RECLAMAN LA RESPONSABILIDAD SUBSIDIARIA DEL MINISTERIO DE ECONOMÍA

Los accionistas de Bankia reclaman al BdE, CNMV y FROB hasta 4.000 millones de euros por una “supervisión deficiente”

Más de 1.200 accionistas reclaman a los reguladores una responsabilidad patrimonial por "incumplir los estándares de supervisión prudencial". Aseguran que el Banco de España avaló con sus tests de stress la salida a bolsa de Bankia cuando ya había un desfase patrimonial que el auditor cifraba en 3.500 millones. Desde la salida a bolsa, la entidad ha perdido el 88% de su valor. Los abogados reclaman una compensación por esas pérdidas.

Los accionistas de Bankia reclaman compensaciones por la salida a bolsa
Los accionistas de Bankia reclaman compensaciones por la salida a bolsa EFE

Los accionistas que compraron acciones de Bankia cuando la entidad salió a bolsa ultiman una reclamación por responsabilidad patrimonial contra el Banco de España, la CNMV y el FROB a los que reclaman entre 2.500 y 4.000 millones de euros por “supervisión deficiente”. Unos 1.200 accionistas acusan a los reguladores de “incumplir los estándares de supervisión prudencial” y de actuar de forma “manifiestamente imprudente” al avalar la salida a bolsa de Bankia cuando la entidad tenía en sus cuentas un agujero de más de 23.500 millones de euros. Reclaman que se les compense por unas pérdidas que, según argumentan, no se derivan de la cotización en bolsa sino de la mala supervisión.

Los accionistas acusan a los reguladores de “incumplir los estándares de supervisión prudencial”

Según la reclamación que ultima el bufete de Cremades & Calvo Sotelo, los reguladores avalaron con sus tests de stress la solidez financiera de una caja de ahorros de la que dijeron que “no corría riesgos ni en el escenario más adverso”. Esos exámenes contrastaban con las cuentas de los auditores que ya reconocían entonces 3.000 millones de desfase patrimonial que ya habría sido comunicado al regulador. La reclamación será presentada ante el Banco de España a mediados de febrero para intentar que se haga un análisis de conjunto único. Si, como es previsible, el banco central desestima esa vía administrativa, los accionistas llevarán la demanda a la Audiencia Nacional, reclamando la responsabilidad subsidiaria del Ministerio de Economía.

La reclamación afecta no sólo a la actuación previa a la salida a bolsa del Banco de España y la CNMV. También se dirige contra quien decidió la solución posterior una vez detectado el agujero en las cuentas de Bankia, el FROB (Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria), al que se acusa de usar una “potestad coactiva irresistible” –según el texto de esa demanda—para aprobar una ampliación de capital que impuso pérdidas de hasta el 97% de sus títulos a unos accionistas que jamás hubieran respaldado esa medida en una Junta de Accionistas. “Se trata de una confiscación regulatoria que debiera haberse sufragado con el sistema impositivo ya que si el riesgo es sistémico no pueden pagarlo los accionistas de la entidad”.

Una reclamación que puede alcanzar los 4.000 millones

La reclamación exige que se devuelva a los accionistas la diferencia entre el precio al que pagaron en la salida a bolsa (3,75 euros) y la cotización que tengan las acciones en el momento del fallo.  La pérdida de valor ha sido, por tanto, del 98%. Eso implica una diferencia de entre 2.500 y 4.000 millones de euros, según estiman fuentes de la causa. Los títulos de Bankia cotizan hoy a 1,30 euros, después de haber agrupado su valor en un contra-split que multiplicó por 100 su precio.

Es la primera vez que se reclaman responsabilidades económicas no al emisor de unas acciones sino al supervisor, puesto que el Banco de España es una personalidad jurídica propia e independiente, al igual que la CNMV o el FROB, este último dependiente del Ministerio de Economía y al que acusan de realizar una “confiscación regulatoria”. 

El perfil del demandante: ahorrador de edad avanzada

Más de 1.200 accionistas de Bankia están tras una serie de demandas en las que el perfil del inversor más común es el de una persona de avanzada edad, ya jubilado o a punto de alcanzar la jubilación, con una inversión media de entre 30.000 y 60.000 euros. Sin embargo, entre los perjudicados hay incluso empleadas de la limpieza de la antigua caja de ahorros que invirtieron su dinero en la salida a bolsa por indicación de los responsables del banco.

Igualmente, más de 20 empresas que depositaron su tesorería en la salida a bolsa de Bankia se han embarcado también en ese procedimiento que suma ya más de 300 folios.  


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba