Economía

El saqueo de las cajas convierte al BdE en ‘policía judicial’: entrega 1.078 informes a la Justicia en 2013

Es la primera vez que el supervisor detalla su grado de implicación con la Justicia desde que se conoce el agujero en las cajas de ahorros gestado por la labor de sus antiguos directivos. Estos informes han contribuido a sostener la decisión de los jueces de mantener a una nómina de cerca de 200 ex cajeros imputados.

Luis Linde, gobernador del Banco de España.
Luis Linde, gobernador del Banco de España. EFE

La judicialización del saqueo en las cajas de ahorro por parte de sus antiguos gestores ha convertido al Banco de España, durante el pasado ejercicio, en el mayor colaborador de la Justicia. Las institución presidida por Luis María Linde atendió, a lo largo de 2013, un total de 1.078 peticiones de información y colaboración procedentes de juzgados y tribunales de todos los órdenes jurisdiccionales, según explica en su informe anual. Es la primera vez que el Banco de España detalla su grado de colaboración con la Justicia desde que se destapó el agujero en las antiguas cajas.

El supervisor explica que ha trasladado a la Fiscalía información relativa a actuaciones y operaciones que presentaban indicios “de trascendencia penal”, obtenida con ocasión de su actividad supervisora, respecto de dos entidades de crédito, que no detalla.

En su colaboración con la Justicia, el Banco de España ha aportado peritos en un total de ocho procedimientos penales contra entidades supervisadas y/o sus administradores. Además, en cinco ocasiones, el supervisor ha elaborado informes y trasladado información a petición de la Fiscalía.

“Se han atendido treinta solicitudes de informe y remisión de documentación procedentes de distintos juzgados centrales de instrucción de la Audiencia Nacional y otros juzgados de instrucción”, continúa el informe, “en el marco de distintas diligencias penales seguidas por la actuación de entidades de crédito y/o sus administradores”.

Esta apertura a los diferentes juzgados de documentos confidenciales, como actas de inspección o documentación relativa a las retribuciones, se ha producido ante el incesante goteo de antiguos directivos de cajas de ahorros señalados por la Justicia. En la actualidad hay cerca de 200 ex banqueros imputados y 20 entidades investigadas.

La antigua cúpula de Caja Duero ha sido la última en entrar en el club de los banqueros imputados. El titular del juzgado 52 de Madrid ha decidido acusar a los antiguos vicepresidentes Víctor Pedraz y Gerardo Pastor, así como a los ex consejeros Isaías García Monge y Juan Antonio Martín Mesonero, de presunta "administración desleal”. Los tres ex directivos prestarán declaración a lo largo del mes de julio.

Estas nuevas imputaciones se conocieron la pasada semana, pocos días después de que cuatro ex altos cargos de Caixa Penedès se convirtieron en los primeros banqueros condenados por la Justicia por haber percibido de forma ilegal unas jubilaciones millonarias cuando abandonaron sus cargos. Estos ex directivos pactaron sortear la cárcel a cambio de devolver 28,6 millones.

Incremento de su labor supervisora

Pero el Banco de España no sólo ha multiplicado su colaboración con la Justicia, sino que también ha elevado considerablemente su labor de supervisión frente a los últimos ejercicios. El número de actuaciones supervisoras alcanzó una cifra de 452 en 2013, frente a las 306 de 2012 y las 209 de 2012. A cierre de 2013, aún se encontraban pendientes de cierre o en curso un total de 96 procesos. Estas actuaciones supervisoras se distribuyen entre las tradicionales visitas de inspección (in situ) a las entidades y las actuaciones de seguimiento continuados, en muchos casos con presencia permanente en la entidad.

Además, el supervisor bancario realizó otros 753 trabajos relacionados con las entidades de crédito, entre los que se incluyen la verificación de las políticas contables en materia de refinanciaciones y reestructuraciones de créditos, la revisiones de los informes de auditoría o el seguimiento de los niveles de capital y liquidez de las entidades.

Tras las actuaciones supervisoras, detalla el informe del supervisor, se formularon 134 requerimientos a entidades relativos, en su mayoría, a riesgo de crédito y a políticas de gestión y control interno. En 2012, el número de requerimientos se situó en 111, por 66 de 2012. Todo ello ha provocado que el Banco de España haya incoado seis expedientes sancionadores a lo largo de 2013.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba