INSTRUCCIÓN DEL CASO BANKIA

Los peritos acusan a Bankia de no facilitarles toda la información sobre los créditos dañados

Los expertos del Banco de España argumentan al unísono las incoherencias con las que el FROB pretendía desmontar sus informes. El banco presidido por Goirigolzarri asegura que se les remitió a los peritos datos de cada uno de los préstamos dañados. Los dos técnicos se mostraron firmes ante el bombardeo de preguntas del fondo de rescate.

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri.
El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri. EFE

La segunda jornada de la declaración de los peritos Víctor Sánchez y Antonio Busquets volvió a mostrar la unidad entre los dos técnicos del Banco de España que colaboran con el juez Fernando Andreu en la instrucción del caso Bankia. Ambos peritos acusaron a la entidad presidida por José Ignacio Goirigolzarri de no proporcionar toda la información requerida para la elaboración de sus informes, según confirman fuentes judiciales presentes en la declaración.  

Sánchez y Busquets incidieron en este hecho ante las preguntas, primero, del abogado del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), y, posteriormente, del letrado que representaba la acusación de Banco Financiero y de Ahorros (BFA), matriz de Bankia. Ambos letrados intentaron mostrar las contradicciones entre los informes de ambos peritos. Sin embargo, éstos explicaron que las diferencias se motivan en que Bankia no proporcionó toda la información requerida sobre las carteras de préstamos y la reclasificación en préstamos dudosos y morosos que se efectuó en mayo de 2012, una vez con Goirigolzarri al frente de la entidad en sustitución de Rodrigo Rato. Además, confirman que las diferencias entre los dos informes se deben al diferente cómputo temporal de los saneamientos pero que el resultado es idéntico. 

Así, los peritos criticaron en sus informes que el equipo presidido por José Ignacio Goirigolzarri reclasificara de situación normal a subestándar un total de 13.244 millones en créditos ligados al ladrillo que debieron etiquetarse directamente como dudosos. Por esta situación, los técnicos llegaron a asegurar que Goirigolzarri había maquillado las cuentas de 2011. Una acusación que rebajaron en su declaración de este martes ante las preguntas del letrado de BFA. De hecho, explicaron, según fuentes jurídicas, que sólo mantienen diferencias técnicas con las reclasificaciones efectuadas por Goirigolzarri (además del tema de los créditos, la irrecuperabilidad de todos los activos fiscales diferidos), pero que éstas no implican que las cuentas reformuladas sean incorrectas. 

El magistrado llegó a asegurar que "Bankia está imputada y puede colaborar o no. Y en este caso no ha colaborado"

La discusión entre los peritos y el abogado Rafael García, del despacho Uría Menéndez, que ejerce la representación de BFA, matriz de Bankia, sobre el asunto de la colaboración de la entidad centró buena parte del interrogatorio. Ante la gran cantidad de preguntas sobre este tema, tuvo que intervenir el mismo juez Fernando Andreu para zanjar esta polémica. El magistrado llegó a asegurar, según una fuente presente en los interrogatorios, que "Bankia está imputada y puede colaborar o no. Y en este caso no ha colaborado".

La entidad, sin embargo, niega la mayor. "Los peritos recibieron toda la información que solicitaron, que fue ingente", aseguran fuentes de Bankia. "El único punto que no se pudo contestar", continúan, "es el que solicitaron al grupo que señalasen en el inventario las debilidades que motivaron la reclasificación de cada riesgo y/o incremento de provisión".

La entidad reconoce que no se pudo hacer por la sencilla razón de que no hay una motivación individual que lleve a incrementar la provisión de cada préstamo, sino una política general de reclasificación de determinadas carteras de crédito, cuya motivación sí se les mando a los peritos. Según la entidad, esta situación cumple con lo establecido en la Circular 4/2004 (anejo IX). "Los créditos subestándar se califican por carteras, como pide el Banco de España", confirman fuentes de la entidad nacionalizada. 

Los dos peritos solicitaron al grupo BFA-Bankia, el pasado 6 de marzo de 2014, un listado de 32 páginas en el que se recababa información de todo tipo de operaciones crediticias, contratos con proveedores y situación de participadas. Precisamente, en el punto 10 de dicho requerimiento, se explica que los peritos solicitaron un inventario, a 31 de diciembre de 2011, sobre los riesgos refinanciados/reestructurados o no reestructurados/refinanciados normales clasificados a subestándar del sector promoción y construcción inmobiliaria que se ajustaron en la reformulación de las cuentas de mayo de 2012, por parte del nuevo equipo gestor.

Precisamente, la queja de los peritos proviene de la respuesta a dicha solicitud. A su juicio, a Bankia no sólo se les pidió registros generales sino también información de otros criterios sobre la reclasificación de los préstamos relacionados con el ladrillo. Ante la pregunta a los peritos de por qué no volvieron a solicitar de nuevo esta información, tanto Sánchez como Busquets explicaron que "Bankia había tardado mucho en contestar (9 de mayo, apenas dos meses) y de haberlo hecho se podía haber alargado durante años".

Acusaciones del FROB

Los abogados del FROB quisieron mostrar incoherencias entre los informes de ambos peritos asegurando que éstos habrían realizado extrapolaciones estadísticas sin tomar muestras suficientes. Los peritos se mostraron rotundos ante la acusación del FROB de que en los informes no se había contabilizado la provisión genérica (una hucha para cubrir determinados agujeros) del grupo BFA-Bankia para realizar sus cálculos. Tanto Busquets como Sánchez reiteraron que no se podía computar la genérica por dos motivos. En primer lugar, porque ya se había utilizado y esa bolsa carecía de fondos. En segundo lugar, porque este tipo de provisión sólo puede utilizarse para cubrir riesgos contingentes y cobertura de instrumentos de deuda. En ningún caso, esta provisión puede utilizarse para cubrir deterioro de activos o participadas. 

Los peritos sí reconocieron, sin embargo, un error en sus informes, relativo a la remuneración de los consejeros. Antonio Busquets explicó en su documento los tres consejeros que perciben retribución no deben percibir dietas por valor de 1,4, mientras que los consejeros que perciben dietas no deben percibir compensaciones de representación en otros consejos ni aportaciones a pensiones, lo que puede indicar que se cobraron indebidamente un total de 2,8 millones. En total, 4,3 millones. Los peritos reconocieron que "nunca tuvieron un desglose mensual y dieron por hecho de que se produjo simultaneidad". Tras admitir el error, el abogado de BFA anunció que enviará a Andreu un informe aclarando la situación.

Las declaraciones continuarán este miércoles. Abrirá el turno de los interrogatorios el abogado de Bankia.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba