector inmobiliario se encuentra en un punto de inflexión y volverá a ser a una oportunidad de inversión atractiva a lo largo de 2014, siempre que se tenga en cuenta que una inversión inmobiliaria debe contemplar un horizonte temporal entre 5 y 10 años" incide.

En cuanto a los precios, Bankinter retrasa hasta 2015 la subidas sostenidas de precios a nivel general. "La mayor demanda y la recuperación económica contribuyan a que los precios registren los primeros incrementos interanuales de los últimos siete años", explica el servicio de análisis del banco. Las razones que justifican esta expectativa de medio plazo son los incrementos de precio en las zonas prime, el hecho de que el ritmo de caída de los precios se ha desacelerado en los últimos trimestres y el mayor interés por parte de inversores profesionales.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba